Precios de coches nuevos

El nuevo Skoda Octavia de 2020 contará con versiones microhíbridas, híbridas enchufables y de GNC (Gas Natural Comprimido)

Subscribirse
El nuevo Skoda Octavia de 2020, en su versión familiar y todavía con camuflaje.
El nuevo Skoda Octavia de 2020, en su versión familiar y todavía con camuflaje.

En cuestión de unos días, el próximo 11 de noviembre, tiene lugar la presentación del nuevo Skoda Octavia 2020, la cuarta generación de este modelo de éxito que llega a los concesionarios a lo largo del próximo año.

Se trata de un nuevo Octavia mucho más completo y tecnológico. Para empezar, la gama de motores estará formada por versiones de gasolina y diésel, pero también por variantes microhíbridas, híbridas enchufables y de GNC (Gas Natural Comprimido).

Comenzando por los diésel, este nuevo Skoda Octavia estrenará una nueva generación de motores de gasóleo con potencias de entre 115 y 200 caballos que emiten hasta un 80% menos de óxidos de nitrógeno (NOx), pero además la firma checa la ofrecerá en variantes híbrida enchufable y de gas natural comprimido (GNC).

Además, también podrá ofrecer variantes híbridas enchufables convirtiéndose en el siguiente modelo híbrido enchufable de Skoda tras el Superb. Este nuevo Octavia PHEV está disponible con un motor de gasolina 1.4 litros TSI y un propulsor eléctrico, y con dos variantes de potencia: 204 y 245 caballos. Ambas estarán asociadas a una caja automática DSG de seis velocidades.

Nuevo Skoda Octavia de 2020.

Además, se ofertará con tres nuevos motores diésel con potencias de entre 115 y 200 caballos de potencia. Cada unidad tiene 2.0 litros de cilindrada y pertenece a la nueva generación de motores EVO, equipados con la siguiente etapa del desarrollo del sistema de tratamiento de gases de escape SCR y que, según la marca, emiten un 80% menos de NOx.

Estos motores diésel son los mismos que incorpora el Golf de octava generación y que, por tanto, dicen adiós al 1.6 TDI.

Skoda también pondrá a la venta el nuevo Octavia con un propulsor de GNC, que emite un 25% menos de dióxido de carbono (CO2) en comparación con un modelo de gasolina, así como «significativamente» menos de NOx y ninguna partícula de hollín.

El modelo también incluye, por primera vez, faros delanteros Matrix LED (en la versión tope de gama) y ‘head-up display’. También ha sido mejorado el cuadro de instrumentos digital con una pantalla de diez pulgadas, adicional a la del cuadro central (también de diez pulgadas).

Asimismo, introducirá varios sistemas de ayuda a la conducción, como, por ejemplo, el asistente de prevención de colisión o la alerta de salida. Por su parte, los nuevos sistemas de infoentretenimiento ofrecen servicios de ‘streaming’ opcionales para radio y televisión, así como conexión sin cable para ‘smartphones’ mediante tecnología inalámbrica SmartLink+.

En el momento del lanzamiento al mercado estará disponible con los niveles de acabado Active, Ambition y Stile. En 2020, se añadirán a la gama las variantes Scout y RS.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.