Porsche 911 Cabriolet 2019

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,5/1,9/1,3 metros
Maletero
132 l.

A favor

Nueva generación, nueva plataforma, motores potentes y más eficientes, más tecnología

En contra

Su precio es muy elevado, las plazas traseras son muy pequeñas

En el mes de marzo de 2019 Porsche pondrá a la venta el nuevo Porsche 911 Cabriolet 2019. Se trata de la variante descapotable basada en el Porsche 911 de octava generación que también está a la venta desde 2019.

Este nuevo Porsche 911 Cabriolet 2019, que mantiene su configuración de descapotable 2+2 con techo de lona y luneta trasera integrada, estará a la venta con dos versiones: 911 Carrera S Cabriolet (con un precio de 154.395 euros) y 911 Carrera 4S Cabriolet (163.355 euros).

Se trata de 16.290 euros más que la variante Coupé del 911 que también está disponible con las versiones Carrera S Coupé y Carrera 4S Coupé.

La variante descapotable del 911 es una tradición en Porsche, desde que se pusiera a la venta el primer 911 Cabriolet en 1982.

Para esta nueva generación, que sustituye al 911 Cabriolet lanzado en 2012 y renovado en 2016, Porsche ha introducido novedades importantes como por ejemplo la incorporación de nuevos elementos hidráulicos que permiten que la apertura y cierre del techo se realice de forma más rápida.

La capota se abre en 12 segundos hasta 50 km/h

Otros elementos característicos de este modelo es la incorporación de elementos con superficie de magnesio en la estructura del techo para evitar que el techo se hinche (como si fuera un globo) cuando se circula a alta velocidad.

Esta capota, a su vez, se puede abrir y cerrar hasta una velocidad máxima de 50 km/h y en un tiempo de 12 segundos. Asimismo, cuenta con un deflector de viento extensible de forma eléctrica que protege la nuca del aire.

Otros elementos que diferencian al nuevo 911 Cabriolet es la incorporación de una nueva plataforma modular, que ofrece una mejor resistencia a la torsión. Asimismo, al menos en el Coupé, esta nueva plataforma permitirá albergar un sistema de baterías y motores eléctricos.

Motor de seis cilindros y 450 CV

En cuanto a la gama de motores, por el momento Porsche sólo ha desvelado información del Carrera S, que estará disponible con tracción trasera y con tracción integral como 4S.

Se trata de un motor bóxer de seis cilindros, tres litros de cilindrada (2.981 centímetros cúbicos) y una potencia de 450 CV a 6.500 revoluciones, con un par de 530 Nm. disponible entre las 2.300 y las 5.000 revoluciones. El cambio PDK es una transmisión de doble embrague y ocho marchas de nuevo desarrollo.

Este nuevo motor rinde alrededor de 30 CV y 30 Nm más que los de la anterior generación. Esto hace que las cifras de aceleración mejoren.

Con este motor el Carrera S logra una velocidad máxima de 306 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

La versión 911 Carrera 4S Cabriolet prácticamente es idéntica en materia de prestaciones. Su velocidad máxima es de 304 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.

Más novedades

Otra de las novedades que incorpora este Porsche 911 Cabriolet es que por primera vez está disponible el chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM).

Además, los muelles que se emplean son más cortos y duros, las barras estabilizadoras delantera y trasera más rígida y, en conjunto, la altura del chasis respecto al suelo se reduce en diez milímetros. Estos ajustes hacen que el 911 tenga un comportamiento más neutro en carretera y un mejor reparto de pesos.

Otras características propias es que cuenta con un aspecto más ancho y más musculoso que el de su predecesor. Esto se debe a que los pasos de rueda son más anchos, para alojar a las llantas de 20 pulgadas del tren delantero y a las de 21 del trasero.

Asimismo, las versiones de tracción trasera ahora disponen de la misma anchura de carrocería que las de los modelos actuales de tracción integral. El eje posterior es 44 milímetros más largo. El frontal, 45 mm más ancho, recupera una característica de las primeras generaciones del 911: un capó que se alarga hasta el final y con una parte rebajada delante del parabrisas. Ambos elementos hacen que la parte frontal del vehículo sea más larga y le confieren un aspecto más dinámico.

‘Modo wet’

Otra novedad es la incorporación de un ‘modo wet’ dentro del equipamiento de serie. Se trata de una función que detecta el agua en la carretera y lo que hace es preparar los sistemas de control para esas condiciones incluso alertando al conductor.

A ello se suman otros sistemas de seguridad como el dispositivo de aviso y asistencia de frenado que detecta el riesgo de colisión con vehículos y peatones y ciclistas e inicia una frenada de emergencia, si es necesario.

Otros elementos disponibles son la cámara trasera que ayuda en las maniobras de aparcamiento y el asistente de visión nocturna con cámara térmica.

A favor

Nueva generación, nueva plataforma, motores potentes y más eficientes, más tecnología

En contra

Su precio es muy elevado, las plazas traseras son muy pequeñas