El nuevo Peugeot 2008 de 2020, que contará con una versión eléctrica, se fabricará en España, en la planta de Vigo

Subscribirse
Prototipo que anticipa el próximo Peugeot 2008.

El próximo Peugeot 2008, el SUV urbano de la marca francesa, será español. Así lo ha confirmado Hélène Bouteleau, directora de Peugeot España y Portugal, en declaraciones exclusivas a Cocheando durante la presentación internacional del nuevo Peugeot 508 SW en Lisboa.

En concreto, esta directiva de Peugeot ha confirmado que la próxima generación del Peugeot 2008, que llegará entre 2019 y 2020, se construirá en la planta que PSA tiene en Vigo. Además, un año después de su lanzamiento, en torno a 2020, Bouteleau ha señalado que la gama del Peugeot 2008 se ampliará con la llegada de una variante eléctrica, que también se construirá en la planta de Vigo.

Actualmente el Peugeot 2008 se construye en diferentes fábricas, entre ellas en Mullhouse (Francia).

La llegada de este nuevo Peugeot 2008 a Vigo supone la apuesta del grupo PSA por los modelos basados en la plataforma CMP también conocida como EMP1. Esta plataforma es la estructura de tamaño contenido del grupo PSA.

Esta nueva plataforma será muy importante en el grupo francés puesto que de ella dependen la gran mayoría de los próximos lanzamientos del constructor galo.

De esta manera, sobre la platafoma CMP o EMP1 se sustentan modelos como la mencionada segunda generación del Peugeot 2008 pero también el DS3 Crossback, así como las nuevas generaciones del Peugeot 208 y del Opel Corsa. De hecho, será en el Peugeot 208 de 2019, el primer modelo de Peugeot que incorpora la CMP o EMP1.

Aunque la directora de Peugeot en España y Portugal ha confirmado hoy la llegada del nuevo Peugeot 2008 a Espapa, en realidad este nuevo modelo ya está en una fase muy avanzada de pruebas. En concreto, ya se han podido ver algunas unidades camufladas rodando por las carretreras, según han recogido diferentes fotógrafos espía, lo que anticipa que la segunda generación del 2008 está cada vez más cerca.

Eso sí, la llegada del nuevo Peugeot 2008 a la factoría de Vigo supone una reorganización en la planta. Se mantienen, por tanto, las furgonetas K9, que ya están a la venta y que se corresponden con el Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo. A estas furgonetas, además, a partir de 2019 se sumará otro nuevo modelo, este del fabricante Toyota, después de un acuerdo alcanzando por el grupo francés y la marca japonesa. Sin embargo, donde podrían aparecer los cambios sería en la fabricación del C4 Picasso que actualmente se llama Spacetourer o bien en los C-Elysee y Peugeot 301, entre otros.

El Peugeot 2008, clave para España

La llegada del nuevo modelo es muy importante para España por varios motivos. La llegada de este nuevo Peugeot 2008 supone una gran inversión de PSA a la planta de Vigo y a todo el tejido industrial que la rodea.

Además, este nuevo Peugeot 2008 es un modelo con un gran potencial en ventas.

No podemos olvidar que el Peugeot 2008 que todos conocemos ahora ha sido un modelo que ha liderado el mercado prácticamente desde que nació.

Desde que llegara a España en 2013 y hasta julio de 2018, Peugeot ha comercializado –según Aniacam- en España alrededor de 85.000 unidades. Esta cifra le ha permitido ser el segundo modelo más vendido de su categoría durante los últimos cuatro años. Además, de continuar así el Peugeot 2008 podría ser el SUV urbano más vendido en España.

A continuación tienes los datos de venta de los últimos años del Peugeot 2008:

• 2013 – 3.122 unidades (Posición 4º)
• 2014 – 8.897 unidades (Posición 3º)
• 2015 – 14.900 unidades (Posición 2º)
• 2016 – 16.940 unidades (Posición 2º)
• 2017 – 19.500 unidades (Posición 2º)
• 2018 – 20.995 unidades (Posición 1º) Hasta noviembre

Este tirón del mercado nacional y del resto de mercados, que con toda probabilidad conseguirá el nuevo Peugeot 2008, permitirá a la planta de PSA en Vigo poder acercarse a su récord de producción fijado en 2007 con 547.000 vehículos, lo que confirmaría a Vigo como la primera planta del grupo PSA a nivel mundial.

Llegará después del Peugeot 208

Este nuevo Peugeot 2008 compartirá, además, muchos elementos con el también nuevo Peugeot 208, que todo parece indicar que se presentará un año antes, en 2019. Y también compartirá elementos con el próximo Opel Corsa de 2020, que también estará basado en la plataforma CMP o EMP1.

Precisamente la incorporación de esta nueva plataforma es la que permitirá al nuevo Peugeot 2008 crecer ligeramente y también adelgazar su peso en la báscula. Dos nuevas claves que ofrecerán un mayor habitáculo, un mejor comportamiento y más eficiencia en el consumo.

En la actualidad, la media en la que compite este Peugeot 2008 tiene una longitud de 4,18 metros de largo.

Si analizamos el Peugeot 2008 de primera generación, vemos que este modelo se mantiene en los 4,15 metros de largo. Por todo ello, podemos decir que el primero Peugeot 2008 se ha quedado ligeramente pequeño respecto a la media del mercado.

De ahí que la siguiente generación crezca ligeramente hasta alcanzar los 4,20 o 4,22 metros aproximadamente, según nuestras estimaciones. En cuanto a la ligereza algunas fuentes apuntan incluso que este adelgazamiento podría rondar los 100 kilos, una cifra que, de confirmarse, sería sobresaliente teniendo en cuenta el tamaño compacto del vehículo.

Además, otro aspecto a tener en cuenta de este modelo es que este modelo incorporará una variante eléctrica en su gama que, aunque toda probabilidad no esté en su primera fase de comercialización sí podría llegar en torno a 2021 o 2022.

En cuanto al resto de versiones, este nuevo Peugeot 2008 de 2020 seguirá contando con los premiados motores PureTech de tres cilindros así como con los nuevos diésel BlueHDI como el motor de 1.5 litros.

Estos motores serán además desarrollados en Rüsselsheim, tras la adquisición de Opel y es probable que también pudiera incorporar un nuevo motor PureTech de cuatro cilindros. Además, estas versiones estarían preparadas –más allá de 2020- para poder incluir variantes híbridas.

Estas versiones, a la hora de comercializarse podrían estar al corriente de la normativa Euro 6d, que entra en vigor en 2021 y que ya incorpora test de emisiones en marcha.

Lo que sí está confirmado es que Peugeot seguirá apostando por el i-cockpit, el puesto de conducción que se caracteriza por tener un volante más pequeño, en una posición más baja y que la vista del cuadro de instrumentos se sitúa por encima del volante.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.