Precios de coches nuevos

Probamos el nuevo Mercedes Clase B 2019: ¡los monovolúmenes siguen vivos!

Subscribirse
Mercedes Clase B 2019.
Mercedes Clase B 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba del nuevo Mercedes-Benz Clase B 2019. Esta toma de contacto se ha realizado en las carreteras de Mallorca durante su presentación internacional a la prensa.

Este nuevo Clase B es la tercera generación de este modelo, que se enmarca dentro de los monovolúmenes compactos. El nuevo Mercedes Clase B de 2019 llega para sustituir al modelo que ha estado a la venta entre los años 2012 y 2019 y del que Mercedes-Benz ha comercializado cerca de 800.000 unidades en todo el mundo.

Mercedes Clase B 2019.

Previamente, también existió un primer Clase B que estuvo a la venta entre 2005 y 2011 y del que la firma de Stuttgart ha comercializado un total de 700.000 unidades vendidas, aproximadamente.

Aquí, por tanto, tenemos una de las claves de este modelo. Y no es otra que Mercedes-Benz ha vendio 1,5 millones del Clase B hasta la fecha. Por tanto, aunque los monovolúmenes están de capa caída, estas cifras son un argumento poderoso para que Mercedes haya decidido lanzar esta tercera generación.

Más deportivo

Eso sí, el Clase B no podía seguir como hasta ahora, con esas formas redondeadas y al más puro estilo monovolumen. En Mercedes tenían claro que sí había una tercera generación del Clase B tendría que ser diferente. Y el principal apartado que debería cambiar era el diseño y su comportamiento.

Mercedes Clase B 2019.

La firma alemana sabía que este nuevo Clase B debía ser más deportivo, tanto en estética como en dinamismo. Con la llegada de la nueva Clase A, Mercedes ha logrado bajar la edad media de su clientela unos cuantos años y con este nuevo Clase B el objetivo es similar.

Diseño más fluido

Una vez junto a él comprobamos que es cierto que ahora presenta un diseño más atractivo. Atrás quedaron sus formas más cuadradas y angulosas. Ahora el diseño es más limpio y las líneas tienen una mayor fluidez.

Destacan especialmente los voladizos cortos y una línea de techo ligeramente más baja, así como unas llantas que pueden llegar hasta las 19 pulgadas.

Mercedes Clase B 2019.

Este aspecto más deportivo era completamente de esperar puesto que el Clase B se enmarca dento de un segmento que está siendo un gran descenso en las ventas.

De hecho, en algún momento desde aquí hemos llegado a pensar que Mercedes podría decidir no lanzar esta segunda generación del Clase B.

Sin embargo, teniendo en cuenta que este comparte muchos elementos con el Clase A y que se sigue vendiendo en algunos mercados, entonces comprendemos su comercialización. Eso sí, su diseño ahora se parece más a la Clase A y ya no tiene tanta apariencia de monovolumen como antes.

Comparte plataforma con el Clase A

Una de las características de este nuevo Mercedes-Benz Clase B de 2019 es un coche que comparte algunos elementos con el Mercedes-Benz Clase A de 2018.

Por ejemplo, entre los elementos que son comunes destaca especialmente la plataforma. Esta nueva estructura destaca por ofrecer una mayor rigidez –un 20% más-.

Mercedes Clase B 2019.

La prueba de que ambos modelos comparten la plataforma es que este Mercedes-Benz Clase B de 2019 tiene la misma distancia entre ejes (2,72 metros) que el Clase A de 2018. En cuanto al resto de medidas, vemos que este nuevo Clase B mide 4,41 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,56 metro de alto.

Respecto a la primera generación, estas medidas son muy similares. Apenas les separan a un modelo de otro de unos pocos centímetros. En concreto, este nuevo Clase B es 2 centímetros más largo, 1 centímetro más ancho y 1 centímetro más alto.

También se ha mejorado la aerodinámica de este vehículo con un Cx de 0,24, una décima menos que su precedesor Cx que fue de 0,25.

Más funcional que el Clase A

No obstante, mientras que el Clase A tiene un enfoque destinado a la deportividad, el Clase B está destinado a ser un modelo funcional.

Por ejemplo, frente al Clase A los conductores de este nuevo modelo están sentados en una posición mucho más alta (9 centímetros), lo que les permite tener una visión mejorada de la conducción.

Mercedes Clase B 2019.

De esta manera, este nuevo Clase B es más amplio que el modelo que le precede (la batalla es 3 centímetros superior) y, también, cuenta con un habitáculo más luminoso, ya que entre las soluciones presentadas por Mercedes-Benz destaca la incorporación de unas ventanillas más amplias.

El respaldo trasero está dividido en tres secciones, con una proporción 40/20/40. Desde mediados de 2019 se añadirá la función de desplazamiento longitudinal de la banqueta trasera en 14 centímetros.

Además, el respaldo puede tener varias inclinaciones para variar la capacidad del maletero de entre 455 y 705 litros. En el caso de que se abatan los respaldos traseros, la superficie aumenta hasta los 1540 litros.

Doble pantalla unida

Además este Clase B presenta un cuadro de instrumentos similar al del Clase A aunque mejorado. La principal diferencia es que mientras el cuadro de instrumentos del Clase A la pantalla está dividida, en el Clase B la pantalla es única, es un solo modo.

De esta manera se puede conseguir un único cuadro de instrumentos con dos pantallas unidas de 10,25 pulgadas cada una. A ello se suma que, al igual que el Clase A no cuenta con capilla lo que convierte a este cuadro de instrumentos en un elemento innovador.

Mercedes Clase B 2019.

No obstante, no todas las versiones podrán contar con estas dos pantallas unidas de 10,25 pulgadas. Habrá versiones también con dos pantallas de 7 pulgadas y otra con una pantalla de 7 pulgadas y otra de 10,25 pulgadas. Además, el head-up display está disponible como opción.

Otras claves del cuadro es que muestra con una calidad sobresaliente toda la información. Y, además, es completamente personalizable. Se pueden elegir, por tanto, diferentes temas, que muestran la información con diferentes grafismos y colores; varias configuraciones de pantalla… Además, la pantalla de la consola es táctil y permite manejar el menú y agrandar o reducir el mapa, de una forma fácil y sencilla.

Con realidad aumentada

Aun así, el aspecto que nos ha parecido más llamativo es la realidad aumentada en el sistema de navegación. ¿Y cómo funciona?, te preguntarás. Pues resulta que es una combinación de muchos elementos. Primero tienes que empezar por introducir una dirección en el sistema. Así, de esta manera se mostrará el mapa y el itinerario a recorrer.

Mercedes Clase B 2019.

Motores

En cuanto a los motores el nuevo Clase B incorpora numerosas variantes, todas ellas con cambio automático de doble embrague con 7 u 8 velocidades. Comenzando por la gama de gasolina encontramos:

B 180 – Se trata de un motor de cuatro cilindros, con 1.332 centímetros cúbicos que rinde 136 CV (100 kW) con un par motor de 200 Nm. Este motor se combina con un cambio de doble embrague y siete marchas y se caracteriza por tener desconexión de cilindros.

B 200, que incorpora un motor de cuatro cilindros, con 1.332 centímetros cúbicos que rinde 163 CV (120 kW) con un par motor de 250 Nm disponible desde las 1.620 revoluciones. Este motor también dispone del mismo cambio de doble embrague de siete marchas.

Siguiendo por la gama de gasóleo encontramos:

B 180 d, con un motor de cuatro cilindros con 1.461 centímetros cúbicos que rinde una potencia de 116 CV (85 kW) y tiene un cambio de doble embrague de 7 marchas.

B 200 d, rinde una potencia de 150 CV (110 kW) y tiene y un par de 320 Nm. Está asociado a un cambio de doble embrague de ocho marchas.

B 220 d, nuevo motor con menos de dos litros de cilindrada y 190 CV (140 kW) y 400 Nm. Este motor está asociado a un cambio de doble embrague de ocho marchas. Este motor satisface ya la norma RDE que mide las emisiones en marcha y que no es obligatoria hasta 2020, lo que le permite contar con la certificación Euro 6d.

Mercedes Clase B 2019.

Sistema multimedia

Otra de las grandes novedades que incorpora el Clase B es la incorporación de un sistema multimedia del Clase A, que según la marca ofrece conexión emocional entre el vehículo, el conductor y los pasajeros.

Y para ello la firma alemana afirma que este sistema es personalizable y capaz de aprender gracias a la inteligencia artificial. Se trata del sistema multimedia MBUX –con el reconocimiento de voz ‘Hola Mercedes o Hey Mercedes’-, que además es de serie en España.

Al volante

Ya dentro del vehículo lo primero que vamos a comprobar es la habitabilidad del mismo. Y en resumen podemos señalar que es un modelo amplio para su tamaño. En él, cuatro adultos pueden viajar con total confort.

Respecto al Clase A, este nuevo Clase B, conviene recordar, presenta la misma longitud, anchura y distancia entre ejes. Estas medidas son exactas.

Mercedes Clase B 2019.

Por tanto, las diferencias vienen, entonces, en la altura. Aquí sí que hay grandes modificaciones entre uno y otro. En concreto, el Clase B mide 1,56 metros de alto y el Clase A mide 1,44 metros, es decir 12 centímetros menos el compacto frente al monovolumen.

Si continuamos dentro del vehículo, comprobamos que la posición de conducción es muy elevada. Incluso regulando el asiento en su posición más baja, notamos que estamos situados muy arriba.Eso sí, en habitabilidad hay espacio más que de sobra al techo. Pero sí que gustará menos a todos aquellos que prefieran ir sentados bajos.

Mercedes Clase B 2019.

Además, entre los asientos y los paneles de las puertas existe un hueco excesivamente grande a nuestro juicio. Mercedes-Benz lo ha solucionado introduciendo elementos como un paraguas. Nosotros pensamos, en cambio, que sería más confortable si los asientos fueran más anchos y estuvieran más cerca de los paneles de las puertas.

En relación al espacio entre la banqueta y el techo, el Clase B ofrece 98 centímetros en la unidad probada, que contaba con techo panorámico. Esta cifra es ligeramente mejor que la del último Clase B, que ofrecía 95 centímetros.Y también es ligeramente superior a la del Clase A que con techo solar ofrece 96 centímetros. En cuanto a la anchura de las plazas delanteras, ofrece 142 centímetros, una cifra parecida a los modelos anteriormente citados.

Detrás, en la segunda fila, las plazas son buenas. Dos adultos pueden viajar con total confort. Por ejemplo, los pies pueden ir completamente debajo del asiento ya que hay mucho hueco para los empeines.

Mercedes Clase B 2019.

La plaza central trasera no tiene un túnel de transmisión excesivamente elevado, pero, a cambio, es estrecha. Sólo se debería utilizar en caso de apuro, pero no de forma continuada si buscamos el confort de marcha.

Asimismo, entre los asientos y el techo, este Clase B ofrece 94 centímetros de distancia libre, una cifra razonable. La anchura es de 136 centímetros.

En marcha este Clase B nos ha gustado porque ofrece un buen comportamiento. Aquí se aprecia las mejoras recibidas en la Clase A que también llegan al Clase B. Además, la suspensión es razonablemente firme lo que hace que la carrocería no balancee. Pensamos que Mercedes-Benz ha encontrado un buen equilibrio entre un notable comportamiento y un buen confort de marcha.

Estre los detalles que más nos sorprenden nos quedamos con el tablero único digital, que ya no está dividido en dos piezas. Pensamos que, a día de hoy, es el mejor que existe en el segmento, por su calidad, tamaño y capacidad de personalización.

También nos llama la atención el sistema MBUX, aunque hay que reconocer que muchas veces salta sin haberlo activado cuando llevamos una conversación. Y, a su vez, que todavía tiene un índice de insatisfacción elevado en el reconocimiento de voz y la búsqueda de resultados.

Mercedes Clase B 2019.

También nos ha gustado el sistema Energizing, un nuevo conjunto creado por Mercedes que lo que hace es configurar varios elementos del vehículo para ofrecer un mayor confort de marcha. Entre los elementos que se pueden regular de forma conjunta hablamos de la climatización, que puede incluir una fragancia en opción; la ventilación de los asientos, el masaje, la calefacción o incluso la iluminación del interior con más de 60 colores.

A ello se suman las multitudes ayudas a la conducción, que hacen la conducción más segura y confortable, salvo cuando pisas una línea ya que el sistema es excesivamente intrusivo frenando y ‘obligándote’ a que te vuelvas a introducir en el carril.

Motor

Para la prueba hemos tenido la oportunidad de probar el Mercedes B 200, la versión de gasolina más potente a día de hoy, con 163 CV. Este propulsor, que también lo incorpora el B 180, aunque con menos potencia, es un propulsor desarrollado junto con Renault, está ensamblado en Alemania y próximamente también se fabricará en China.

El motor es un propulsor 1.3 de 163 CV a 5.500 revoluciones y con un par de 250 Nm. disponible desde las 1.620 revoluciones. Este motor es un propulsor más coherente que el diésel por su mayor refinamiento y prestaciones similares. Con esta mecánica las vibraciones son mínimas y la rumorosidad del motor también está más trabajada.

Mercedes Clase B 2019.

Como contrapartida, hay que señalar que es un motor ‘gastón’ si te pasas con el acelerador. En esta toma de contacto el gasto de combustible con el gasolina, donde tampoco fuimos cuidadosos con el pedal derecho, fue de más de 8 litros cada 100 kilómetros.

Por tanto, y como conclusión, podemos señalar que es más recomendable el gasolina siempre y cuando nuestro estilo de conducción sea tranquilo y no hagamos muchísimos kilómetros al año.

Conclusión

El Clase B es un coche que ayudará a Mercedes-Benz a continuar incrementando las ventas. Si con esta nueva generación la firma alemana vuelve a conseguir las 700.000 u 800.000 unidades comercializadas de las generaciones anteriores será todo un éxito. Sobre todo si tenemos en cuenta que la demanda de los monovolúmenes está descendiendo en favor de los SUV.

Mercedes Clase B 2019.

El coche en líneas generales es notable. Cuenta con una estética más atractiva, presenta un espacio interior razonablemente amplio, un buen dinamismo y cuenta con la tecnología que ya conocíamos de la Clase A como el cuadro de instrumento completamente digital y el sistema de información y entretenimiento basado en la inteligencia artificial y conocido como MBUX. Además el propulsor, desarrollado junto a Renault-Nissan, es eficiente y presenta buen refinamiento y prestaciones.

Entre los aspectos a mejorar, pensamos que la posición de conducción es excesivamente alta y tampoco comprendemos bien el hueco que exite entre las butacas delanteras y los paneles de las puertas. Salvo estos dos pequeñas.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 7
Motor, cambio y prestaciones: 7
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 9
Diversión al volante: 6
Precio: 6

Puntuación final: 7.28

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.