Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
10 0

A partir del año 2018 Mercedes-Benz pone a la venta un nuevo Clase A. Se trata de una nueva generación de este modelo, la cuarta, que llega para sustituir al Clase A que comenzó a venderse en 2012. Estrena plataforma y anticipa elementos que compartirán hermanos de gama como son el CLA, el GLA y un posible GLB.

Mercedes-Benz Clase A | 2018

Mercedes-Benz Clase A 2019

Mercedes-Benz pondrá a la venta a lo largo de 2018 un nuevo Clase A. Se trata de la cuarta generación de este compacto. Un Clase A completamente nuevo que llegará para sustituir al Clase A actual que comenzó a venderse en 2012 y que fue ligeramente actualizado en 2016. Del actual Clase A, Mercedes-Benz ha vendido un total de 2 millones de unidades entre 2012 y 2017.

La llegada del nuevo Clase A, además, no vendrá sola. El Clase A de 2018 es un primer modelo sobre el que están desarrollados otros tantos Mercedes de tamaño contenido. Hablamos, por ejemplo, del CLA de segunda generación, que también fue lanzado en 2013 y actualizado en 2016.

Asimismo, poco después y también basados en este Clase A de segunda generación, se esperan otros dos nuevos modelos. Se trata del nuevo GLA, una segunda generación de este modelo, que fue puesto a la venta en 2014 y que se actualizado en 2017. Este nuevo GLA de segunda generación está previsto para 2019. Y también para entonces, podría llegar el Clase B o incluso el GLB, un SUV a medio camino entre el GLA y el GLC.

Nueva plataforma

Todos estos nuevos modelos, además, comparten una estructura común. Se trata de la plataforma MFA 2, un desarrollo nuevo de la estructura MFA que emplea materiales más ligeros y, a la vez, más resistentes.

La llegada de esta nueva plataforma permitirá a todos estos modelos bajar su peso en la báscula e incluir nuevos sistemas de propulsión con tecnologías más eficientes.

Conocido con el nombre interno de W177 este nuevo Clase A de 2018 tendrá rasgos novedosos en el apartado de estética. Así, por ejemplo, destacan elementos como la parrilla, ahora con formas más poderosas y un diseño más vanguardista fruto del excelente trabajo que está realizando el diseñador de Mercedes-Benz, Gorden Wagener.

Cuadro digital y sin visera

A ello hay que sumar un interior también más moderno donde predominará la información digitalizada y donde los acabados más elevados podrán incorporar algunos de los elementos de sus hermanos mayores de gama, como es el caso de las pantallas de gran tamaño y resolución.

En este sentido, el nuevo Clase A incorpora un cuadro de instrumentos que, por primera vez, ya no cuenta con visera por encima del mismo. Es decir, las pantallas del cuadro están al aire, haciendo ver que flotan.

Estas dos pantallas tienen un tamaño de hasta 10,25 pulgadas cada uno. Además, ambas pantallas se funden en una única por medio de una cubierta de cristal. Eso sí, no todos los Clase A contarán con estas pantallas sino que será opcional. Las versiones más económicas tendrán dos pantallas de 7 pulgadas.

También son llamativas las toberas de ventilación, que tienen forma de turbina. O incluso otros elementos como el volante, que proviene de la Clase S.

Otros detalles interesantes se enmarcan dentro de los asientos delanteros. Estos pueden incorporar funciones de climatización, calefacción o masaje. Además, también se puede optar por una iluminación de ambiente con 64 tonalidades.

Ligeramente más amplio

Otra de las mejoras que tendrá el nuevo Clase A de 2018 será una mayor distancia entre ejes lo que proporcionará una mayor habitabilidad. No obstante, este aumento de habitabilidad no es excesivo. En concreto, estamos hablando de una distancia entre ejes 3 centímetros mayor y un ancho de vía delantero también ligeramente incrementado.

Todo esto generará un incremento de la habitabilidad. En concreto, según Mercedes-Benz estaríamos hablando de 1 centímetro más de espacio para los hombros delante, 2,2 centímetros más de anchura detrás y casi 1 centímetro más de distancia libre al techo. Otra de las mejoras realizadas por Mercedes es un 10% de incremento de la visibilidad.

En relación al maletero, este nuevo Clase A ofrece ahora 370 litros de capacidad, lo que supone un incremento de 29 litros respecto a su antecesor, el Clase A de 2012 y 2016.

Motores

En relación a la gama de los motores, la gama inicialmente está formada por dos versiones de gasolina y un diésel. Los de gasolina son el A 200 y A 250 mientras que el diésel es el A 180 d.

El A 200 incorpora un nuevo motor de cuatro cilindros, con 1.332 centímetros cúbicos que rinde 163 CV (120 kW) con un par motor de 250 Nm disponible desde las 1.620 revoluciones. Este motor, que se combina con un cambio manual de seis velocidades u otro automático de doble embrague y siete marchas, se caracteriza por tener desconexión de cilindros. Con todo ello, este A 200 presenta un consumo medio de 5,1 litros y presenta unas emisiones de 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El siguiente Clase A es el A 250 de gasolina con un motor de cuatro cilindros de 1.991 centímetros cúbicos, con una potencia máxima de 224 CV (165 kW) a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 350 Nm. disponible desde las 1.800 vueltas. Con este motor, el A 250 presenta un consumo de 6 litros con unas emisiones de 141 gramos de CO2.

Por último, está el diésel, el A 180 d, con un motor de cuatro cilindros con 1.461 centímetros cúbicos que rinde una potencia de 116 CV (85 kW). Con este motor el Clase A ofrece un consumo de 4,1 litros y unas emisiones de 108 gramos de CO2.

Con inteligencia artificial

Otra de las grandes novedades del Clase A es la incorporación de un sistema multimedia, que según la marca ofrece conexión emocional entre el vehículo, el conductor y los pasajeros.

Y para ello la firma alemana afirma que este sistema es personalizable y capaz de aprender gracias a la inteligencia artificial.

Además, prácticamente todo en estas pantallas es táctil. Incluso los botones del volante son también táctiles. Y también llama la atención el asistente virtual que reconoce nuestra voz y que se activa con las palabras “Hey Mercedes”. Esto es similar al OK Google o al Hola Siri. Cierra la lista de elementos novedosos la pantalla de navegación con tecnología de realidad aumentada.

Conducción semiautónoma

Este Clase A por primera vez puede incluir conducción semiautónoma, con funciones procedentes de la Clase S. Elementos que permiten al vehículo mantener una velocidad, una distancia con el vehículo que le precede, acelerar, frenar, girar el volante, mantenerse en el carril… Incluso puede cambiar de carril y adaptar la velocidad en curvas, cruces o rotondas.

Y como no podía ser de otra manera, debido a su orientación deportiva, este Clase A puede montar la amortiguación activa variable con regulación electrónica y la tracción integral 4 Matic.

No hay ninguna estadística para este coche. ¡Opina sobre este coche!