Probamos el Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé: nunca antes 640 caballos fueron tan ‘fáciles’ de llevar

Subscribirse
Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.
Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Ya hemos tenido la oportunidad de realizar una primera prueba del MercedesAMG GT 4 Puertas Coupé en la variante GT 63 S 4MATIC+ 4 Puertas Coupé, la versión más potente (con 640 CV) y más cara (195.500 euros) de este nuevo modelo que ya está a la venta.

El Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé es un coche especial, de los más potentes que existen a la venta en España. De hecho apenas existen modelos en nuestro país que sobrepasen los 600 CV.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Por su potencia, precio y dimensiones, este nuevo Mercedes-AMG podría tener como posibles rivales:

Porsche Panamera Turbo | 550 CV | 181.779 €
Maserati Quattroporte GTS | 530 CV | 182.600 €
Aston Martin Rapide S | 560 CV | 220.750 €
Ferrari GTC4Lusso | 690 CV | 302.508 €

Gama AMG, cada vez más completa

Antes de comentar nuestras primeras impresiones sobre esta pequeña toma de contacto realizada en la presentación nacional a la prensa en los alrededores de Madrid, repasamos brevemente la oferta de AMG y cómo se sitúa la gama de este nuevo coupé de cinco puertas, al que Mercedes-Benz ha bautizado AMG GT 4 Puertas Coupé.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Y comenzando por la contar algunos detalles de la ‘submarca’ AMG lo primero que señalamos es que la oferta de esta filial deportiva de Mercedes es cada vez más amplia.

De hecho, el récord de ventas de AMG en España fue en 2017, con un total de 675 unidades. Según Mercedes, ahora este año no se batirá porque el Clase A AMG ha llegado muy tarde, pero para 2019 sí esperan alcanzar las 890 unidades, lo que volvería a ser la mayor cifra de éxito en cuanto a ventas de AMG en España.

No obstante, desde Mercedes tienen bien claro que el éxito (en cuanto al número de ventas) de AMG se debe principalmente a la introducción de variantes más pequeñas y accesibles. Hablamos de modelos como el Clase A AMG o incluso el GLA AMG.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Sin embargo, a pesar de que las versiones más accesibles son las más demandadas, conviene recordar que AMG es, principalmente, una ‘submarca’ de creación de modelos deportivos, muy deportivos diríamos.

Entre otras cosas porque sus creadores (AMG son las siglas de Hans Werner Aufrecht (A), nacido en Grossaspach (G), y Eberhard Melcher (M.) se ha pasado media vida realizando preparaciones para la competición. En concreto, de los 51 años de existencia de la marca (AMG nació en 1967), 26 de ellos han estado vinculados a las carreteras.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

En concreto, no fue hasta 1993, bastantes años después, cuando Mercedes, tras darse cuenta del talento de estas preparaciones deportivas, decidió lanzar la primera versión deportiva AMG de un modelo de calle: el C 36 AMG que posteriormente fue utilizado como Safety Car de la Fórmula 1.

Y desde entonces, los modelos han ido evolucionando hasta que en 2010 saliera a la venta el primer modelo desarrollado íntegramente por AMG: el Mercedes-Benz SLS AMG.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Tras él, llegó el segundo AMG puro, el AMG-GT, que fue lanzado en 2014 (ahora en 2019 llegará una variante actualizada e incluirá una versión lo más cercana posible a la competición: el AMG GT R Pro).

Por tanto, el modelo que ahora nos ocupa (el AMG GT 4 Puertas) se trataría del tercer AMG desarrollado de forma independiente por la ‘submarca’ de Mercedes.

Basado en el CLS y el Clase E

Eso sí, el hecho de que se desarrolle de forma independiente no significa que AMG no tome como referencia el trabajo realizado previamente por Mercedes.

De ahí que este Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé esté basado realmente en la plataforma del Mercedes-Benz CLS Coupé y del Mercedes-Benz Clase E, aunque con numerosas modificaciones para que sea todavía más deportivo.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Por tanto, y aunque Mercedes lo llama también AMG GT (además de 4 puertas Coupé), en realidad, no tiene nada que ver con el AMG-GT (a secas). El AMG-GT (a secas) es un biplaza muy radical. Y este AMG GT 4 Puertas Coupé, en cambio, es un coche prácticamente igual de poderoso pero mucho más funcional, con dos o tres plazas traseras (el AMG-GT tiene sólo dos plazas), un maletero correcto, y, sobre todo, un comportamiento menos brusco y seco.

Desde 135.700 euros

Aunque la versión que hemos probado es el GT 63 S 4MATIC+ 4 Puertas Coupé (que tiene el mencionado precio de 195.500 €), la gama del nuevo AMG-GT 4 Puertas Coupé está formada por otras dos versiones menos potentes y, también, más accesibles. Son las siguientes:

• AMG GT63 4Matic+| 585 CV| 176.200 €
• AMG GT53 4Matic+| 435 CV | 135.700 €

Esta última, la variante GT 53 4Matic+ de 435 CV, llegará, eso sí, un poco más tarde: en torno a principios de 2019.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Asimismo, esta última versión es muy llamativa e interesante ya que podrá contar con un sistema de microhibridación con 48V que lo que permite es desacoplar la caja de cambios, que entre en funcionamiento el modo a vela y que el generador eléctrico mantenga esa inercia de forma ligera.

La introducción de este sistema permite una característica muy interesante y es dispondrá, cuando llegue a los concesionarios, de la etiqueta ECO, que permitirá desplazamientos en episodios de contaminación.

Motores

Esta variante AMG GT 53 4MATIC+ incorpora un motor de 6 cilindros de baja hibridación.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Comenzando por el seis cilindros se trata de una mecánica de 2.999 centímetros cúbicos con 435 CV (320 kW) a 6.100 revoluciones por minuto y un par motor de 250 Nm. Este motor de seis cilindros tiene además el apoyo un alternador -EQ Boost- con 22 CV adicionales (16 kW) y 250 Nm extras. Este motor transmite su potencia a los dos ejes por medio de un cambio de 9 velocidades. Y con ello logra una velocidad máxima de 285 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,5 segundos.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Asimismo, este alternador EQ Boost también alimenta a la red de a bordo de 48 voltios y esta, a su vez, alimenta a la red convencional de 12 voltios para el alumbrado, etc. La batería de 48 voltios incrementa la capacidad de almacenamiento de electricidad del vehículo.

Las versiones más potentes son las que incorporan el V8. Se trata del AMG GT Coupé 63 4 Matic+ y del 63 S 4Matic+. Ambos incluyen un V8 de 4 litros de cilindrada pero con dos niveles de potencia: 585 CV (430 kW) para el primero y 639 CV (470 kW) para el segundo. El cambio es el mismo para los dos, un automático de nueve relaciones, y las prestaciones son sorprendentes: 315 km/h y 3,2 segundos de 0 a 100 km/h, para la variante más potente.

Diseño

Una vez junto a él, nos fijamos en algunos elementos particulares que sobresalen en él. Es entonces cuando nos llaman la atención elementos como el largo capó, la parrilla con el AirPanel que canaliza la entrada del aire y mejora la eficiencia aerodinámica del vehículo, los faros MultiBeam de led, las ventanillas sin marco…

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

De la zaga nos quedamos con los grupos ópticos traseros con leds y sobre todo con el alerón extensible…

5 puertas en lugar de 4 puertas

Una de las principales características de este modelo es que cuenta con una carrocería de cinco puertas o cuatro puertas y portón. Es decir que no es un cuatro puertas propiamente dicho tal y como Mercedes-Benz lo comercializa.

Además, tal y como hemos señalado anteriormente, el AMG GT 4 Puertas Coupé puede incluir cuatro o cinco plazas, según demande el usuario. Y a ello se suma un maletero razonable, no para su tamaño, pero sí para su potencia y dinamismo. Se trata de un maletero de 456 litros.

Habitabilidad

Aunque estamos ante un coche de gran tamaño (conviene recordar que estamos ante un modelo de 5 metros de largo) su habitáculo no es excesivamente espacioso, principalmente en las plazas traseras.

Con el metro en la mano, los asientos delanteros cuentan con un altura libre al techo máximo de 96 centímetros, una cifra más que razonable. La anchura también es buena con 146 centímetros. Por tanto, y como una primera conclusión podemos señalar que las plazas delanteras son bastante espaciosas (incluso con el techo panorámico incluido).

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Llega el momento de sentarnos en las plazas traseras. Y aquí la principal sensaciones que obtenemos es de poco espacio. Los empeines apenas nos caben debajo de los asientos, las ventanas tampoco son excesivamente grandes y, mientras que la anchura sí es buena (con 143 centímetros), la altura libre es de 90 centímetros, una cifra algo más justa.

Deportividad total

Tras terminar de medir, comenzamos la conducción. Por delante tenemos unos pocos kilómetros (alrededor de 30) para tener unas primeras sensaciones con este modelo deportivo.

Y lo primero que nos llama la atención en este sentido es que a pesar de sus 640 CV este GT 63 S 4MATIC+ 4 Puertas Coupé puede ser razonablemente tranquilo. Es decir, las emociones que ofrece dependerán únicamente de la presión que ejerzas sobre el pedal del acelerador.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Con esto queremos decir que es, por ejemplo, bastante diferente respecto al AMG GT que es duro como una ‘piedra’. Mientras que el AMG GT es bronco y pide guerra desde el primer momento que aprietas el botón de arranque, este GT 4 puertas es más tranquilo.

Si conduces con él a baja velocidad, no parece que estés llevando un coche tan deportivo. Es suave e incluso hasta cómodo. Te tendrás que frotar los ojos para leer que tiene 640 CV.

Sin embargo, hasta aquí su cara más amable. Ahora es el momento de imprimir un mayor ritmo a la marcha. Es hora de presionar el acelerador con contundencia. Es entonces, cuando el V8 despierta y muestra todo su poderío.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Un poderío que destaca por sus 900 Nm. disponibles desde poco más de 2.000 vueltas. Además, el motor se puede estirar hasta casi las 6.000 vueltas. Sí pensamos que mientras que el motor está al más alto nivel, el cambio quizás esté un peldaño más abajo en inmediatez.

También destaca y no sólo por su poderoso motor. También por su comportamiento, que es sobresaliente. Sobre todo por su dirección que es suave y por la carrocería que, gracias a la suspensión neumática de serie en este modelo, hace que la carrocería no balancee.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Este buen comportamiento también se debe a la incorporación de un eje trasero con ruedas directrices. De esta manera y hasta 100 km/h dos servomotores eléctricos giran las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras. De esta manera se mejora la maniobrabilidad en ciudad y en curvas lentas. Por el contrario, si se supera esa velocidades, las ruedas traseras girarán en el mismo sentido que las delanteras, lo que mejorará la estabilidad en marcha.

Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé 2019.

Otro aspecto destacable es que la versión S cuenta con un Drift Mode, un modo deportivo que junto con la activación del cambio manual, el programa de conducción RACE y la desactivación del ESP permiten que el coche pase a funcionar únicamente con tracción trasera o propulsión.

No obstante, en condiciones normales el GT 63 AMG equipa de serie un diferencial autoblocante con regulación electrónica para el eje trasero que mejora la tracción y el dinamismo de la conducción.

Otra de las curiosidades que incorpora este modelo es el AMG Track Pace. Se trata de una elemento disponible de forma opcional y conjuntamente con el Comand Online que lo que hace es mostrar en la pantalla central diferentes circuitos. Además, el sistema registra una serie de datos como la aceleración o la velocidad hasta 10 veces por segundo.

Pues bien, una vez recorrido el circuito, el sistema analizará nuestra conducción y mostrará en rojo o en verde si vamos más despacio o más lento. De esta manera sabremos rápidamente nuestra actuación en el trazado sin necesidad de desviar la mirada de la pista.

Conclusión

Durante la presentación a la prensa hemos tenido la oportunidad de conducir dos modelos: el AMG GT y este protagonista de la prueba: el Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé. Y tenemos que señalar que ha sido el nuevo AMG GT 4 Puertas Coupé el modelo que más nos ha gustado.

Entre otras cosas porque el AMG GT es mucho más radical, más ‘bestia’ pero también más difícil de conducir. Es un modelo que tienes la sensación de tener que ser un piloto para poder ‘divertirte’ con él.

En cambio, con Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé ocurre todo lo contrario. Es un coche que hace fácil lo difícil. Pese a su enorme potencia, es relativamente sencillo realizar una conducción dinámica. Tiene una gran aceleración, un sobresaliente paso por curva, el coche entra bien en los virajes, la dirección es rápida y transmite bien lo que ocurre bajo las ruedas y a la salida de las mismas podemos ser contundentes con el acelerador que este deportivo traccionará a la perfección.

¿Aspectos a mejorar? Sí, también los tiene. Por ejemplo, nos ha parecido difícil de argumentar que un coche de casi 200.000 euros no tenga elementos como la pantalla táctil. Y tampoco incorpore los nuevos sistemas que Mercedes denomina MBUX y que son la punta tecnológica de la marca y que sí se han incluido en modelos como el Clase A o el Clase B. Desde Mercedes señalan que a partir de ahora todos los modelos que se lancen como nuevos sí los incluirán y que, por ello, al ser este modelo anterior al Clase A no lo incluye. Pero claro es que su precio es muy elevado. Por último, también es mejorable que el calor que producen tanto el motor como la caja de cambios se transmita de forma acusada al interior del habitáculo.

Valoración

Diseño: 9
Espacio interior y maletero: 6
Motor, cambio y prestaciones: 10
Confort y terminación: 9
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8
Diversión al volante: 10
Precio: 5

Puntuación final: 8.14

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.