Precios de coches nuevos

El Gobierno aprueba el nuevo impuesto al diésel: ¿cuánto más costará llenar el depósito de combustible?

Subscribirse
Diésel.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado hoy viernes un nuevo impuesto al diésel que supondrá el encarecimiento de este combustible en 3,8 céntimos por litro, según ha confirmado María Jesús Montero, ministra de Hacienda en la rueda de prensa celebrada después del Consejo de Ministros.

Este nuevo impuesto al diésel, que no afecta al gasóleo profesional, se enmarca dentro de los nuevos Presupuestos Generales del Estado de 2019, que han sido aprobados hoy por el Gobierno de Pedro Sánchez y que, ahora, se trasladan al Congreso de los Diputados para que sean apoyados y finalmente refrendados.

Pedro Sánchez ha recuperado el Ministerio de Industria y ha nombrado como nueva ministra a Reyes Maroto.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

De esta manera, el Gobierno confirma así la llegada de un nuevo impuesto anunciado meses anteriores. Y también se confirma la cruzada del Gobierno en contra del combustible del gasóleo, algo que ha quedado demostrado por las continuas declaraciones de los miembros del Gobierno en contra de este combustible. Con este nuevo impuesto, el ejecutivo busca equiparar la fiscalidad que tiene la gasolina con el diésel, ya que en la actualidad el diésel tiene un coste en parte subvencionado.

Llenar el depósito será 2 euros más caro

¿Y cuánto supondrá este nuevo impuesto? Pues todo dependerá de la capacidad del depósito del coche. Por ejemplo, y tomando como referencia el depósito de un Seat León, el coche más vendido en España, que cuenta con 50 litros de capacidad, comprobaremos que si finalmente se aprueba este nuevo impuesto, llenar el depósito supondrá unos 1,9 euros adicionales.

Para coches con un depósito más pequeño, como el Seat Ibiza que tiene 40 litros, esta nueva medida impositiva, significará 1,52 euros adicionales. Por el contrario, aquellos coches con un depósito mayor, como el de un Volkswagen Passat con 66 litros, este nuevo impuesto supondrá 2,5 euros adicionales por depósito.

Al año pagaremos 34 euros más

¿Y al año? Pues la cifra final anual dependerá del consumo y de los kilómetros recorridos. Tomando como media que el usuario realiza 15.000 kilómetros al año y el coche tiene un gasto de 6 litros por cada 100 kilómetros nuestros cálculos estiman que gastaremos 34,2 euros más al año en diésel.

Con esta nueva tasa impositiva el Gobierno pretende recaudar, según sus cálculos, alrededor de 670 millones de euros anuales. Y de aquí, de esta partida, será de donde salgan las ayudas a la renovación del parque automovilístico: el 30% irían destinadas al nuevo Plan Renove para 2020, alrededor de 201 millones de euros.

Surtidor de combustible.

Más caro también por el céntimo sanitario

A ello hay que añadir que, desde el 1 de enero de 2019, comienza a aplicarse lo aprobado en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 redactados por el Gobierno de Mariano Rajoy y que está utilizando a día de hoy el actual presidente Pedro Sánchez.

Y esta nueva normativa no es otra que el tramo autonómico del impuesto queda en su parte más alta, es decir los mencionados 4,8 céntimos por litro. De ahí que por este motivo desde el 1 de enero de 2019, todos los combustibles de todas las comunidades autónomas pasan a tener ese impuesto especial de 4,8 céntimos el litro, lo que implica que en comunidades donde se pagaba menos por el anterior tramo autonómico ahora los combustibles pasen a ser más caros.

En total… 8 céntimos más caro

En resumen, si sumamos la armonización del ‘céntimo sanitario’ que ha comenzado el 1 de enero de 2019 y que en algunas comunidades puede suponer hasta 4,8 céntimos por litro y el nuevo impuesto al diésel que también supone otros 3 céntimos por cada litro… estamos hablando que los consumidores, principalmente de coches diésel, pagarán en 2019 cerca de 8 céntimos más por cada litro repostado.

Y si esto lo extrapolamos al conjunto del año para un conductor que recorre aproximadamente 20.000 kilómetros al año con un vehículo que tiene un gasto medio de entre 5 y 7 litros, entonces obtenemos que los conductores pagarán, aproximadamente, entre 80 y 110 euros más al año en combustible desde 2019.

En 2018 se vendieron casi 6.000 coches eléctricos.

En 2018 se venderán 10.000 eléctricos en España.

Ayudas a los eléctricos en 2020

Según el Gobierno la llegada de este nuevo impuesto al diésel servirá para incentivar las ayudas a la compra del coche eléctrico.
Por tanto, al realizar esta equiparación el Gobierno podrá recaudar, según sus cálculos, alrededor de  670 millones de euros anuales. Y de aquí, de esta partida, será de donde salgan las ayudas a la renovación del parque automovilístico.

En concreto, de esos 670 millones, el Gobierno ya avanzó que el 30% irían destinadas al nuevo Plan Renove para 2020. Por tanto, estaríamos hablando de que este nuevo Plan Renove contaría con unas ayudas aproximadas de 201 millones de euros.

‘Guerra’ del Gobierno al diésel

Este nuevo impuesto al diésel llega por parte de un Gobierno que siempre se ha manifestado en contra de este combustible. Conviene recordar en este sentido las declaraciones realizadas por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien afirmaba que “el diésel tiene los días contados” y que había que buscar “una salida”.

Por su parte Pedro Sánchezpresidente del Gobierno, también ha criticado criticar al gasóleo en alguna que otra ocasión. En una entrevista en la Cadena Ser, realizada por Pepa BuenoPedro Sánchez señaló que el “diésel es un combustible altamente contaminante”.

Unas declaraciones que sorprendieron ya que se realizaron días después de las muchas críticas que obtuvo la ministra de Transición Ecológica unas semanas antes con su criminalización al diésel y la no diferenciación entre los diésel nuevos y los antiguos.

Sin embargo, Pedro Sánchez se mostró firme en sus declaraciones y no quiso separar los diésel más modernos de los antiguos señalando que en general que este tipo de combustible es altamente contaminante.

“Somos un Gobierno ecologista”, afirma Pedro Sánchez. “Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto”, ha señalado, tras confirmar también que este nuevo impuesto no afectará a los profesionales del transporte.

El automóvil, en contra

Por su parte, el sector del automóvil se ha mostrado contrario a esta subida de impuesto. En este sentido Anfac, recordó que este tipo de decisiones podrían suponer graves consecuencias” para el sector del automóvil que da empleo a 40.000 personas de forma directa y cuenta con 17 fábricas en España. Además, desde Anfac recordaron que los motores diésel “están más avanzados que nunca” y que la transición tiene que hacerse “de forma ordenada”.

Por su parte desde Faconauto señalan que es un anuncio “precipitado” porque el diésel “está siendo usado por millones de españoles en la actualidad y forma parte importante de los vehículos que se producen en las fábricas de nuestro país y que se venden y en los concesionarios”. Asimismo, esta organización señaló que los “diésel de los motores Euro VI son muy eficientes en cuanto a las emisiones y no son comparables con los diésel de más edad”.

Asimismo, desde Ganvam pidieron al Gobierno que cambie de rumbo en esta “cruzada” contra el automóvil y que no lance “dardos sin fundamento”.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.