Entran en vigor las nuevas etiquetas de los combustibles: casi siempre verás E5 para la gasolina y B7 para el diésel

Subscribirse
Nuevas etiquetas.
Nuevas etiquetas.

Este 12 de octubre entra en vigor en España y en el resto de estados miembros de la Unión Europea (además de otros países como Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía) el nuevo etiquetado de combustible que tiene como objetivo ayudar al usuario a saber cuál es el combustible más apropiado para su vehículo.

No obstante, que no cunda el pánico. Desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) nos recuerdan los principales aspectos de esta medida que apenas cambia para el consumidor ya que las gasolinas se seguirán llamando como siempre: 95, 98 o diésel. A continuación detallamos los principales aspectos:

Qué son las nuevas etiquetas de combustibles

Estas nuevas etiquetas surgen por medio de una normativa europea para que los conductores sepan cuál es el mejor carburante para su coche. Esta nueva normativa entra en vigor el 12 de octubre. Estas nuevas etiquetas las deberán llevar cerca del tapón del depósito de combustible todos los coches nuevos que se matriculan a partir del 12 de octubre y todos los surtidores de las estaciones de servicio.

No sustituyen a los nombres tradicionales

A pesar de que llegarán estas nuevas etiquetas conviene aclarar que todo se mantendrá igual. Los combustibles seguirán llámandose 95, 98, diésel, etc. Al menos, de momento y en esta primera fase ambos nombres convivirán. Por tanto, estos nombres son complementarios.

Entonces, cuál es la novedad

La principal diferencia es que la gasolina incorpora un círculo adicional, el gasóleo un cuadrado y los combustibles gaseosos un rombo. Junto a estas figuras geométricas existirá un código que es el que tendremos que tener en cuenta.

Gasolina

La etiqueta utilizada para la gasolina es un círculo (donde la “E” designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina).
Así, cuando ponga E5 significa que es de octanaje 95 y tiene una mezcla de 95% de gasolina y 5% de etanol. Cuando ponga E10 significará que tiene 90% de gasolina y 10% de etanol. Y cuando señale E85, significa que tiene 85% de etanol y 15% de gasolina.

Diésel

Por otra parte, la etiqueta del diésel es un cuadrado (donde la “B” designa los componentes específicos de biodiesel presentes en el gasóleo, mientras que “XTL” significa diésel sintético, es decir, que no deriva del crudo de petróleo). Por tanto, si encontramos B7 o B10 significa que tiene un 7 o un 10% de biodiesel mezclado con diésel.

Gas

En cuanto los combustibles gaseosos se representa con un rombo. Ahí tenemos el CNG o GNC (gas natural comprimido), LGP o GLP (gas licuado del petróleo), NLG o GLN (gas licuado del petróleo) y H2 (hidrógeno).

Dónde estarán las etiquetas

Las etiquetas deben estar colocadas en los nuevos vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre de 2018. Los fabricantes de vehículos no recomiendan colocar las etiquetas de combustible en vehículos más antiguos.

Y cuándo vaya al extranjero

Igual. Las nuevas etiquetas de combustible se implementarán en los 28 Estados miembros de la Unión Europea, los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y también en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Por qué son necesarias

Según Anfac, la etiqueta es una herramienta visual para ayudar a los consumidores a verificar que han seleccionado correctamente el combustible apropiado para su vehículo. Las nuevas etiquetas homogeneizan la nomenclatura de carburantes en toda la UE y por lo tanto mejoran la información que recibe el consumidor de los vehículos, tanto del que tienen en propiedad como de cualquier otro que conduzcan dentro de la UE, sin necesidad de entender el idioma.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.