Precios de coches nuevos

Posible nueva fusión en la automoción… Volvo Cars y Geely negocian unirse para crear un «grupo global fuerte»

Subscribirse
Así es el Volvo XC40 eléctrico.
Así es el Volvo XC40 eléctrico.

La compañía automovilística Volvo Cars y el fabricante chino Geely Automobile están considerando combinar sus negocios para crear un «grupo global fuerte» que, a su juicio, aceleraría las sinergias financieras y tecnológicas entre ambas empresas.

Tal como han indicado en un comunicado, esta unión tendría la escala, el conocimiento y los recursos necesarios para ser un «líder» en la transformación continua de la industria automovilística. Aún así, la combinación preservaría la identidad distintiva de cada una de las marcas Volvo, Geely, Lynk&Co y Polestar.

«Una combinación de las dos compañías daría como resultado un grupo global fuerte. Esperamos trabajar con el presidente y consejero delegado de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, para investigar más esta oportunidad con el objetivo de fortalecer las sinergias dentro del grupo, mientras se mantiene la ventaja competitiva y la integridad de cada marca individual», ha subrayado el presidente de Geely, Li Shufu.

Ambas empresas crearán un grupo de trabajo para preparar una propuesta para sus respectivos directivos. La compañía combinada tendría acceso al mercado de capital a través de Hong Kong, con la intención de cotizar también en Estocolmo.

Volvo y Geely, una relación que viene de mucho antes

Aunque esta noticia nos pueda sorprender porque se trata de una posible fusión, en realidad, Volvo y Geely tienen una relación que viene muy de atrás. En concreto fue en el año 2010 cuando Geely entró en el accionariado de Volvo y, de hecho, la sacó literalmente de la ruina.

Desde entonces la colaboración se ha afianzado cada vez más. Buena muestra de ello es que Volvo Cars y la firma china Geely ya anunciarion hace meses que preveían fusionar sus operaciones de motores de combustión en un nuevo negocio a través del que se desarrollará la próxima generación de propulsores de combustión e híbridos de ambas compañías.

Volvo explicó que esta decisión permitirá «despejar el camino» de la compañía sueca a la hora de centrarse en el desarrollo de una gama eléctrica de vehículos. La firma estima que para mediados de la próxima década la mitad de sus ventas tendrá un motor eléctrico y el otro 50% uno híbrido suministrado por la nueva unidad de negocio.

Por su parte, la firma china incorporará en sus modelos los nuevos motores de combustión e híbridos desarrollados por esta nueva división. De esta forma, estas mecánicas se montarán vehículos de Geely, Proton, Lotus, LEVC y Lynk & Co.

No obstante, el área de negocio de desarrollo de motores de combustión e híbridos también contempla ofrecer sus productos a otras marcas, como parte de su objetivo de detectar nuevas oportunidades de crecimiento.

Este proyecto contará con cerca de 3.000 trabajadores de Volvo Cars y con 5.000 empleados de Geely que se dedicarán tanto a actividades de investigación y desarrollo como de compras, de producción, tecnologías de la información y finanzas.

El presidente y consejero delegado de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, destacó que los vehículos híbridos necesitan los mejores motores de combustión y apuntó que esta nueva unidad de negocio tendrá los recursos y la experiencia para desarrollar estos propulsores con unos costes eficientes.

Geely también tiene alianzas con Daimler

De llevarse a cabo esta fusión entre Volvo y Geely, se produciría una circunstancia curiosa y es que Geely ya tiene alianzas con otras empresas como es el caso de Daimler que precisamente, es competencia de Volvo.

En concreto fue a principios de enero cuando se estableció formalmente que Daimler y Geely anunciaron una nueva ‘joint venture’ entre ambas, denominada Smart Automobile, que se dedicará al desarrollo, fabricación y comercialización de los modelos de la marca Smart, y que cuenta con un capital inicial de unos 700 millones de euros, aportados a partes iguales.

Según informaron ambas empresas, la creación formal de esta compañía conjunta se produce después de recibir la aprobación por parte de las autoridades correspondientes y tras anunciar en marzo del año pasado el proyecto entre ambas.

Esta nueva sociedad, participada a partes iguales, concentrará desde 2022 la fabricación de la nueva generación de modelos eléctricos de la firma Smart, para su comercialización en todo el mundo.

Smart Automobile ha sido creada con un capital total de 5.400 millones de yuanes (más de 700 millones de euros al cambio actual). Tanto Daimler como Geely han aportado 2.700 millones de yuanes (unos 350 millones de euros), aunque la participación de la empresa alemana se cubrirá con la contribución de la marca Smart.

La sede central de esta nueva enseña se encuentra en Hangzhou Bay (China) y contará con funciones comerciales en China y en Alemania. Los nuevos modelos que lanzará esta compañía se desarrollarán de forma conjunta por Mercedes-Benz Design y por Geely, mientras que la producción se concentrará en China.

Los primeros modelos de esta ‘joint venture’ saldrán al mercado en 2022 y la previsión es que la gama de producto de Smart se amplíe con novedades en el segmento B, con motorizaciones totalmente eléctricas y sin emisiones.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.