Precios de coches nuevos

Nissan GT-R 2010

2ª mano
7,0/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
7.0 10 1
Puntúa
este coche
7,0/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
108.050€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Grandes deportivos
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,7/1,9/1,4 metros
Maletero
315 l.

A favor

Diseño muy deportivo, comportamiento radical extremo.

En contra

Ruidos en la caja de cambios, precio elevado, poco refinado.

Desde finales de 2010 y principios de 2011, Nissan ha estado comercializando un nuevo GT-R. Se trataba de una actualización del modelo que nació en 2008. No es, por tanto, una nueva generación, sino una puesta al día.

Este restyling incluye novedades estéticas, así como unas mecánicas más potentes y eficientes. Comenzando por las novedades en el diseño comprobamos que el frontal ha cambiado ligeramente y lo mismo ocurre con los grupos ópticos, que ahora incorporan diodos de leds.

Estos cambios, además, no sólo son estéticos sino que también se han realizado para mejorar la aerodinámica y ofrecer una mayor refrigeración en los frenos.

En la zaga vemos que el paragolpes también ha sido modificado. Una vez dentro, vemos que se ha renovado el panel de instrumentos y que los asientos cuentan con nuevas tapicerías. Además, la consola tiene nuevos acabados más deportivos.
Eso sí, donde más cambios se aprecian es en el propulsor.

Se mantiene la mecánica de gasolina de 6 cilindros en V, con 3,8 litros de cilindrada. Pero ahora, este motor rinde una potencia máxima de 530 CV a 6.400 revoluciones y obtiene un par máximo de 612 Nm. disponibles desde las 3.200 vueltas.

Con este motor, el GT-R logar una velocidad máxima de 315 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. Eso sí, el consumo es elevado puesto que la cifra de gasto de combustible es de 12 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 279 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Un año más, tarde, sobre 2012, Nissan ponía a la venta una edición especial del GT-R conocida como Premium Edition que lograba un poco más potencia (550 CV) y mejoraba las prestaciones.

Lo que no cambia, por el contrario, es el enfoque del modelo. El Nissan GT-R continúa siendo un superdeportivo de altas prestaciones, que se caracteriza por su diseño y por su comportamiento radical. Con este modelo, la firma japonesa quiere plantar cara a las marcas alemanas, verdaderas expertas en la fabricación de deportivos. De ahí que, este modelo sea, principalmente, un gran rival del Porsche 911, entre otros.

Comenzando por su configuración, el GT-R es un coupé de tamaño medio que se caracteriza por sus tres puertas y cuatro plazas. Aunque realmente, cabe señalar que más que cuatro plazas propias, el GT-R es un 2+2, es decir, dos buenas plazas delanteras y dos pequeñas plazas traseras únicamente válidas para niños.

Siguiendo con el apartado de dimensiones, El GT-R presenta un tamaño de 4,65 metros de largo, una anchura de 1,89 metros y una altura de 1,37 metros. A ello se suma una batalla considerable con 2,78 metros. Con todo ello podemos decir que el Nissan GT-R tiene un tamaño intermedio, ya que ni tiene una gran longitud ni tampoco su anchura es excesiva. A todo ello hay que sumar un maletero de 315 litros, una cifra baja aunque como se trata de un superdeportivo, pues tampoco este aspecto es crucial.

Siguiendo con las características de este modelo, cabe señalar que Nissan lo ha construido sobre una plataforma específica, que se deriva de la utilizada en el 350 Z. Esta estructura se ha desarrollado mezclando aceros con fibra de carbono y aluminio.

A favor

Diseño muy deportivo, comportamiento radical extremo.

En contra

Ruidos en la caja de cambios, precio elevado, poco refinado.

Opinión de medios expertos

7,0

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

Este GT-R tiene un diseño actualizado y una mecánica más potente para intentar poner las cosas difíciles al Porsche 911. ¿Sus puntos más fuertes? Un diseño radical, un comportamiento extremo y unas prestaciones sobresalientes. Sin duda, un deportivo llamativo.