Precios de coches nuevos

Nissan cierra la planta de Barcelona después de 35 años en España, 3.200 trabajadores directos y 25.000 indirectos temen por su futuro

Subscribirse
Vista aérea de Nissan Barcelona.
Vista aérea de Nissan Barcelona.

La compañía japonesa Nissan, perteneciente a la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha comunicado hoy el cierre de las fábricas de Barcelona que afectará a cerca de 3.200 personas de manera directa y a unas 25.000 personas de manera indirecta.

Este cierre afecta, por tanto, a las plantas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, todas ellas en la provincia de Barcelona. Esta noticia supone la confirmación al adelanto que hizo ya la prensa japonesa hace unos días. El cierre podría ser efectivo a finales del año 2020, en torno al mes de diciembre.

La noticia se ha dado a conocer hoy por responsables de la compañía a los trabajadores, al Gobierno de la Generalitat, al Gobierno Central, así como al Ministerio de Industria, quién ha señalado que “lamenta la decisión”.

Por su parte cerca de 1.000 trabajadores, nada más conocer la noticia, decidieron concentrarse en los alrededores de la planta de Barcelona para iniciar protestas ante el cierre de la compañía. Algunos de estos trababajadores han iniciado la quema de neumáticos y el corte de carreteras, sin embargo no se han producido enfrentamientos y las protestas han sido pacíficas en todo momento.

Nissan pierde 5.700 millones de euros y recortará un 20% su producción mundial

El anuncio también se ha producido por parte de Nissan durante su presentación de resultados y estrategia para el futuro, una conferencia donde ha señalado que la decisión ha sido «muy difícil», según Makoto Uchida, presidente y CEO de la compañía japonesa.

Durante esta conferencia, Nissan ha señalado que reducirá su producción un 20% en todo el mundo hasta 2023, lo que le permitirá recortar un 15% sus costes.

Con esta reducción de la producción, Nissan busca adecuar su fabricación a las ventas de la compañía. A día de hoy Nissan tiene una capacidad de producción de siete millones de vehículos, cuando en realidad vende cinco millones.

Un buen ejemplo de este exceso de producción se puede ver en las plantas de Barcelona, que según los responsables de Nissan en Europa, estaban al 20% de su capacidad de producción.

Esta reducción de la producción y cierra de plantas viene determinada por la bajada de las ventas y también por unos malos resultados con unas pérdidas con casi 5.700 millones de euros en el último año fiscal cerrado a 31 de marzo (en el anterior ejercicio fiscal Nissan obtuvo 2.700 millones de euros de beneficios). En cuanto a las ventas, en el pasado año fiscal fueron de 4,93 millones de unidades.

Trabajadores afectados

Este cierre supone que cerca de 3.200 trabajadores directos se queden sin empleo (el 80% de la plantilla de Nissan en España compuesta por 4.000 personas).

Además, deja en el aire otros 20.000 o 25.000 empleos indirectos, que existen en el tejido de alrededor por medio de empresas de componentes.

En este sentido, Frank Torres, que fue director de operaciones de la firma en España hace unos años, ha sido la persona elegida para llevar a cabo el desmantelamiento de la factoría. Desde el Gobierno señalan que ahora van a estudiar «escenarios alternativos» para intentar continuar con algún tipo de actividad industrial en la planta.

En esta conferencia es donde la compañía ha realizado el anuncio mundial en directo:

Pedro Sánchez: «el mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado»

Este cierre, por tanto, supone el fin de un proceso de negociación con la compañía, en el que incluso el presidente del Gobierno llegó a señalar que el «el mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado».

Desde el Gobierno, y en declaraciones a TVE, la vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha señalado que quieren negociar con Nissan cómo poder encauzar el cierre anunciado y buscar «una solución alternativa».

Por parte de la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, se ha señalado, en declaraciones a Radio Nacional, que a la compañía Nissan «se le han ofrecido todo tipo de apoyos, acompañamientos, ayudas y planes» para que no cerrara Barcelona. Sin embargo, el Gobierno afirma que Nissan quiere “recentrar sus actividades” independientemente de lo que cada gobierno pueda ofrecer.

En cuanto al Gobierno regional, la consellera de Empresa, Àngels Chacón, en declaraciones a TV3 ha tachado la decisión de Nissan de «deslealtad» y «menosprecio». Según esta política, Nissan no ha dado respuesta a un plan presentado a principios de año.

No obstante, también el Gobierno regional fue muy criticado hace unos meses cuando la teniente de alcalde de Movilidad de Barcelona, Janet Sanz,  señaló que  había que tomar como medida estratégica «la reconversión industrial de todo el sector automovilístico de nuestro país. Es ahora o nunca. Hay que evitar que todo esto se reactive, por lo que necesitamos un plan estatal para que esta industria y estos trabajadores puedan trasladarse a sectores más limpios», señaló.

Cuatro décadas en España

El adiós de Nissan en Barcelona supone la marcha de esta compañía de la ciudad condal después de algo menos de cuatro décadas de funcionamiento. En concreto, las plantas de Nissan en Barcelona comenzaron a funcionar en 1983. La última producción de los últimos años ha ido bajando. 

En 2017, por ejemplo, Nissan produjo 110.000 vehículos. Sin embargo, en 2019 la producción fue de apenas 55.500 coches. Según Nissan, la producción de Barcelona a plena capacidad denería ser de 200.000 unidades.

El motivo principal del cierre de la fábrica es el bajo nivel productivo, la escasa demanda de los vehículos que allí se fabrican y el hecho de que Nissan quiera centrarse en Asia y Estados Unidos, mientras que Renault potenciará su fortaleza en Europa.

A ello se suma que Nissan espera que las ventas mundiales de Nissan para este año desciendan entre el 15 y el 20% con motivo del coronavirus.

Este cierre tendrá un coste para la compañía, según el Gobierno, de cerca de 1.000 millones de euros. Una advertencia realizada por el Ejecutivo que no ha hecho cambiar de opinión a la compañía japonesa.

Nissan en España

Hasta el día de hoy Nissan contaba en España con 4.300 trabajadores. Estos 4.300 trabajadores están repartidos entre las oficinas de la marca (la sede comercial está en Barcelona) y los tres centros de producción en España: Barcelona, Ávila y Cantabria (Santander).

De todos ellos, el cierre anunciado es el de Barcelona, que supone el final del contrato a los mencionados 3.200 trabajadores. Por tanto, las fábricas de Ávila y Cantabria (donde se fabrican chasis y otras piezas) no están afectadas en esta medida. Ávila cuenta con 430 empleados y Cantabria con 535 empleados.

Entre los modelos que Nissan Barcelona ha fabricado en los últimos años sobresalen la furgoneta e-NV200, el pick-up Navara y el Nissan Pulsar; así como otros como el Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedes-Benz Clase X.

Nissan Pulsar. Era un modelo con cierto reconocimiento en España. Entre otras cosas porque se fabricaba en Barcelona. Se puso a la venta en 2014 y según el principal mandatario de Nissan de la época, Carlos Ghosn, iba a ser un anti-Golf. Cinco años después, se han comercializado 126.000 unidades, de las que el 18% han sido en España.

Nissan Pulsar

El Nissan Pulsar, un modelo de tamaño compacto, comenzó a producirse en Barcelona en el verano de 2014. El Pulsar, además, era el primer modelo del segmento C que se producía en Nissan Barcelona. La inversión en Barcelona por parte de Nissan fue de 110 millones de euros y el objetivo era de ensamblar 80.000 unidades al año. El Nissan Pulsar se dejó de fabricar en Nissan Barcelona en junio de 2018, solo cuatro años después de su llegada.

Al contar con una nueva batería de 40 kWh la e-NV200 ahora puede recorrer hasta 300 Km.

Nissan e-NV200

La furgoneta eléctrica e-NV200 se fabricaba desde 2014 en exclusiva para todo el mundo desde Nissan Barcelona. Sin embargo, hace unos meses Nissan decidía llevarse el e-NV200 a la planta de Maubeuge, una fábrica de Renault donde ya se construye el Kangoo eléctrico, que comparte plataforma con el e-NV200.

El Clase X se siente realmente cómodo en el entorno rural, aunque la carretera tampoco se le da nada mal.

Mercedes-Benz Clase X

El Mercedes-Benz Clase X tenía previsto que se dejara de fabricar en Barcelona este mes de mayo.

Anfac: Nissan tiene que ser el último cierre

Desde Anfac, José López-Tafall, este cierre supone “una ineludible y dolorosa llamada de atención” para todas las Administraciones Públicas al respecto de la situación de la industria de la automoción en España. “Éste tiene que ser el último cierre y una piedra de toque para trabajar duramente en que nuestras fábricas sean las más competitivas de Europa”, señaló López-Tafall.

El director recalcó que “tenemos que ser realmente conscientes de que la industria automovilística española es una joya que hay que proteger. La pandemia del coronavirus ha colocado a nuestras empresas en una situación especialmente difícil. No hay que olvidar que somos el único sector industrial que ha tenido cerrada prácticamente toda la cadena de valor durante más de mes y medio y ese impacto es innegable”, ha señalado.

Según las previsiones de Anfac, se van a dejar de fabricar 700.000 vehículos durante 2020, lo que coloca la producción total en el entorno de los dos millones, una cifra que no registramos desde la época de la crisis. Es indispensable movilizar ya, de manera muy urgente, recursos para contener esta situación”, ha señalado.

“La industria de la automoción necesita un compromiso-país y una estrategia a medio plazo, un proyecto estratégico, que, a corto plazo, implique medidas específicas de estímulo del mercado y mantenimiento de la industria, rápidas e intensas que nos permitan superar la crisis”, ha comentado.

“Desde Anfac, nuestra propuesta  plantea las bases de esta estrategia-país que permitirá mantener la alta competitividad de nuestra industria mientras enfrenta los retos de la nueva movilidad del futuro. Nuestro trabajo ahora es colaborar codo con codo con las administraciones para que esta transformación de la industria de la automoción impulse aún más el peso de la automoción en España, en su aportación al PIB, en el empleo y en la sociedad”, ha afirmado.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.