Precios de coches nuevos

Muere Ferdinand Piech, la persona que puso los cimientos para que Volkswagen se convirtiera en el gigante actual

Subscribirse
Ferdinand Piech ha fallecido a los 82 años de edad.
Ferdinand Piech ha fallecido a los 82 años de edad.

Ferdinand Piech, el que fuera presidente y director ejecutivo de Volkswagen, ha fallecido a la edad de 82 años según han señalado algunos medios como el diario Bild o la agencia de noticias Bloomberg.

Piech, que también fue nieto de Ferdinand Porsche, creador del Escarabajo, al parecer, murió en un hospital de Rosenheim, al sur de Alemania, centro al que fue llevado el pasado domingo tras comenzar a encontrarse mal en un restaurante. Sin embargo, y a pesar de que Piech ingresara en el hospital, en el centro hospitalario nada pudieron hacer por la vida de este ex mandatario de Volkswagen, que fallecía poco después.

Ferdinand Piech ha sido una de las personas claves en la historia de Volkswagen. Sobre todo, fue en su momento un directivo que convirtió una compañía alemana en un gran grupo automovilístico global. De hecho, algunas fuentes atribuyen la mano de Piech como la principal que convirtió Volkswagen en el mayor fabricante de automóviles de Europa.

Nacido en Austria, en 1937, y tras finalizar los estudios de ingeniería mecánica y tras haber escrito su tesis sobre el desarrollo de un motor de Fórmula 1, con 26 años entraba a trabajar en Porsche.

Allí, en la marca alemana permaneció hasta 1971. Durante esos cuatro años, Piech se encargó del desarrollo del Porsche 906, así como de otros modelos que condujeron al exitoso 917.

A la edad de 35 años Piech decide cambiar de empresa y ficha por Audi en Ingolstadt. En la firma de los cuatro aros, Piech ya tiene puestos de responsabilidad, y entre otros es el encargado de proyectos como el Audi 80 y el Audi 100.

En 1993, Piech entraba a formar parte de la matriz del Grupo. Se trataba de Volkswagen AG, una compañía de la que pasó a ser presidente del Consejo de Administración y que justo en esos momentos no tenía buenos resultados.

Fue desde entonces y hasta 2002, un período de nueve años, en los que Piech al frente del grupo Volkswagen como consejero delegado luchó con todas sus fuerzas para convertir al Grupo Volkswagen de una empresa que estaba a punto de entrar en quiebra a otra saneada.

Entre sus hazañas dentro del Grupo Volkswagen sobresale la decisión de recrear el Escarabajo con el New Beetle y fabricarlo en México en 1998, para dar así un nuevo impulso a Volkswagen en Norteamérica.

También bajo su batuta, el Grupo Volkswagen pasó a ampliar su portfolio de marcas adquiriendo las firmas de mayor prestigio, como Bentley, Bugatti o Lamborghini.

Además, también se le atribuye la creación de la tracción quattro (la tracción total) y la aplicación de técnicas modulares para que los modelos de diferentes marcas pudieran aprovechar las sinergias de la utilización de una misma plataforma.

Entre sus desaciertos, fue uno de los impulsores del Phaeton, la berlina de lujo con la que Volkswagen quería competir contra los automóviles de representación y que, sin embargo, no tuvo una gran acogida de ventas.

Aunque dejó su cargo en 2002, siendo sucedido por Bernd Pischetsrieder, Piech mantenía parte del poder con el nuevo cargo de presidente de la junta de supervisión.

Sin embargo, en 2005, el nombre de Piech quedó salpicado por un escándalo que afectaba a los representantes legales de los trabajadores, a los que todo parece indicar que fueron premiados con viajes internaciones en los que se incluían prostitutas. Sin embargo, esta polémica derribó al jefe de personal de Volkswagen, pero no afecto en gran medida a Piech.

Poco después volvía la polémica con los movimientos entre las familias Piech y Porsche para hacerse con el control de Volkswagen.

En 2015 y sólo un poco antes de que saltara el escándalo del ‘dieselgate’ Piech dejaba su cargo en Volkswagen por las desavenencias con Martin Winterkorn.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.