Precios de coches nuevos

Mini Countryman 2017

Nuevo
7,5/10
Puntuación media según 25 opiniones de expertos
7.5 10 25
Puntúa
este coche
array(9) {
  ["rank_punt"]=>
  string(2) "12"
  ["rank_prec"]=>
  string(2) "32"
  ["rank_eco"]=>
  string(2) "24"
  ["rank_vent"]=>
  string(2) "19"
  ["rank_seg"]=>
  string(2) "18"
  ["rank_tam"]=>
  string(1) "4"
  ["rank_mal"]=>
  string(1) "9"
  ["ranking_url"]=>
  string(47) "https://www.cocheando.es/ranking-de-coches.html"
  ["url"]=>
  string(46) "https://www.cocheando.es/segmento/suv-pequenos"
}
Cara muy sonriente 12º en Puntuación
Cara triste roja 32º en Precio
Cara sonriente 24º en Ecología
Cara sonriente 19º en Ventas
Cara sonriente 18º en Seguridad
Cara muy sonriente 4º en Tamaño
Cara muy sonriente 9º en Maletero
Desde
26.750€
7,5/10
Puntuación media según 25 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 12º en Puntuación
Cara triste roja 32º en Precio
Cara sonriente 24º en Ecología
Cara sonriente 19º en Ventas
Cara sonriente 18º en Seguridad
Cara muy sonriente 4º en Tamaño
Cara muy sonriente 9º en Maletero
Desde
26.750€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV pequeños
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
4,3/1,8/1,6 metros
Maletero
405 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
102 - 231 CV
CO2
desde 55 g/km
Seguridad

A favor

Diseño muy atractivo, calidades altas, sobresaliente comportamiento

En contra

Precio elevado, equipamiento muy interesante aunque gran parte de él es opcional

Desde la primavera de 2017 Mini tiene a la venta un nuevo Countryman. Se trata de la segunda generación de este modelo, un coche que llega para sustituir al primer Countryman lanzado a finales de 2010 y que posteriormente -en 2014- tuvo una actualización. Este modelo, además, ha logrado la máxima calificación -cinco estrellas- en EuroNCAP.

Conviene recordar, en este sentido, que el Countryman es un modelo muy importante para Mini puesto que el 30% de las ventas de Mini pertenecen al Countryman. En concreto, entre 2010 y 2017 Mini ha vendido un total de 540.000 unidades del Countryman en todo el mundo. En España esta cifra ha llegado hasta las 19.000 unidades vendidas de la primera generación.

Este nuevo Mini Countryman completa la gama de Mini. Primero fue el Mini de tercera generación, lanzado en 2014. Después llegaron el Mini Cabrio y el Mini Clubman, en 2016. Y ahora, en 2017, hace lo propio el Countryman.

Este nuevo Countryman de 2017, conocido con el nombre interno de F60 está basado en la plataforma UKL2 del grupo BMW (BMW y Mini). Se trata de una plataforma que ya incorpora el Mini Clubman y también otros modelos del grupo como es el caso del BMW Serie 2 Active Tourer, el BMW Serie 2 Gran Tourer y el BMW X1.

La llegada de esta nueva plataforma ha permitido al Countryman crecer prácticamente en todas sus cotas. Por ejemplo, ahota mide 4,29 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,55 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,67 metros. Si comparamos estas medidas con el primer Countryman veremos que este nuevo Countryman es bastante más grande. Sobre todo donde más se aprecia es en la longitud, ya que ahora es 20 centímetros más largo. Asimismo, también es un poco más ancho: unos 3,3 centímetros. Por el contrario la altura apenas varía.

Esta mayor longitud se traduce principalmente en un aumento de la habitabilidad. De hecho, desde Mini anuncian que este Countryman cuenta ahora con cinco asientos completos y mayor espacio para los ocupantes. Otra gran novedad del Countryman es que los asientos traseros se pueden desplazar hasta 13 centímetros -siempre y cuado se contrate el paquete opcional-, se pueden reclinar y se pueden también abatir en proporción 40 : 20 : 40.

Otra medida que ha cambiado bastante es la capacidad del maletero. Ahora el Countryman tiene una capacidad de carga de 450 litros, es decir 100 litros más que el primer Countryman. Además, el portón del maletero ahora puede tener una apertura y cierre eléctrica y sin tener que pulsar botón alguno. Asimimo, dentro del maletero encontramos soluciones ingeniosas como es el caso del Mini Picnic Bench, un asiento que se puede poner en el borde del maletero para sentarnos y proteger esta zona del coche.

Por tanto, por diseño y dimensiones, este Countryman se enmarca dentro de la categoría de los todocaminos o SUV pequeños y de orientación urbana. Hablamos de modelos como el Audi Q2, Renault Captur, Opel Mokka, Peugeot 2008, Nissan Juke, Citroën C4 Cactus, Fiat 500X, Mazda CX-3, SsangYong Tivoli, Suzuki Vitara.

De todos ellos, pensamos que su principal rival es el el Audi Q2. Como ambos modelos -el Countryman y el Audi Q2– pertenecen a marcas premium, son competidores muy directos. Eso sí a la hora de comparar ambos modelos tienes que tener claro que el el Audi Q2 es bastante más pequeño que el Countryman. En concreto, hablamos de unos 10 centímetros más corto, 3 centímetros más estrecho y 5 centímetros más bajo.

En relación al resto de competidores, vemos que el más grande de la categoría es el Toyota C-HR (4,36 metros) seguido del Kia Niro (4,35 metros), Suzuki SCross (4.30 metros) y Mitsubishis ASX (4,29 metros). El resto de modelos, por tanto, son más pequeños que el Countryman. Hablamos del Opel Mokka (4,27 metros), el Mazda CX-3 (4,27 metros), el Chevrolet Trax (4,24 metros), el Fiat 500X (4,24 metros), el SsangYong Tivoli (4,20 metros), el Audi Q2 (4,19 metros), el Suzuki Vitara (4,17 metros), el Peugeot 2008 (4,15 metros), el Citroën C4 Cactus (4,15 metros), el Nissan Juke (4,13 metros) y el Renault Captur (con 4,12 metros).

Si lo que hacemos ahora es comparar el maletero del Countryman con el de sus rivales también veremos que el Mini sale muy bien parado. De hecho el maletero del Mini es uno de los más grandes de la categoría. Tan sólo le superan el Honda HR-V (470 litros). El resto de rivales tienen todos un maletero más pequeño: Suzuki SCross (430 litros), SsangYong Tivoli (423 litros), Kia Niro (421 litros), Mitsubishis ASX (416 litros), Audi Q2 (405 litros) y Renault Captur (377 litros), entre otros.

En cuanto al apartado de mecánicas, el nuevo Countryman se lanzará al mercado con cuatro motores:

Mini Cooper  Countryman: gasolina, 3 cilindros, 1.499 cc. y 136 CV
Mini Cooper  S  Countryman: gasolina, 4 cilindros, 1.998 cc. y 192 CV
Mini Cooper  D  Countryman: diésel 4 cilindros, 1995 cc. y 150 CV
Mini Cooper  SD  Countryman: diésel 4 cilindros, 1.995 cc. y 190   CV

Todos estos motores cuentan además con nuevas cajas de cambio, así como un sistema de tracción All4 optimizado.

Por último, añadir que este Countryman incorpora por primera vez instrumentación táctil en la consola central y de la aplicación Mini Connected que se trata de un asistente personal en la vida diaria y en los viajes.

Mini Cooper S E Countryman All4

Mini pone a la venta su primer modelo híbrido enchufable. Se trata de una variante del Countryman lanzado en 2017 y conocida como Mini Cooper S E Countryman All4. Este nuevo Countryman es un vehículo que combina un motor de combustión tradicional -gasolina- de 136 CV, con un generador eléctrico de 88 CV (224 CV en total).

Este modelo, además, se puede conectar a la corriente eléctrica para cargar la batería, operación que dura aproximadamente unas 3 horas y 15 minutos en una toma de corriente de 230 V –según anuncia Mini- y una hora en un ‘wallbox’ o toma de pared de carga rápida.

Con la batería a pleno rendimiento, puede recorrer en modo 100% eléctrico cerca de 42 kilómetros, según Mini, lo que permite ofrecer un gasto combinado de 2,1 litros –cifra oficial- y lograr unas emisiones de 49 gramos de CO2.

La elección de que sea el Countryman y no otro modelo de la marca tiene su razón de ser. Dentro del grupo, BMW ya tiene un Serie 2 Active Tourer con un sistema de propulsión híbrido enchufable, idéntico al que incorpora este Mini Countryman. Por este motivo y por el hecho de que ambos modelos comparten plataforma es completamente lógico que el primer Mnini híbrido enchufable haya sido el Countryman.

Además, la llegada del híbrido enchufable permitirá a Mini aumentar las ventas del Countryman y de Mini en general. Unas ventas que, según Juan Pablo Madrigal, director de la marca Mini en España, “van bien puesto que hasta el mes de abril se han vendido un total de 3.800 unidades de la gama completa de Mini, una cifra acorde con lo esperado”.

En un año completo de comercialización, Mini espera vender cerca de 250 Countryman híbridos enchufables al año, lo que supondría entre el 10 y el 12% del total de las ventas del Mini Countryman. De momento -hasta mediados de mayo de 2017- y sin que todavía el ningún cliente haya visto el modelo, Mini ya ha recibido un total de 44 pedidos formales de este modelo.

Para entender algunas de sus curiosidades que incorpora el Mini Cooper S E Countryman All4 hay que remontarse al año 2008. ¿Y por qué tantos años atrás?, te preguntarás. Pues bien porque en aquel año Mini presentó el Mini E y este híbrido enchufable tiene algunos detalles que nos recuerdan a aquel Mini E 100% eléctrico, que fue un prototipo destinado a que lo condujeran 600 personas.

Pues bien, entre los elementos que nos recuerdan a este Mini eléctrico, destacan el emblema del enchufe, que está bajo el pilar A –tanto en el lado izquierdo que es donde se enchufa a la corriente eléctrica- como en el lado derecho.

A ello hay que sumar la ‘S’ de Cooper S terminada en amarillo en el frontal del coche, además de otros detalles la ausencia de cuentarrevoluciones o el interruptor que enciende el motor y que en otros modelo está decorado en rojo, aquí está en terminado en amarillo. Y ambos elementos vuelven a repetirse en el portón que da acceso al maletero.

Y hasta aquí las diferencias estéticas. De hecho, estos elementos mencionados serán los únicos que te servirán para diferenciar este modelo híbrido enchufable de un Mini Countryman convencional, diésel o gasolina. Y es que, mientras que todo el sistema de propulsión es nuevo, en el resto de partes del vehículo nada cambia.

Se mantienen, por tanto, la estructura y, lo que es más importante, también las dimensiones. De esta manera este Countryman híbrido enchufable continúa en los 4,29 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Con estas dimensiones, por tanto, el Countryman sigue compitiendo dentro de la categoría de los SUV urbanos de tamaño contenido. Es decir, su principal rival sería el Audi Q2, aunque –si bien es verdad- el modelo de Audi es algo más corto –unos 10 centímetros- y también más bajo –unos 5 centímetros-.

Amplio por dentro

Siguiendo con las dimensiones, lo que sí ha variado ligeramente es el espacio libre que hay disponible entre el asiento y el techo. En este sentido, para que Mini pudiera introducir parte del sistema de propulsión eléctrico en la parte trasera se ha visto obligado a elevar la posición de los asientos traseros un total de 2,8 centímetros.

No obstante, y a pesar de esta diferencia, el espacio libre al techo en las plazas traseras continúa siendo amplio –en torno a los 91 centímetros- y pasajeros de hasta una altura de 1,85 metros no rozarán con sus cabezas en el techo.

Otro aspecto que también varía respecto al Countryman de gasolina o diésel es el maletero que ve reducida su capacidad desde los 450 litros y hasta los 405 litros, una buena cifra no obstante.
Y otra característica que también varía es el peso del vehículo. En concreto, este nuevo Countryman SE ahora ofrece un peso de alrededor de 1.735 kilos, lo que significa que es unos 200 kilos más pesado que una versión similar en gasolina.

¿Y qué más diferencias existen? Pues la principal es el sistema de propulsión. Mientras que otros Countryman cuentan con un único propulsor de gasolina o diésel, este Countryman dispone de hasta tres mecánicas (dos eléctricas y una de gasolina). Analizamos ahora cada una de ellas.

Y comenzando por el motor de gasolina, comprobamos que es la misma mecánica que incorpora el Cooper. Se trata, por tanto, de un motor de un motor de tres cilindros en línea, con 1,5 litros de cilindrada y una potencia máxima de 136 CV a 4.400 revoluciones por minuto y un par máximo de 220 Nm. Junto al motor, comprobamos que este Countryman SE también incorpora una caja automática de seis velocidades.

A ello hay que sumar el depósito de combustible, que en este Countryman se ha visto reducido ligeramente. En concreto, cuenta con 36 litros, 15 litros menos que un Countryman de gasolina o diésel. La razón de esta disminución es por la necesidad de liberar espacio y porque al ser híbrido enchufable el consumo es menor.

A partir de aquí, el resto de componentes serán propios del híbrido enchufable. Como por ejemplo un primer motor eléctrico que hace las funciones de los conocidos kers de la Fórmula 1. Se trata de un pequeño generador que va unido al cigüeñal y que gracias a sus 20 CV, 60 Nm de par y 20 kilos permite recuperar la energía, hace de motor de arranque del motor de combustión y pueda ayudar a los otros dos motores (gasolina y eléctrico) cuando el usuario pisa a fondo el acelerador.

Otro elemento nuevo en este Countryman S E All 4 es la batería. Se trata de una batería de iones de litio modular (está compuesta por cinco módulos porque así en el caso de que se estropee uno no hace falta cambiar toda la batería) que tiene una capacidad bruta de 7,6 kW/h (la capacidad neta es de 6,1 kWh).

En cuanto al motor eléctrico, estamos hablando de un generador que tiene una potencia máxima de 88 CV, con un par máximo de 165 Nm. Este motor actúa sobre el eje trasero.

Y a su vez todo ello está coordinado por un sistema electrónico, además de otra caja de cambios únicamente para el motor eléctrico para indicarle si tiene que girar como marcha hacia delante o hacia detrás.

Todo ello, a su vez, permite tres modos diferentes de utilización. El primer modo se llama Auto eDrive. En este modo el sistema elige cuándo debe entrar en funcionamiento el motor eléctrico y cuándo el de combustión o ambos. Puede circular en eléctrico hasta los 80 km/h o bien hasta que la batería baja del 7% de carga.

Otro modo es Max eDrive, que lo que hace es que funciona en eléctrico 100% siempre y cuando no se superen los 125 km/h o bien no se demande una elevada potencia durante un corto espacio de tiempo.
Y el último modo es el de Save Battery que lo que hace es cargar la batería hasta el 90% mediante el motor de combustión. Este modo es el menos recomendable ya que los consumos no son tan eficientes.
Asimismo, estos modos todavía se pueden combinar con otros modos propios de Mini como son Green y Sport. Y, a su vez, el coche también circular como un tracción delantera, un tracción trasera o bien un 4×4 dependiendo del tipo de conducción y la carga de la batería.

De esta manera, si sólo se funciona con el motor de combustible, estaríamos ante un coche de tracción delantera; si vamos en eléctrico sería un tracción trasera y si se pisa con contundencia el acelerador entonces pasaríamos a tracción total 4×4. Al final el funcionamiento de este Countryman es similar al del BMW i8, aunque de forma invertida.

Otra curiosidad de este sistema de propulsión es que el motor eléctrico deja de funcionar cuando se superan los 135 km/h. Esto es así porque Mini, a la hora de elegir, optó por un desarrollo corto, ya que desde la marca piensan que el principal uso de este modelo será los recorridos por ciudad.

Al volante

Para conducir este Mini, la marca nos había preparado un recorrido de unos 80 kilómetros (15 de ellos por ciudad y el resto por carreteras secundarias) en los alrededores de Barcelona. Y aunque la prueba ha sido corta, el Countryman nos ha dejado un buen sabor de boca y nos ha parecido un vehículo recomendable para un tipo de cliente específico.

En concreto hablamos de un cliente que tenga un enchufe en su casa o en el lugar de trabajo; que además esté concienciado con el medio ambiente y que, asimismo, el principal lugar de uso del vehículo sea la ciudad.

Y este último punto –el hecho de que el coche se use en ciudad- es clave porque es donde mejor se comporta el híbrido enchufable. En este tipo de conducción, como la practicada por Barcelona, el híbrido regenera en las frenadas y arranca desde parado en eléctrico, lo que permite realizar unos consumos interesantes. A ello hay que sumarle la posibilidad de aparcar de forma gratuita en zonas de estacionamiento regulado –gracias a la etiqueta cero-; de utilizar las carreteras de peaje de forma gratuita en algunas comunidades, así como la posibilidad de circular con el coche incluso cuando existen períodos de contaminación elevada.

Por el contrario, si la conducción es principalmente en autopista, este Mini ya no es tan recomendable puesto que los consumos son más altos, el vehículo tiene un peso mayor y el uso del motor eléctrico ya no será tan eficiente.

Otra de las virtudes que tiene este Countryman es que las transiciones entre los diferentes motores son tan suaves que apenas se notan. De hecho, tienes que estar completamente pendiente de cuándo entra el motor de gasolina en funcionamiento, porque de lo contrario llegará un momento en el que ni te des cuenta, sobre todo si circulas como acompañante.

Donde nos ha parecido que hay que tener un poco más de adaptación es en el pedal del freno, para poder aprovechar un poco mejor las inercias y las retenciones.

Otro de sus puntos fuertes es el consumo de combustible. Para empezar y sobre el papel, este Mini puede ofrecer un gasto de cero litros si se circula siempre en eléctrico. No obstante, si optamos por llevarlo siempre en eléctrico, la autonomía real rondará los 30 kilómetros, una cifra inferior a la comunicada de forma oficial por Mini: 42 kilómetros.

Aun así, como pocos de nosotros hacen sólo 30 kilómetros al día, es entonces cuando entra en funcionamiento el motor de gasolina. Y aquí también es prácticamente imposible lograr los 2,1
Aunque en este sentido, cabe señalar que es prácticamente imposible llegar a los 42 kilómetros de autonomía en eléctrico declarados por la marca. De hecho, lo máximo que conseguiremos será en torno a 30 kilómetros.

Y también será prácticamente imposible lograr el consumo medio oficial de 2,1 litros. En nuestro recorrido y circulando tranquilos, el Countryman híbrido enchufable ha gastado entre 4,5 y 6,5 litros, dependiendo de si el recorrido era subida o bajada y del tipo de conducción.

A la hora de cuantificar cuál es el gasto en este coche en modo eléctrico hemos pedido ayuda a BMW. Y desde la marca alemana, afirman que –más o menos- como el kWh está a unos 13 céntimos de euro- recorrer con este Countryman 100 kilómetros tendría un coste aproximado de entre 2 y 3 euros.
Y por último, el precio. Este nuevo Mini Cooper S E Countryman All4 está a la venta por 37.600 euros. Este precio se podrá reducir ligeramente si finalmente se adopta un plan de ayudas a la compra del vehículo eficiente.

Aunque inicialmente nos pueda parecer un precio elevado, en su defensa hay que señalar que es el híbrido enchufable más económico que se vende actualmente en el mercado. Y, además, viene cargado con un buen equipamiento de serie que incluye: faros de led, llantas de 17 pulgadas, bluetooth, climatizador, control de crucero con función de frenado, sensor de lluvia y luces, garantía de la batería de hasta 6 años o 100.000 kilómetros, garantía de 3 años o 200.000 kilómetros, barras en el techo, testigo de presión de los neumáticos, llamada de emergencia y el sistema de aviso en caso de colisión, actuando incluso sobre los frenos.

A favor

Diseño muy atractivo, calidades altas, sobresaliente comportamiento

En contra

Precio elevado, equipamiento muy interesante aunque gran parte de él es opcional

Opinión de medios expertos

7,5

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Coches.com
Motor.es
Cocheando
Actualidad Motor
Autofácil
Alta Gama
Coche Actual
Autonoción
Autopista
Autovía
Coches
Autobild
Fórmula Todoterreno
Diariomotor
Coches.net
Evo

Coches.com

Destaca por su diseño diferenciado, por las posibilidad de personalización, por el interior amplio, versátil y por la calidad de los acabados. También sobresale el conjunto del motor/cambio y el comportamiento dinámico. A mejorar, el precio de partida elevado, las capacidad 4x4 reducidas y la visibilidad. (Versión probada: Countryman Cooper S)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

El Mini Cooper S E Countryman es un coche que puede resultar muy interesante para todos aquellos que necesitan circular por grandes y que, además, tienen la posibilidad de contar con un enchufe en un garaje particular o en el lugar de trabajo. Este primer híbrido enchufable de Mini ofrece unos 30 kilómetros reales de autonomía en eléctrico y se recarga en unas tres horas aproximadamente. Cada recarga tiene un coste cercano a un euro, lo que significa que recorrer 100 kilómetros nos puede costar aproximadamente entre 2 y 3 euros siempre que lo hiciéramos en modo eléctrico. Destaca, además, por su sobresaliente comportamiento. Como contrapartida, su precio es elevado. Pero, a cambio, el equipamiento es completo. Un coche interesante. (Versión probada: Mini Cooper S E Countryman All4)

Motor.es

Destaca por su diseño, por su comportamiento y por el equipamiento. A mejorar el precio elevado, el acceso a las plazas traseras y los consumos elevados. (Versión probada: Countryman Cooper S)

Ver más

Fórmula Todoterreno

Aunque su segmento está cada vez más nutrido, el Countryman ocupa un lugar privilegiado gracias al carácter premium y a la tracción total. (Versión probada: Countryman Cooper D All4)

Ver más

Actualidad Motor

por Diego Ávila -

Destaca especialmente por la estética robusta pero manteniendo la filosofía de Mini, por su comportamiento dinámico y por la habitabilidad y la modularidad. Por el contrario, debe mejorar en el precio elevado, en la visibilidad de los retrovisores exteriores y en las suspensiones algo secas en ciudad. (Versión probada: Cooper D 150 CV).

Ver en Actualidad Motor

Autofácil

Si analizamos el tamaño, la manejabilidad y el dinamismo, este Countryman es el menos ‘Mini’ de la historia. Además, es más pesado y menos ágil que su antecesor. A cambio, eso sí, destaca por su excelente habitabilidad, maletero y por incluir motores con un buen rendimiento. (Versión probada: Countryman Cooper S All4 Automático).

Ver en Autofácil

Coche Actual

por Óscar Díaz -

Tiene un comportamiento dinámico muy correcto y su motor diésel responde sin problema. Es una pena que haya tanto equipamiento opcional, esto eleva el precio final.  (Versión probada: Cooper D All4)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

Este Countryman de segunda generación es un modelo completamente recomendable para todo aquel que busque un coche con cierta orientación de todocamino pequeño o urbano y con acabados premium. Frente al anterior Countryman este nuevo modelo destaca porque es mucho más largo lo que se traduce en una mayor habitabilidad y capacidad de carga. Esto se debe a la incorporación de una nueva plataforma, la misma que tiene el BMX X1 y el Serie 2 Active Tourer. Sobresale también por la incorporación de nuevas tecnologías tanto de infoentretenimiento así como de ayudas a la conducción. Sin duda, un gran rival de modelos como el Audi Q2.

Alta Gama

Destaca por su comportamiento dinámico, por el grado de conducción y por los consumos en ciudad. Es mejorable el precio elevado, el equipamiento que es solo correcto y la autonomía en carretera. Juega la baza de su carrocería SUV y por su dinámica es más efectivo y cómodo que otros rivales. (Versión probada: Cooper SE Countrynan All4)

Ver más

Autopista

Entre el Countryman, el Audi Q2 y el Volkswagen T-Roc es el más recomendable si se van a usar las plazas traseras. No es una gran diferencia pero ahí está. También hay calidad y diseño, como en el Audi Q2. Destaca a su vez por el cambio. A mejorar los frenos, la sonoridad y el precio. (Versión probada: Cooper D 150 CV All4)

Ver más

Autopista

Con su diseño inconfundible y un cambio automático suave y rápido es uno de los modelos más fuertes del segmento.  Su confort de marcha y habitabilidad son también muy notables.  Mejores aspectos: cambio automático suave y rápido, espacio interior y calidad de rodadura. Podría mejorar: instrumentación analógica menos práctica que la digital, más pesado que sus rivales. (Versión probada: cooper d all4 150cv)

Más información

Autopista

por Pablo Mallo -

Mini sigue teniendo las sensaciones deportivas. Por ello sigue apostando por la deportividad, a cambio de sacrificar algo de confort. No obstante, ofrece unas cotas amplias en las plazas traseras. Además, es versátil puesto que su fila trasera de asientos tiende deslizamiento longitudinal y respaldos reclinables. El motor tricilíndrico del Mini a poco velocidad se escucha más que en sus rivales y transmite mayores vibraciones. De hecho, puede confundirse con un diésel. (Versión probada: Countryman Cooper Automático 136 CV).

Ver en Autopista

Autonoción

Lo mejor es la etiqueta Cero de la DGT, a eso hay que sumar una buena calidad de terminación y un comportamiento muy correcto. La autonomía en modo eléctrico es muy limitada y el consumo elevado. Sin subvenciones tiene un precio muy elevado.  (Versión probada: 840d xDrive Coupé)

Ver más

Coches

Los híbridos enchufables son una buena opción para desplazarse sin utilizar combustibles fósiles. Sin embargo, el motor térmico siempre está ahí para resolver el problema de la autonomía. Su peso es algo elevado, pero dinámicamente es muy preciso.  (Versión probada: S E All4)

Ver más

Autopista

En la práctica, alternando tránsito urbano y extrarradio, la autonomía en modo eléctrico cubre unos 27 kilómetros. A su vez, cargarlo por completo –aunque depende de cada contrato de la luz- cuesta alrededor de 1,5 euros. A partir de 80 km/h se siente claramente el ruido aerodinámico y el de rodadura. A cambio, destaca su gran aceleración. Una vez terminada la carga de la batería, su consumo es excesivo, respecto a sus rivales. (Versión probada: Countryman Cooper SE 2017 All4).

Ver en Autopista

Autopista

El chasis es una verdadera maravilla, con una pisada demoledora, firme y franca, amortiguada, con mucha calidad. Igual el motor. Eso sí, ya no es tan Mini como llegó a ser, y no en tamaño, sino por aquellas especiales sensaciones. A cambio es un producto más rotundo y desborda calidad. (Versión probada: Cooper S 192 CV All4 Automático)

Ver más

Autovía

Destaca por la aceleración, la capacidad del maletero y la tracción total. Debe mejorar en el consumo, la autonomía y el refinamiento. (Versión probada: Cooper SE All4)

Autovía| Febrero 2018

Coche Actual

En eléctrico, la carga homologa 42 kilómetros. En la práctica, son 27 kilómetros. Con técnicas de mini-consumo se puede alargar entre 3 y 5 kilómetros. Teniendo en cuenta que una carga cuesta un euro, 100 kilómetros costarían 3 euros (como un consumo de 2,5 l.). En marcha es suave hasta los 80 km/h, cuando se siente el ruido aerodinámico y de rodadura. Destaca su aceleración. A partir de 130 km/h el motor eléctrico deja de apoyar al térmico. En modo híbrido los consumos son excesivos. (Versión probada: Countryman Cooper SE All4).

Coche Actual 15/12/2017

Coche Actual

Su aceleración, suavidad de respuesta, salvo en determinadas circunstancias, y las posibilidades que nos abre su etiqueta azul convencen, pero su elevado consumo una vez la carga de la batería desciende del 7%, y su precio, hacen mirar a otras versiones como mejor compra. (Versión probada: Countryman Cooper S E All 4).

Coche Actual 1/12/2017

Autobild

Destaca por su estética atrevida y atractiva. Y también por su interior práctico. Además, cuenta con un motor refinado y por un comportamiento ágil. Por el contrario, no es muy recomendable la suspensión deportiva. Entre otras cosas porque no va con el carácter del Countryman. (Versión probada: Countryman Cooper 136 CV).

Ver en Autobild

Diariomotor

El Mini Countryman es un crossover compacto de 4,10 metros de longitud y cinco plazas. Por tamaño y orientación premium, el futuro Audi Q2 será su principal rival. Actualmente es el único crossover de su tamaño perteneciente a una marca premium, en un segmento dominado por el Nissan Juke.

Más información

Coches

Su habitáculo es espacioso y está perfilado hacia lo alto para que cualquier talla tenga cabida. Además, tiene un interior modulable. El motor aquí probado –gasolina de 136 CV- es un tres cilindros muy resolutivo. Su mayor limitación es a la hora de adelantar. Eso sí, tiene un sonido peculiar. El consumo medio ha sido de 7,5 litros. (Versión probada: Countryman 2017 136CV automático).

Más información en Coches

Coches.net

Por qué lo llaman Countryman Cooper S E cuando deberían decir monovolumen híbrido? Ni es Countryman, ni Cooper S y mucho menos MINI. De MINI sólo tiene la calidad de acabados y la enorme oferta de personalización. Es un coche grande, pesado y poco ágil, poco MINI en este aspecto. Además, tu precio es elevado, tiene una baja autonomía y debe mejorar las prestaciones. Eso sí, ofrece un gran espacio a bordo, los acabados son de calidad y es silencioso. (Versión probada: Countryman Cooper S E All4).

Ver en coches.net

Evo

Aunque se denomina S no tiene un enfoque deportivo. Tiene un interior muy amplio y está rematado de forma exquisita. Su autonomía como eléctrico es de 30 kilómetros. Cuando el motor eléctrico se desembraga, la respuesta del acelerador es afilada y entusiasta. Su comportamiento es razonablemente bueno. En cambio, cuando se agota la batería y funciona como híbrido, no es tan agradable. Cuando se incorpora el motor térmico es muy perceptible. (Versión probada: Cooper S E Countrman ALL4).

Más información en Evo

Fórmula Todoterreno

Es un todocamino con buenos acabados y un comportamiento en carretera muy cómodo. A pesar de ser una versión ‘S’ cuenta con un motor de sólo tres cilindros. (Versión probada: Cooper SE All4)

Ver más

Opiniones de usuarios

En abril 2018 adquirí un Countryman Sport y diariamente tengo el placer en conducirlo en Ciudad y/o carretera. No le encuentro ningún defecto, al contrario, todos los días me sorprende gratamente!!!!
El nuevo Countryman es mucho más grande que la primera generación. Y esto se nota nada más verlo a simple vista. Ahora tiene más empaque y llama más la atención. Dentro, también ha ganado en habitabilidad. Y lo mismo le ocurre al maletero. He tenido la oportunidad de conducir el Countryman SD con 190 CV y cambio automático en una ruta de unos 200 kilómetros en los alrededores de Madrid. Y la verdad es que me ha encantado. Sobre todo por dos apartados: la calidad de los acabados y el comportamiento. Pese a que es un coche más grande, el Countryman sigue teniendo esa sensación de todos los Mini de que se conducen como un kart. Además, me ha gustado mucho el comportamiento de la dirección, sobre todo si se selecciona el modo sport, ya que notas que es más directa y firme. El motor, eso sí, puede parecer algo algo tosco respecto al resto de elementos del coche. El mayor 'incoveniente' del Countryman es su precio, que es elevado. Y también que existen muchos elementos que son opcionales. No obstante, como apenas tiene rivales, estamos seguros de que será un completo éxito para Mini.