Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente
10 0
Longitud: 3,82 metros Maletero: 215 litros

En 2018 Mini comienza la venta del nuevo Mini Cabrio 2018. Se trata de una puesta al día o actualización del Mini Cabrio que comenzó a venderse en 2016 y que se corresponde con la segunda generación de este descapotable de pequeño tamaño con techo de lona.

Mini Cabrio | 2018

Mini Cabrio 2018

A favor

Comportamiento, funcionamiento del techo

En contra

Espacio plazas traseras, precio elevado

En 2018 Mini comienza la venta del nuevo Mini Cabrio 2018. Se trata de una puesta al día o actualización del Mini Cabrio que comenzó a venderse en 2016 y que se corresponde con la segunda generación de este descapotable de pequeño tamaño con techo de lona.

No se trata, por tanto, de una nueva generación del Mini Cabrio sino de unos pequeños cambios estéticos, de equipamiento y en la gama de motores que permitirán mantener al Mini Cabrio hasta aproximadamente 2022. A partir de ese año se podría comunicar si este Mini Cabrio tendrá sucesor.

Conviene señalar en este sentido, que el Cabrio es una carrocería con una de las menores demandas de la gama Mini. El Mini con más éxito es el Countryman, seguido del 5 puertas. Después viene el 3 puertas y a continuación otras variantes como el Cabrio. Esto –sumado a otras tendencias como que Audi en el A1 Sportback sólo comercializará a partir de 2018 la versión de 5 puertas- nos pueden hacer pensar que Mini, al menos, se planteará la continuidad del Cabrio.

Estos cambios introducidos en el Mini Cabrio de 2018 también afectan al resto de variantes. Es decir también están presentes en la variante de cinco puertas y en el Mini de 3 puertas, todos ellos también actualizados en 2018.

Cambios en el diseño

Comenzando por el apartado de diseño, vemos que uno de los principales elementos que ha cambiado son los faros. Estos grupos ópticos podrán ofrecer una mayor o menor tecnología dependiendo del nivel de acabado. En concreto, el primer nivel de equipamiento son faros halógenos –que ahora cuentan con una cubierta negra-, para después seguir los faros de led –que incorporar nuevas fuentes de luz, ofrecen mayor intensidad lumínica y se ha rediseñado la luz de día-. Estos faros de led también pueden ser adaptativos, ofreciendo así la función que evita deslumbrar a los vehículos que tenemos delante.

Asimismo, el Mini también puede equipar faros con tecnología Matrix, que aumenta el alcance de la vista. Para ello, el faro está formado por cuatro segmentos que se pueden activar o desactivar de forma independiente a velocidades superiores de los 70 km/h.

Otra novedad que incorpora el nuevo Mini Cabrio de 2018 son los faros traseros. En clara alusión a su origen británico, los faros traseros de led están diseñados e iluminados para que formen la bandera británica.

A todo ello se suma la incorporación del nuevo logotipo de Mini tanto en el capó, en la parte trasera, así como en el volante. Este nuevo logotipo es bidimensional. Y cierra la lista de novedades estéticas la llegada de nuevas pinturas para la carrocería, así como llantas de aleación de nuevo diseño.

Mejoras en el interior

Del interior nos quedamos con los nuevos equipamientos en cuero, algunos cambios en las superficies, incorporación de nuevas molduras decorativas y mayores posibilidades de personalización. Respecto a esto último se pueden elegir molduras decorativas, intermitentes específicos, etc. Todos estos elementos se pueden configurar desde una tienda online específica.

También se ha variado el volante, que ahora posee teclas multifunción. Además, la consola recibe una pantalla de 6,5 pulgadas a color. Entre las opciones disponibles más interesantes sobresale la carga inalámbrica del teléfono móvil en la bandeja situada bajo el reposabrazos, la incorporación de una segunda toma USB en la consola, la proyección del logotipo de Mini en el suelo al lado de la puerta del conductor…

Asimismo, también mejora en apartados como la conectividad. De esta manera, este Mini permitirá la actualización automática de los mapas de navegación, información del tráfico y acceso al portal Mini Online con noticias, información meteorológica y resumen de los precios de combustible.

Además, Mini también pretende una conexión entre el vehículo y los usuarios emparajando el teléfono o los relojes inteligentes. De esta manera, si se introduce un evento en el calendario o un contacto con su dirección en la agenda esta información se podrá usar a la hora de planificar una ruta. A ello hay que sumar la posibilidad de planificar un itinerario  fuera del coche y enviarlo al vehículo.

Y cierra la lista de novedades el hecho de que el usuario también conozca la posición del vehículo, información sobre la reserva de combustible, así como otros detalles del vehículo. Además, este Mini también podrá ofrecer el localizador Find Mate, que lo que hace es poder localizar de forma inalámbrica elementos como maletas, llaveros, mochilas, etc. Todo ello para que nunca se pierdan los objetos personales.

Motores más eficientes

Respecto a los motores, no hay grandes cambios. Se mantiene la gama de su antecesor, tanto en el número de motores como en la potencia. Eso sí, para este Mini la marca se ha centrado principalmente en que sean más eficientes (son un 5% más ahorradores) y que mejoren el comportamiento de emisiones. Para ello no sólo se han cambiado elementos como la electrónica o los escapes, sino que también se han introducido elementos como la fibra de carbono para hacerlos más ligeros.

Comenzando por la oferta de gasolina, la nueva gama del Mini de 3 puertas de 2018 es la siguiente:

Mini One Cabrio – 1.2 de 102 CV – 5 litros – CO2: 119 g./km
Mini Cooper Cabrio – 1.5 de 136 CV – 5,2 litros – CO2: 118 g./km
Mini Cooper S Cabrio – 2.0 de 192 CV – 5.5 litros – CO2: 126 g./km

Estas versiones de gasolina pueden ir acompañadas de un cambio manual de seis velocidades de serie o bien una caja de cambios automática Steptronic de siete marchas con doble embrague.

En cuanto a las versiones diésel son las siguientes:

Mini Cooper D Cabrio – 1.5 de 116 CV – 4,1 litros – CO2: 109 g./km
Mini Cooper SD Cabrio – 2.0 de 170 CV – 4,3 litros – CO2: 114 g./km

Todos ellos pueden incorporar el cambio manual de seis marchas o bien la caja Steptronic de doble embrague de siete velocidades (para el Mini Cooper D) o bien el nuevo cambio Steptronic de ocho velocidades (para el Cooper SD).

Un utilitario premiun

Lo que no varía en este nuevo Mini son las dimensiones ni su enfoque. Comenzando por las medidas, vemos que este nuevo Mini Cabrio mide 3,8 metros de largo, 1,7 metros de ancho y 1,4 metros de alto. Su distancia entre ejes ese de 2,4 metros. A todo ello hay que sumar un maletero con una capacidad de 160 litros cuando el techo está guardado y 215 litros cuando la capota está desplegada.

Este nuevo Mini lanzado en 2016 y actualizado en 2018 se caracteriza también porque incorpora una nueva plataforma. Se trata de una estructura que también sirve para otros modelos del grupo BMW que se caracterizan por su tracción delantera: BMW Serie 2 Active Tourer, BMW Serie 2 Gran Tourer y BMW X1.

Precisamente, el lanzamiento del nuevo Mini de 2018 coincide también con la actualización del BMW Serie 2 Active Tourer y BMW Serie 2 Gran Tourer, que también se renuevan en 2018.

No hay ninguna estadística para este coche. ¡Opina sobre este coche!