Mercedes sigue apostando por el diésel frente a otros marcas que ya lo descartan

Subscribirse
Mercedes ha invertido cerca de 3.000 millones de euros en el desarrollo de los motores diésel.
Mercedes ha invertido cerca de 3.000 millones de euros en el desarrollo de los motores diésel.

Durante estos días hemos comprobado como varios fabricantes han tirado la toalla con el diésel. Dos buenos ejemplos de esto son Volvo, marca que ya ha señalado que el próximo S60 no tendrá un motor de gasóleo; y también Toyota, marca que ha confirmado que el Auris actual sólo se comercializa con mecánicas híbridas.

Pues bien, frente a estas dos marcas, más innovadoras a la hora de tomar estas decisiones, tenemos el lado contrario, que son aquellas que siguen apostando por los combustibles fósiles, al menos de momento.

Un buen ejemplo es Mercedes quién en su último lanzamiento, la nueva Clase A, sigue apostando por la incorporación de motores diésel a la gama. En concreto, este nuevo Clase A, de momento está a la venta en su versión A180 d, que incorpóra el motor de Renault de cuatro cilindros y 116 CV.

No obstantes, este motor diésel del nuevo Clase A, conocido bajo el nombre interno de OM 608, no es el único que cumple ya con estas premisa de Mercedes. Según la marca también el motor diésel de cuatro cilindros OM 654 del Clase E y el OM 656 de seis cilindros del Clase S con eficientes.

Según Mercedes, esta continuidad en la apuesta por el diésel se debe a que los motores que incorporar sus modelos tienen unas emisiones medias de óxido de nitrógeno (NOx) de entre 40 y 60 miligramos por kilómetro.

Por tanto, Mercedes señala que sus coches diésel están entre un 23% y 35% de los 168 miligramos que permite el nuevo protocolo de medición real de la Unión Europea (UE).

Para conseguir esta reducción de emisiones, Mercedes afirma haber realizado una inversión de cerca de 3.000 millones de euros. Y con esta inversión Mercedes ha incorporado un sistema de tratamiento de gases ubicado cerca del motor, además de un sistema de recirculación de gases.

En este sentido desde la marca alemana han señalado que en septiembre de 2018, un año antes de sea obligatoria para todos los vehículos, más de 30 modelos de su marca y 200 variantes se actualizarán a la norma Euro 6d Temp de la Unión Europea.

Según Ola Källenius, responsable de Investigación y Desarrollo de Mercedes: “Nuestro objetivo es llegar a unas emisiones promedio de NOx de alrededor de 30 miligramos por kilómetro en las pruebas de la Etapa 2 de RDE para 2020. Y estamos decididos a alcanzar promedios cercanos a los 20 miligramos en los años siguientes. Estamos buscando estas cifras, en concreto, en las pruebas de conducción RDE urbanas”.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.