Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz GLK 2012

7,3/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
37.975€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV medianos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,5/1,8/1,7 metros
Maletero
450 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Automático, Manual
Potencia
143 - 306 CV
CO2
desde 143 g/km
Seguridad

A favor

Estética poderosa de 4x4, gama amplia, amplio equipamiento en seguridad.

En contra

Modelo con varios años en el mercado, sólo disponible como segunda mano, precio elevado.

Entre los años 2012 y 2015 Mercedes-Benz ha estado vendiendo este GLK. Se trata de un SUV o todocamino de tamaño grande y calidad premium. Un rival, entre otros, del Audi Q5 y del BMW X3. Sin embargo, desde 2015 ha sido sustituido por el GLC.

Desde mediados de 2012 y hasta finales de 2015 Mercedes-Benz ha comercializado un nuevo GLK. En realidad no se trata de un modelo nuevo, sino de una puesta al día del GLK que comenzó a venderse en 2008.

Este GLK actualizado se ha comercializado hasta 2015. A partir de entonces Mercedes lo ha dejado de vender como GLK y lo ha renovado no sólo por dentro y por fuera sino que también lo ha cambiado de nombre para llamarlo GLC. El cambio de nombre viene determinado porque Mercedes quiere vincular a su gama de SUV con el nombre de sus modelos convencionales. Es decir que quier vincular este todocamino con su Clase C.

El nombre de GLK en realidad son las siglas de las palabras en alemán: Campo (Gelände), Lujo (L) y Tamaño compacto (K). Este todocamino se construye en la planta alemana de que la firma alemana tiene en Bremen, Alemania.

Entre las novedades que incorpora este GLK de 2012 destaca un nuevo diseño, un mayor equipamiento y unas mecánicas más eficientes. Comenzando por las modificaciones estéticas, este nuevo Mercedes-Benz destaca por su innovador frontal. Mercedes ha querido que la estética de este nuevo modelo sea más angulosa, más agresiva intentando captar así a un público más juvenil.
A ello se suma algunas modificaciones interiores como terminaciones en madera y aluminio, nuevas tapicerías y colores, así como el rediseño de las toberas de aire para dar una visión también más moderna de estre modelo.

Lo que no ha variado prácticamente en el GLK son sus dimensiones. Así, este nuevo modelo mantiene la longitud de 4,53 metros, la anchura de 1,84 metros y la altura de 1,66 metros. Asimismo, la batalla continúa siendo de 2,75 metros.

Con estas medidas el GLK se mantiene como un todocamino de dimensiones compactas. Es decir, está un escalón por encima del GLA (el todocamino más pequeño) y por debajo del Clase M.

Siguiendo con el apartado de capacidades, comprobamos cómo el maletero tiene 450 litros, que en el caso de que se abatan los asientos, esta capacidad aumenta hasta los 1.550 litros.

Con estas dimensiones, el GLK se situaba en una categoría intermedia. De ahí que sus rivales más directos fueran el Audi Q5, el BMW X3 y el Volvo XC60.

Frente a todos ellos, el GLK se caracterizaba por su estética más cuadrada y angulosas. Es decir era el que parecía más todoterreno y, por tanto, menos todocamino de todos ellos. De hecho, desde Mercedes han querido que tenga ciertas similitudes estéticas con la Clase M y con la Clase G.

En este sentido, cabe añadir que la Clase G es uno de los todoterrenos míticos del mercado. De hecho lleva ya más de tres décadas en las carreteras.

No obstante, casi todo es estética. Y es que el GLK no deja de ser un SUV, tal y como le ocurre a sus rivales. Es decir siguen siendo modelos pensados principalmente para carretera. Buena prueba de ello son los 20 centímetros de altura libre al suelo (en el diésel incluso esta cifra baja hasta los 18 centímetros) y unos ángulos de ataque ‘normales’ de 23 grados de ataque y 25 grados de salida.

Aun así, para los que quieran hacer incursiones por el campo, el GLK ofrece un kit para ofrecer un mejor comportamiento fuera del asfalto. Este kit presenta modificaciones en el comportamiento del vehículo y también ofrece elementos como unos grupos ópticos mejorados para ofrecer mayor luminosidad en situaciones complicadas.

Siguiendo con el apartado de motores, el GLK está disponible con seis versiones diésel y una de gasolina.

Comenzando por las variantes diésel encontramos el GLK 200 CDI, con un motor de 143 CV y tracción sólo 4×2 (a las ruedas traseras); el GLK 220 CDI con un motor de 170 CV (que se puede escoger entre tracción trasera 4×2 o la total 4×4 o 4Matic) el GLK 250 BlueTec con 204 CV y, por último, el 350 CDI con un total de 265 CV. Estos dos últimos modelos, se ofrecen sólo con tracción total. Mientra que los motores menos potente son de cuatro cilindros, el más potente es un V6 con una cilindrada de 2.987 centímetros cúbicos. Este último presenta un consumo medio oficial de 6,9 litros, lo que supone una reducción del 17%, frente al anterior GLK.

Por su parte el GLK 220 CDI presenta el conocido motor de 2.143 centímetros cúbicos que es demasiado rumoroso y presenta bastantes vibraciones. Y lo mismo le ocurre al GLK 250 CDI Bluetec, que cuenta con el mismo motor auqnue con 204 CV. A cambio, eso sí, los consumos medios oficiales son bastante bajos: en concreto hablamo de 6,1 litros cada 100 kilómetros en esta última versión.

Por otra parte, el único motor de gasolina disponible es el GLK 350 con un propulsor de 3.498 centímetros cúbicos y nada menos que 306 CV de potencia.

Todos los motores que presenta este nuevo GLK son más eficientes ya que Mercedes ha introducido la última tecnología disponible, como es el caso de la función start/stop que deteniene el motor ante una retención. Además, también la firma alemana ha trabajado de forma profusa en elementos como el cambio automático de siete marchas denominado 7G-Tronic, para que las relaciones de la caja también trabajen para reducir el consumo. A ello se suman unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura y de una dirección que también reduce el consumo.

Sin embargo, donde realmente el Mercedes-Benz resalta y destaca es en los apartados de asistencia a la conducción, con elementos que provienen de segmentos superiores como la Clase E o la Clase S. Así, por ejemplo, este SUV cuenta con la advertencia por cambio involuntario de carril haciendo vibrar la dirección cuando el coche detecta que nos salimos del carril. Otro dispositivo interesantes es la alerta por cansancio, que detecta cuando el conductor pierde la concentración y emite una serie de señales para que este se detenga…

El GLK puede incorporar un completo equipamiento. Hablamos de elementos como el Control de Estabilidad, una cámara de visión de 360 grados, pantalla TFT de 5,8 pulgadas, una suspensión adaptativa de funcionamiento mecánico que adecua la dureza de la amortiguación a la superficie por la que circula el vehículo, el sistema de tracción a las cuatro ruedas…

Por último y respecto al equipamiento, el GLK cuenta con un buen número de dispositivos sobre todo en lo que a seguridad se refiere. Así, por ejemplo, ofrece airbags en todas las plazas, airbag de rodilla para el conductor, reposacabezas Neck-Pro que mitigan los daños ante un impacto, anclajes isofix, pedales retráctiles que se pliegan en caso de accidente…

Asimismo, también puede estar equipado con la tecnología Pre-Safe, que es capaz de anticiparse a una colisión. Así, en caso de que el vehículo crea que va a impactar, se activan algunos sistemas de seguridad pasiva, como los pretensores de los cinturones, entre otros modelos.

A favor

Estética poderosa de 4x4, gama amplia, amplio equipamiento en seguridad.

En contra

Modelo con varios años en el mercado, sólo disponible como segunda mano, precio elevado.

Opinión de medios expertos

7,3

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

El Mercedes-Benz GLK puede ser un modelo interesante para todo aquel que busque un SUV o todocamino de tamaño grande y que lo quiera de segunda mano. Como este modelo ha dejado de venderse en 2015, es posible que se encuentre a un precio competitivo. En caso de querer un SUV más actualizado es conveniente recurrir al GLC que es el sustituto del GLK. Tiene un diseño más moderno y mayor tecnología.


Rivales