Mercedes-Benz GLC Coupé 2016

  • Otras ediciones:
  • 2016
7,9/10
Puntuación media según 8 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
13º de 34 en SUV grandes
Desde
58.986€
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,7/1,9/1,6 metros
Maletero
500 l.
Motores
Diésel, Gasolina
Cambio
Automático
Potencia
170 - 510 CV
CO2
desde 131 g/km

A favor

Estética muy llamativa, tracción total, tiene pocos rivales.

En contra

Precio elevado y gama muy corta en su fase inicial.

Desde finales de 2016 Mercedes pone a la venta el GLC Coupé. Se trata de un nuevo todocamino de tamaño medio que se caracteriza por su diseño coupé. Está basado en el SUV GLC lanzado en septiembre de 2015. Y es un modelo que viene a luchar de tú a tú con el BMW X4, entre otros rivales.

Con este nuevo GLC Coupé continúa la política de Mercedes-Benz de rebautizar a toda su gama de SUV o todocaminos. De esta manera, si en este segmento antes existía el GLK, desde 2015 Mercedes-Benz sustituyó el GLK por el mencionado GLC, un todocamino completamente nuevo. Y ahora un año después, llega también la variante Coupé.

Comenzando por sus dimensiones este GLC Coupé mide 4,73 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,60 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,87 metros.

Comparado con el GLC convencional vemos que el Coupé es bastante más largo (8 centímetros) y también más bajo (4 centímetros). El resto de cotas (anchura y batalla o distancia entre ejes) se mantiene.

Y si lo comparamos con el X4 también vemos que el GLC Coupé es más largo (6 centímetros), un poco más ancho (1 centímetro) y también algo más bajo (2 centímetros). La distancia entre eje es también mayor (6 centímetros), por parte del GLC Coupé, respecto al X4 .

Este aumento de longitud tiene su explicación en la caída del techo. Al ser un coupé, Mercedes-Benz se ha visto obligada a ampliar la carrocería para mantener una habitabilidad similar en las plazas traseras. Y es que el GLC Coupé destaca especialmente por su diseño. La caída del techo después del segundo pilar es muy llamativa. Y la zaga es también espectacular.

Como curiosidad cabe señalar que no tiene limpiaparabrisas en la luneta trasera ya que según Mercedes-Benz las corrientes de aire hacen que el agua se desplace.

El apartado que sí queda mermado respecto al GLC convencional es del maletero. Entre otras cosas porque este coupé tiene una capacidad de carga de 491 litros. Esta cifra es 59 litros menos que el GLC que cuenta con 550 litros.

Inicialmente la gama estará formada por los diésel 220d 4MATIC de 170 CV y por el 250d 4MATIC de 204 CV. Ambas irán acompañadas de la tracción total y también podrá incorpora r un cambio automático 9G-TRONIC con nueve marchas.

A ello se suma el GLC 250 de gasolina con un motor de cuatro cilindros, 2 litros de cilindrada y 211 CV de potencia.

Asimismo, también podría incorporar, pensando en el mercado norteamericano, una versión híbrida enchufable de gasolina. Será el 350 e 4MATIC que irá asociada al 7G-TRONIC Plus y que tendrá una potencia de 327 CV (211 CV + 116 CV). Esta variante híbrida enchufable tendrá una autonomía en modo eléctrico de 34 kilómetros. Luego más adelante llegarán versiones más accesibles con tracción 4×2.

Desde el punto de vista del comportamiento, el nuevo GLC Coupé incorpora de serie el tren de rodaje Agility Control, con suspensión mecánica y amortiguación variable. Este dinamismo se selecciona dentro del menú Dynamic Select en el que existen cinco programas de conducción: Eco, Confort, Sport, Sport+ E individual.

A ello hay que añadir por último un buen número de ayudas a la conducción. De serie puede incorporar elementos como el Collision Prevention Assist Plus, para evitar colisiones; el asistente para viento lateral; el asistente para señales de tráfico que te indica si circulas por sentido equivocado o la cámara de visión 360 grados.

Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ Coupé y GLC 63 4MATIC Coupé

Mercedes presenta en el salón de Nueva York, en mayo de 2017, dos de sus SUV más potentes. Se trata del GLC 63 4MATIC+ Coupé y GLC 63 4MATIC Coupé. La firma alemana quiere poner la guinda de la gama GLC Coupé y por ello ha desarrollado, junto con AMG, estas dos versiones de altas prestaciones.

Ambos, además, el GLC 63 4MATIC+ Coupé y el GLC 63 S 4 Matic+ Coupé incorporan un propulsor de ocho cilindros en V con 4 litros de cilindrada -3.982 centímetros cúbicos- y dos niveles de potencia extraordinarios: 476 y 510 CV.

A ello hay que sumar unas cifras de par también muy elevadas: 650 y 700 Nm. respectivamente. Estos mtoores están asociados a una caja de cambios automática de 9 marchas que transmite la fuerza de los motores a ambos ejes por medio de un sistema de tracción total permanente.

De esta manera el tanto el GLC 63 4MATIC+ como el GLC 63 S logran una velocidad máxima de 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4 y 3,8 segundos respectivamente.

Otras características de este modelo son la suspensión neumática con amortiguación adaptativa regulable, la tracción integral con distribución de par totalmente variable, diferencial autoblocante en el eje trasero y sistema de frenos de alto rendimiento. Desde el punto de vista estético, estos modelos tienen una parrilla AMG reservada hasta la fecha a los AMGT GT, además de otros elementos que los distinguen del resto de la gama.

A favor

Estética muy llamativa, tracción total, tiene pocos rivales.

En contra

Precio elevado y gama muy corta en su fase inicial.

Opinión de medios expertos

7,9

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Alta Gama
Actualidad Motor
Cocheando
Coche Actual
Autovía
Autopista
Autonoción

Alta Gama

No es un SUV, es un deportivo con ‘pintas’, una inteligente manera de afrontar la crisis de los 40. Destaca especialmente por las prestaciones, el sonido rabioso y la dualidad de uso. Debe mejorar, en cambio, por el precio abultado, por el coste de las opciones y por la habitabilidad limitada. (Versión probada: GLC AMG 43 4Matic Coupé)

Altagama | enero 2018

Alta Gama

Su motor V8 de Mercedes-AMG me tiene enamorado. Es tremendo. Destaca también por su confort de marcha y por el sonido rabioso. A mejorar, el precio de las opciones, el consumo contundente y los detalles de acabado. (Versión probada: GLC 63 4Matic + Coupé)

Ver más

Actualidad Motor

Es el rival directo del BMW X4, un SUV deportivo refinado con una estética atractiva y un comportamiento dinámico. Además de por su diseño y por las capacidades dinámicas también destaca por el confort de marcha. A cambio debe mejorar en el precio elevado, en la visibilidad de la luna trasera y en el panel táctil del sistema multimedia. (Versión probada: GLC Coupé 220d).

Ver en Actualidad Motor

Cocheando

por Cocheando -

Mercedes ha pasado de tener el GLK, un todocamino con aspecto más rudo, a ofrecer un GLC que es muy llamativo y este GLC Coupé, que tiene una estética increíble. Este nuevo GLC Coupé es un rival directo del BMW X4. Es decir, es un todocamino de tamaño grande pero con formas de coupé. Destaca, además de por su estética, por su espacio interior, por sus acabados y por los motores eficientes. Se echa de menos, eso sí, una gama más amplia, ya que existen pocas alternativas de motores al menos en la fase inicial de comercialización.

Coche Actual

Destaca por la calidad de los materiales, con gran mimo por el detalle y la precisión de los ajustes. Al volante los asientos recogen bien el cuerpo. El maletero, es mejorable ya que, le falta altura y, por tanto, capacidad. (Versión probada: 250d 204 CV 4Matic).

Coche Actual 6/10/2017

Autovía

Tiene un tacto exquisito de bastidor mientras transmite una altísima calidad de ejecución por todos sus poros, pero su personal estética le resta demasiada funcionalidad. Destaca por su estabilidad soberbia y por el confort de marcha. A cambio, el acceso a las plazas traseras es limitado, y lo mismo ocurre con el maletero que tiene una capacidad reducida. (Versión probada: 250d 2014 CV 4Matic).

Autovía | Noviembre de 2017

Autopista

Ofrece un gran equilibrio entre prestaciones y confort, sus acabados son realmente buenos. El maletero se queda algo justo y la pantalla central no es táctil. (Versión probada: 250D 4Matic)

Ver más

Autonoción

Destaca por su diseño que combina robustez de un SUV con elegancia y deportividad, por el confort mermado por la línea de diseño, por el motor y la transmisión equilibrados, por el comportamiento superior al GLC convencional y por el equipamiento completo. A mejorar el precio de partida elevado, los opcionales escasos, tiene lagunas de equipamiento y la calidad de los plásticos y los ajustes no está a la altura de un vehículo premium. (Versión probada: GLC Coupé 220 d).

Ver en Autonocion.com

Rivales