Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz presenta la nueva generación del GLC, es más tecnológico y consigue la etiqueta ‘ECO’ de la DGT

Subscribirse
Así es el Mercedes-Benz GLC 2019.
Así es el Mercedes-Benz GLC 2019.

Coincidiendo con el Salón de Ginebra, Mercedes-Benz presenta la segunda generación del GLC, un SUV de tamaño medio que salió al mercado en 2015. El Mercedes-Benz GLC 2015 fue el sucesor del Mercedes-Benz GLK.

En esta nueva generación no sólo se introducen modificaciones estéticas, si no también mecánicas y electrónicas. De esta manera el nuevo Mercedes-Benz GLC compite en las mismas condiciones que sus grandes rivales: el BMW X3, el Audi Q5 o el Volvo XC60.

Los cambios estéticos del nuevo GLC son sutiles, pero a nivel mecánico y tecnológico hay grandes novedades.

Los cambios estéticos del nuevo GLC son sutiles, pero a nivel mecánico y tecnológico hay grandes novedades.

Uno de los principales cambios que incorpora esta generación es la llegada de la nueva generación de propulsores diésel y gasolina de la marca alemana, que cuenta con un sistema de microhibridación que conferirá al GLC 2019 la etiqueta Eco de la DGT.

De momento no se conoce la fecha de comercialización del nuevo Mercedes-Benz GLC 2019, tampoco su precio inicial. Pero si miramos al modelo actual, podemos estimar que la cifra ronde los 50.000€.

Cambios estéticos exteriores

Las líneas generales del Mercedes-Benz GLC se mantienen, pero mediante pequeñas modificaciones se pretende conferir un aspecto más deportivo al conjunto. Cambia el diseño de las ópticas diurnas en el frontal, los embellecedores de la calandra también se modernizas.

Se incorporan nuevos para golpes con diferentes tomas de aire laterales y se mantienen los nervios que recorren el capó, aunque ahora están quizás más marcados. Lo que sí se aprecia claramente es el incremento de elementos cromados.

Los faros traseros son uno de los elementos que más cambian.

Los faros traseros son uno de los elementos que más cambian.

En la parte trasera los grupos ópticos LED reciben un rediseño todavía más evidente que los delanteros. La gama de llantas arranca de las 18” y alcanza las 22”, se incluyen nuevos diseños para aportar un aire renovado al GLC 2019.

Una de las grandes novedades en el apartado estético es la incorporación del paquete visual AMG, el cual incorpora la unidad de las fotografías de presentación. Con esta dotación específica se incorporan elementos como la parrilla con efecto diamante o los embellecedores cromados de la doble salida de escape.

Los faros LED ‘High Performance’ se incluyen ahora de serie en toda la gama, sin embargo, los grupos ópticos ‘full led’ siguen siendo un elemento opcional.

Cambios estéticos y tecnológicos en el interior

El interior del nuevo GLC se pone en línea con el del resto de modelos nuevos de la marca. El volante recibe controles táctiles para poder manejar la pantalla. También se sustituye el antiguo mando central con rueda por uno totalmente táctil, muy similar al que ya encontramos en el Clase A.

El cuadro de instrumentos abandona cualquier rastro analógico y apuesta totalmente por la digitalización, de esta manera encontramos dos grandes pantallas en el interior, la del sistema multimedia y la de la instrumentación.

El interior se pone en línea con el resto de modelos nuevos de la marca.

El interior se pone en línea con el resto de modelos nuevos de la marca.

Se incorpora también el asistente de voz, que se activa mediante el comando ‘Hola, Mercedes’. De esta manera podemos ajustar la temperatura del climatizador, introducir direcciones en el navegador o reproducir música todo mediante órdenes por voz.

Algo que no supone una novedad tan significativa es la inclusión de diversos modos de conducción que configuran de manera específica diversos parámetros mecánicos del coche.

Nueva gama de motores y control dinámico del chasis

Quizás esta sea la novedad más interesante del nuevo Mercedes-Benz GLC 2019. Abandona su antigua oferta mecánica para introducir la nueva generación de propulsores de la marca, en concreto hablamos de dos nuevos motores, uno diésel y otro gasolina.

Las principales novedades que incorporan estas mecánicas son la inclusión de un sistema de admisión variable que facilita el calentamiento del sistema de escape, la llegada de un nuevo turbocompresor de doble entrada y la adaptación de un sistema eléctrico de 48 voltios con un motor de arranque propio. Gracias a este último se obtiene la etiqueta “Eco” de la DGT en ambas mecánicas.

El Mercedes-Benz GLC 2019 recibe la etiqueta 'ECO' de la DGT.

El Mercedes-Benz GLC 2019 recibe la etiqueta ‘ECO’ de la DGT.

Con estos dos motores disponibles aparecen 5 configuraciones de potencia disponibles. El GLC 200 y el GLC 300 con 197 y 258 CV respectivamente para la gasolina y el GLC 200d, el GLC 220d y el GLC 300d con 163, 194 y 245 CV para el diésel.

Todas estas configuraciones se acoplan al sistema de tracción total 4Matic y al cambio automático de doble embrague y 9 velocidades G-Tronic.

Este sistema de cambio automático funciona de manera conjunta con el sistema de microhibridación de 48 Voltios, de esta manera la caja de cambios se desacopla cuando el sistema lo considera oportuno, lo que permite que el vehículo aproveche mejor su propia inercia y reduzca el consumo.

Otro de los avances significativos de este nuevo Mercedes-Benz GLC 2019 es la incorporación del control dinámico del chasis. Mediante una suspensión de dureza variable se selecciona el tarado más apropiado para cada modo de conducción, por lo que el ajuste del sistema Dynamic Select ya no solo afecta a la dirección o la respuesta del motor.

Nuevos sistemas de ayuda a la conducción

Además de los profundos cambios mecánicos, el GLC 2019 incorpora una gran carga tecnológica, especialmente en forma de ayudas a la conducción. Estos son algunos ejemplos:

• Control de crucero adaptativo.
• Asistente de centrado de carril.
• Control de ángulo muerto.
• Asistente de maniobra evasiva.
• Lectura de señales de tráfico y adaptación automática de la velocidad con el control de crucero activado.
• Asistente de tráfico cruzado.
• Asistente de aparcamiento automático.
• Frenada de emergencia automática.

Uno de los sistemas más llamativos es el asistente de cambio de carril, de esta manera entre 80 y 180 Km/h el GLC puede realizar por sí sólo cambios de carril si el conductor así lo indica mediante el intermitente.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.