Mercedes-Benz EQC 2019: así es el primer eléctrico ‘de verdad’ de Mercedes ¡Llega una nueva era!

Subscribirse
Mercedes-Benz EQC 2019.
Mercedes-Benz EQC 2019.

La espera ha terminado, la electrificación del automóvil es hoy, todavía más si cabe, una realidad. Mercedes-Benz, uno de los fabricantes más antiguos de motores de combustión, ha presentado la que será su nueva estrategia de futuro.

Se trata de una gama de vehículos 100% eléctricos que marca un antes y un después en la historia, no sólo de la marca, sino también del automóvil. El lugar elegido es Estocolmo, donde se celebra la ME Convention, un evento que reúne a cientos de expertos en movilidad y periodistas.

Mercedes-Benz EQC 2019

Mercedes-Benz EQC 2019

El Mercedes-Benz EQC ha sido el primer modelo de la familia que se ha dado a conocer. Se trata de un SUV de 4,76 metros de largo, capaz de recorrer con una sola recarga 450 Km. Su desarrollo ha llevado 4 años y estará disponible en España a mediados de 2019 con un precio que todavía no ha sido revelado. Tendrá que enfrentarse a rivales como el Jaguar I-Pace, Tesla Model X o el futuro Audi e-tron.

El EQC cuenta con dos motores eléctricos independientes para cada eje, por lo que el coche cuenta con tracción integral. La potencia total es de 408 CV y el par de 765 NM, lo que le permite acelerar de 0 a 100 en 5,1 segundos, son cifras muy respetables.

El motor del eje delantero está enfocado en la eficiencia, mientras que el segundo obtiene un mejor rendimiento. Ambos se combinan para ofrecer el mejor funcionamiento dependiendo del modo de conducción seleccionado. Para controlar la recuperación de energía el EQC cuenta con 5 niveles de retención, que se manejan a través de levas en el volante.

El problema de este EQC se encuentra seguramente en su peso total, sólo las baterías de iones de litio pesan 650 Kg, el conjunto para la báscula en los 2.425 kilos. La dinámica del coche dependerá en gran parte del buen ajuste de las suspensiones, que deberán gestionar inercias considerables.

Mercedes-Benz EQC 2019

Mercedes-Benz EQC 2019

Parte de este peso extra se debe a la batería, elemento con el que los coches tradicionales no cuentan, al menos no con el mismo peso. Esta batería tiene una capacidad de 80 kWh y está compuesta por 384 células de ion-litio. Una batería tan potente necesita también fuertes medidas de seguridad, es por lo que se encuentra insertada en una especie de escudo protector que evita la deformación en caso de accidente. Además de esta medida pasiva la batería también se desconecta de manera automática en caso de accidente, si después del accidente el coche sigue siendo conducible la batería vuelve a estar operativa.

Otro de los puntos débiles de las baterías actuales es la temperatura exterior, si esta es demasiado alta o demasiado baja el rendimiento de la temeperatura y su vida útil descienden notablemente. Por ello el EQC incluye sistemas de calefacción y refrigeración para buscar un funcionamiento idóneo, soporta temperaturas de hasta -25º. Además de esto la batería cuenta con una garantía de 160.000 Km u 8 años.

En términos de conducción autónoma el EQC cuenta con el ya conocido Intelligent Drive que incorporan otros modelos de la marca. Esto es un sistema de centrado de carril unido al crucero adaptativo. El único momento en el que el EQC asumirá control total del vehículo será en los atascos. Por debajo de 100 Km/h el coche se controlará de manera autónoma, siendo incluso capaz de hacerse a un lado para habilitar un carril para vehículos de emergencia.

Mercedes-Benz EQC 2019

Mercedes-Benz EQC 2019

Nos encontramos con un SUV que estéticamente tiene un cierto parecido con el GLC. Esto ocurre debido a que el EQC se monta sobre la misma plataforma que el GLC. Este EQC no es un SUV coupé, es cierto que su línea del techo es más baja que la de un SUV tradicional, pero queda lejos de la caída pronunciada que nos encontraríamos en un GLC Coupé por ejemplo. Esto ofrece un mejor compromiso entre una buena aerodinámica y un espacio interior generoso, sobre todo en las plazas traseras.

La parrilla y la zaga son las partes que muestran una mayor diferencia respecto a otros modelos de la marca. En la parte delantera nos encontramos con unas ópticas totalmente nuevas y una barra horizontal iluminada que recorre de izquierda a derecha la calandra 4j frontal. Se mantiene la entrada de aire de la parrilla, aunque realmente no es necesaria, puesto que no hay motor bajo el capó. Mercedes dice que mantiene la parrilla tradicional puesto que es un elemento que atrae la atención y le da caracter al modelo. La estrella de Mercedes también se ilumina, lo que hace fácilmente reconocible al EQC cuando cae la noche.

Lo mismo pasa en la parte trasera, el diseño de los faros es totalmente nuevo, y aparece una barra horizontal iluminada que ya habíamos visto en otros fabricantes, Porsche por ejemplo, pero no en Mercedes.

Mercedes-Benz EQC 2019

Mercedes-Benz EQC 2019

El interior continúa con la filosofía que estrenó el Mercedes-Benz Clase S. Dos grandes pantallas unidas dominan el salpicadero, una ofrece el cuadro de mandos, la otra se ocupa del infoentretenimiento. Los mandos de climatización, el volante y los asientos son similares a los que encontraríamos en otros modelos de la marca, aspecto premium sí, pero menos futurista de lo esperado.

Está presente también el asistente de voz que estrenó el Mercedes-Benz Clase A, incluyendo en el EQC nuevas funcionalidades. Ahora se distingue si es el conductor o el copiloto quien pronuncia el comando, además el sistema es capaz de mostrar el flujo de energía instantáneo.

Debemos tener claro que EQ será toda una marca dentro del universo Mercedes-Benz. Hasta 2022 está previsto el lanzamiento de otros 10 modelos 100% eléctricos de la familia EQ. Es la clara apuesta de Mercedes-Benz por la electrificación, la confirmación de que la industria del automóvil está cambiando rápida y profundamente. Eso sí, parece que la gasolina no tiene cabida en esta fiesta.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.