Mercedes-Benz EQC 2019

  • Otras ediciones:
  • 2019
Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,8/1,9/1,6 metros
Maletero
500 l.

A favor

En contra

A mediados de 2019 Mercedes-Benz pondrá a la venta el nuevo Mercedes-Benz EQC 2019. Se trata del primer SUV con tracción integral y sistema de propulsión eléctrico de Mercedes-Benz. Es, por tanto, un modelo que abre una nueva era en la marca en la que desarrollará varios eléctricos bajo la denominación EQ.

Para ello, la firma alemana tiene previsto invertir cerca de 10.000 millones en los nuevos modelos EQ y alrededor de 1.000 millones de euros en baterías. La producción de este nuevo modelo se realizará en la planta de Bremen, en Alemania. Una fábrica donde Mercedes-Benz ha conseguido que el EQC se ensamble junto a los modelos de combustión, los vehículos convencionales.

Para conseguir esta innovación, Mercedes-Benz ha dotado las líneas de montaje con diferentes sensores. De esta manera cuando llegua un modelo eléctrico, primero se monten los dos propulsores eléctricos. Después estos casan con la carrocería y se les incluye también una batería específica por la parte inferior del vehículo.

Conviene destacar en este sentido que las baterías vienen de otra planta. En concreto de la factoría de Kamenz, junto a Dresde (también en Alemania). Y también es reseñable que el EQC también se fabricará en China, gracias a la creación de una empresa chino-alemana con Beijing Benz Automotive.

Cuando este modelo llegue a los concesionarios, a mediados de 2019, Mercedes-Benz previamente habrá realizado varios millones de kilómetros con cerca de 200 prototipos y modelos preserie.

Mercedes-Benz EQC 2019: Diseño

El nuevo Mercedes EQC 2019 llama la atención desde el primer momento por su estética. Para empezar por sus formas, porque son algo diferentes a las que nos tiene acostumbrados Mercedes-Benz. Por ejemplo, del frontal sobresale especialmente una extensa superficie ‘lacada’ que rodea los faros y la parrilla.

La parte superior de este ‘black panel’, que lo llama Mercedes-Benz, está terminad en fibra óptica, permitiendo así, por primera vez, una unión visual entre las luces diurnas del EQC. De esta manera, de noche, se percibe el luminoso del vehículo de lado a lado como una banda horizontal.

Otros detalles propios de la familia EQ son los grupos ópticos, que en el EQC son de serie los Multibeam lead, y que se caracterizan por incorporar franjas azules sobre fondo negro.

Medidas y carrocería

El Mercedes-Benz EQC es un SUV de gran tamaño. Tiene una longitud de 4,76 metros, una anchura de 1,88 metros y una altura de 1,62 metros. Asimismo, su batalla es muy grande. Tiene una distancia entre ejes de 2,87 metros. Y su maletero es notable, aunque no sobresale especialmente con sus 500 litros de capacidad.

Otra característica curiosa de este modelo es que Mercedes-Benz lo sitúa a medio camino entre un SUV y un SUV coupé.

Dos motores eléctricos

No obstante, una de las claves de este modelo es su sistema de propulsión. Este nuevo Mercedes-Benz EQC incorpora dos motores eléctricos, uno en cada uno de los ejes. En conjunto, ambos motores ofrecen una potencia de 300 kW y un par máximo de 765 Nm. disponible desde el primer momento.

Sin embargo, desde Mercedes-Benz señalan que los motores no son iguales. Cada uno de ellos tiene un tamaño diferente y una función específica. Así, mientras que el motor del eje delantero es más compacto y está pensado para lograr una máxima eficiencia en la gama de carga baja o media; el propulsor trasero tiene mayor tamaño y su misión es aportar mayores dosis de dinamismo.

Con estos motores el Mercedes-Benz EQC logra una velocidad máxima limitada de 180 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. En este sentido, mientras que la velocidad máxima pueda parecer aceptable (sobre todo si se piensan en el mercado alemán con autopistas sin limitación); en cambio, la aceleración es sobresaliente.
Que un coche de 2,4 toneladas acelere de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos da una idea de la brutal entrega de par desde el primer momento que tiene este eléctricos.

Batería de gran capacidad

En cuanto a la batería, estamos hablando de una batería de iones litio con una capacidad de 80 kWh. Esta capacidad de la batería es muy elevada. Para hacerse una idea de lo que supone, un Nissan Leaf de nueva generación con una autonomía que ronda los 300 kilómetros cuenta con una batería de 40 kWh.

Eso sí, al incorporar una batería de mayor capacidad (los mencionados 80 kWh) estamos hablando de que también es muy voluminosa y, sobre todo, pesada. En este sentido, son cerca de 650 kilos lo que pesa esta batería del EQC.

Asimismo, desde Mercedes-Benz apuntan a que el gasto de electricidad en el nuevo EQC es de 22,2 kWh cada 100 kilómetros. Por todo ellos desde la marca de la estrella estipulan una autonomía de 450 kilómetros.

La incorporación de la batería ha obligado a Mercedes-Benz ha tener un especial cuidado con el desarrollo del hueco en el que iba a ser introducida para garantizar todas las medidas de seguridad.

En este sentido, Mercedes-Benz ha dotado al vehículo de un nuevo bastidor auxiliar que rodea el motor eléctrico en la parte delantera para protegerlo y, a su vez, para servir de sujeción de la carrocería.

Asimismo, la batería también se ha rodeado por un robusto bastidor que permite absorber energía. Así, entre el bastidor y la batería se han incluido elementos de deformación para absorber fuerzas adicionales en caso de choque lateral grave.

Diferentes tipos de carga

Según señala Mercedes-Benz el EQC dispone de un cargador a bordo que tiene una potencia de 7,4 kW, está refrigerado por agua y permite conectarse a un enchufe común de un domicilio así como a sitios de recarga en zonas públicas.

Aunque Mercedes-Benz no señala el tiempo de carga desde aquí sí podemos señalar que es muy elevado. Y en este sentido recordamos que otros modelos como el Nissan Leaf (con una batería con la mitad de capacidad de carga -40 kW-) en un enchufe convencional puede tardar unas 16 horas. De ahí que este EQC se vaya mucho más allá de las 20 o 24 horas… Prácticamente un día completo.

Por este motivo Mercedes-Benz recomienda un Wallbox, que según la marca puede cargar hasta tres veces más rápido que en un enchufe convencional.

Mercedes-Benz también da la opción de recurrir a la carga ultrarrápida mediante corriente continua, gracias a los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y los EE.UU., así como el sistema CHAdeMO en Japón o GB/T en China. Estos sistemas permiten una recarga con una potencia máxima de 110 kW, lo que según Mercedes-Benz recarga la batería del 10% al 80% en 40 minutos.

Confort acústico y modos de conducción

Es otro de los aspectos en los que ha trabajado Mercedes-Benz. Hablamos del confort acústico. Conviene tener en cuenta que en un eléctrico, al no haber ruido de motores, es muy importante que el resto de componentes no interfieran en el confort de los pasajeros. De ahí que Mercedes-Benz haya trabajado en este sentido introduciendo números apoyos de goma en los sistemas de propulsión así como numerosas medidas de aislamiento.

Asimismo, el EQC ofrece hasta cinco programas de conducción: Comfort, Eco, Max Range, Sport e Individual. Destacan en este sentido el programa más ecológico, con un pedal ‘háptico’ del acelerador (como lo llama Mercedes-Benz) y que permite al usuario realizar una conducción más económica. Asimismo, mediante las levas puede influir en la recuperación. También en el modo Eco, el conductor recibirá instrucciones sobre cuándo debe dejar de acelerar o cuándo puede realizar una conducción a vela. Esto se realiza cuando se conectan los datos de navegación, con el sistema de reconocimiento de señales, entre otros.

Inteligencia artificial

Otro de los aspectos llamativos del EQC es que incorpora el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) y que se caracteriza por incluir inteligencia artificial a la hora del desarrollo de algunas funciones del vehículo. En este sentido, por ejemplo, basta con ‘hablar’ al EQC y decirle que tienes frío para que suba la temperatura. Pero también cuenta con funciones propias de este eléctrico como la autonomía, el estado de carga, etcétera.

Tecnología y ayudas a la conducción

Entre los elementos de tecnología que puede incorporar, destaca la incorporación de la preclimatización que, mediante la app Mercedes me, permite tener el habitáculo del coche a una temperatura correcta antes de empezar el vuelo.

También llama la atención la navegación optimizada, que tiene en cuenta el cálculo de ruta más rápida incluyendo incluso el tiempo de carga más corto posible. En este sentido, además, el conductor puede planear su ruta tanto a bordo como fuera del vehículo e incluir en la misma las estaciones de carga.

Cierra la lista de novedades, la introducción de un Distronic que reconoce los atascos y que en cuanto los detecta disminuye la velocidad a un máximo de 100 km/h.

A favor

En contra