Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz Clase S 2013

2ª mano
8,7/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
8.7 10 1
Puntúa
este coche
8,7/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
91.900€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Berlinas de lujo
Tamaño
Superior
Largo/ancho/alto
5,1/1,9/1,5 metros
Maletero
510 l.

A favor

Incorpora la última tecnología, plazas traseras excepcionales, confort de marcha, potencia de los motores.

En contra

Estética clásica, precio elevado.

Entre 2013 y 2017 Mercedes-Benz ha tenido a la venta este Clase S. Se trata de la sexta generación de esta berlina de representación, un vehículo que se suele conducir con conductor y en el que el ocupante principal suele estar sentado en la fila trasera. Desde 2017, se comercializa un Clase S actualizado.

El Clase S es el coche por excelencia de Mercedes-Benz. Si bien antes, la firma alemana destinaba su máxima tecnología al Maybach, desde que decidiera suprimir la marca Maybach ahora el Clase S es la punta de lanza de la marca. De ahí que Mercedes haya puesto muchos esfuerzos en este Clase S que ha resultado ser el coche más tecnológico en la historia de Mercedes.

Comenzando por sus dimensiones, el Mercedes Clase S se presenta en dos posibles configuraciones: corta y larga. La corta mide 5,11 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,49 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 3,03 metros. A su vez, la larga mide 5,24 metros de longitud, 1,89 metros de ancho y 1,49 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 3,16 metros. Con ambas configuraciones, el Clase S es ligeramente más grande que la generación anterior, la sexta, que estuvo a la venta entre 2005 y 2013.

A las configuraciones corta y larga hay que sumar que el Clase S también está disponible con otras dos carrocerías: coupé, con una línea de techo más tendida y cabriolet o descapotable.

No obstante, aquí trataremos de analizar la berlina con las dos posibles configuraciones: corta y larga. Una berlina que, por sus medidas, compite con modelos como el Audi A7, Audi A8, BMW Serie 7, Jaguar XJ, Lexus LS, Maserati Ghibli, Maserati Quattroporte, Porsche Panamera y Volkswagen Phaeton, entre otros modelos.

Como decíamos anteriormente, frente a todos ellos el Clase S se caracteriza por ser un alarde de tecnología, con soluciones que muchos de sus competidores todavía no pueden ofrecer. De hecho, el Clase S es ya un paso previo a la conducción autónoma, algo de lo que se está cada vez más cerca. Por ejemplo y para empezar podemos decir que una gran parte de su estructura está construida en aluminio. Pero también ofrece una infinidad de detalles en materia de confort como es el caso de la posibilidad de regular el asiento delantero derecho desde la segunda fila. De esta manera si viajamos en las plazas de atrás y queremos más espacio podemos desplazar hacia adelante el asiento del acompañante.

También el Mercedes Clase S ofrece un sinfín de ayudas la conducción. Una de ellas, por ejemplo es un control de velocidad activo que, por medio de un radar, el coche frena o acelera guardando la distancia con el vehículo que nos precede y manteniéndose en el centro del carril. Además, también puede frenar e incluso tensar los cinturones y encender el warning si detecta que hay posibilidad de un impacto por detrás.

Otra función curiosa que posee el Clase S es la posibilidad de leer la carretera y anticiparse a las diferencias del pavimento. En concreto lo que es capaz el Clase S es de detectar con antelación las ondulaciones de la calzada. Para ello incorpora un sistema que se llama Road Surface Scan y que mediante una cámara estereoscópica detecta estas irregularidades que luego con su tren de rodaje Magic Body Control, con el control de amortiguación progresiva y la suspensión neumática, lo que hace es absorber estas irregularidades para que el conductor y ocupantes no aprecien estas irregularidades en la carretera.

También la atención el gran cuadro de instrumentos. Se trata de varias pantallas TFT. La de la izquierda donde se muestran dos relojes virtuales mientras que en la de la derecha viene toda la información de navegación así como las diferentes funciones de entretenimiento y configuración del vehículo. Por ejemplo, desde esta pantalla podemos ver los diferentes masajes que se pueden realizar a los ocupantes.

En lo que se refiere a motores existen muchas alternativas disponibles, tanto de gasolina como de gasóleo es de gasóleo. La de gasóleo es el S350d, que incorpora un motor de seis cilindros en V, con tres litros de cilindrada y 258 CV de potencia. Esta variante con tracción total y cambio automático de siete velocidades logra una velocidad máxima de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Esta versión presenta un consumo medio de 5,9 litros.

Siguiendo con el gasóleo encontramos el S300h, que incorpora un motor de gasóleo de cuatro cilindros con 2,2 litros y 204 CV y un generador eléctrico de 27 CV que entre los dos ofrecen una potencia conjunta de 231 CV. Este híbrido presenta una velocidad máxima de 240 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y un consumo medio de 4,3 litros.

La siguiente variante híbrida es el S 400h, aunque ya con un motor de gasolina de seis cilindro en V con 3,5 litros y 306 CV y un generador eléctrico de 27 CV. Entre ambos el conjunto mecánico ofrece una potencia máxima de 333 CV. Asimismo, el S 400h logra una velocidad máxima de 250 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y ofrece un consumo medio de 7 litros.

Y por último, la estrella de la gama que no es otro que el S500, con un motor de ocho cilindros en V con 4,6 litros de cilindrada y 455 CV de potencia. Con esta mecánica el Clase S logra una velocidad máxima de 250 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y presenta un consumo medio de 9,5 litros.

También existen otras dos variantes de gasolina que son el S 600 L (sólo con carrocería larga) que incorpora un motor 12 en V con 6 litros de cilindrada y 530 CV de potencia. Cierran la lista de versiones potentes el S 63 AMG con un motor 8 en V con 5,5 litros de cilindrada y 585 CV de potencia y el S 65 L con un motor 12 en V con 6 litros de cilindrada y 630 CV de potencia.

A favor

Incorpora la última tecnología, plazas traseras excepcionales, confort de marcha, potencia de los motores.

En contra

Estética clásica, precio elevado.

Opinión de medios expertos

8,7

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

Todo un alarde de tecnología. Así es el Mercedes-Benz Clase S. Desde que en 2013 la firma alemana lo pusiera a la venta ha realizado una declaración de intenciones de hacia dónde quiere llegar con los coches. Conducción semiautónoma, materiales ligeros, motores muy potentes y eficientes y todo un lujo de confort de marcha. En definitiva, el Clase S es una de las mejores berlinas de representación que existen en el mundo.