Mercedes-Benz Clase G 2018

Nuevo
7,0/10
Puntuación media según 2 opiniones de expertos
7.0 10 2
Puntúa
este coche
32º de 34 en SUV grandes
23º de 34  en Ventas en su categoría
Desde
127.450€
7,0/10
Puntuación media según 2 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
32º de 34 en SUV grandes
23º de 34  en Ventas en su categoría
Desde
127.450€
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Maletero
454 l.
Motores
Gasolina
Cambio
Automático
Potencia
422 - 585 CV
CO2
desde 276 g/km

A favor

En contra

El Mercedes-Benz Clase G es toda una leyenda en el mundo del todoterreno y uno de los pocos modelos que resisten a la tendencia global de los SUV. Su elevada capacidad off-road ha permitido que la firma alemana comercialice cerca de 300.000 unidades desde que fuera lanzado en 1979.

Desde entonces, Mercedes ha mantenido fielmente sus formas y su orientación introduciendo algunas actualizaciones a lo largo de los años pero manteniendo el espíritu de este modelo.

Ahora en el Salón de Detroit de 2018 la marca de la estrella presentará un nuevo Clase G, que llegará a los concesionarios a lo largo del año. Según Mercedes es la mayor transformación realizada por la marca en los casi 40 años de historia de este modelo. Es una transformación tanto desde el punto de vista del diseño como desde el punto de vista técnico.

Sin embargo y a pesar de ello, este Clase G mantendrá elementos que le han hecho ser un vehículo tan peculiar. Por ejemplo, mantiene los tiradores de El Mercedes-Benz Clase G es toda una leyenda en el mundo del todoterreno y uno de los pocos modelos que resisten a la tendencia global de los SUV. Su elevada capacidad off-road ha permitido que la firma alemana comercialice cerca de 300.000 unidades desde que fuera lanzado en 1979.

Desde entonces, Mercedes ha mantenido fielmente sus formas y su orientación introduciendo algunas actualizaciones a lo largo de los años pero manteniendo el espíritu de este modelo.

A principios de 2018, Mercedes ha presentado en el Salón de Detroit un nuevo Clase G, que llegará a los concesionarios en torno al mes de mayo de 2018. Según Mercedes es la mayor transformación realizada por la marca en los casi 40 años de historia de este modelo. Es una transformación tanto desde el punto de vista del diseño como desde el punto de vista técnico.

En este sentido, desde Mercedes señalan que los objetivos de la marca a la hora de desarrollar este nuevo Clase G eran aumentar la rigidez del vehículo y optimizar los puntos de ensamblado del bastidor de travesaños.

Más largo, más ancho y más ligero

Comenzando por el apartado de dimensiones, este nuevo Clase G es ligeramente más largo y mucho más ancho. En concreto ahora mide 4,82 metros de largo (+5,3 centímetros) y 1,98 metros de ancho (+12,1 centímetros). Este incremento de longitud y, sobre todo, de anchura, ha permitido a este modelo ofrecer un mayor espacio interior, quizás uno de los aspectos más criticados. De esta manera, ahora tanto los ocupantes delanteros como los traseros gozan de mayor espacio para las piernas (sobre todo los traseros, con 15 centímetros más). Y todos ellos, también los ocupantes delanteros como los traseros, disponen de un mayor espacio para los hombros (casi 4 centímetros delante y casi 3 centímetros detrás).

Asimismo, otra particularidad del nuevo Clase G, a pesar del mayor tamaño, es su adelgazamiento. En concreto, este nuevo 4×4 pesa 170 kilos menos que su antecesor. Esto se debe a la introducción de materiales más ligeros y resistentes como es el caso del acero y el aluminio de diferentes niveles de resistencia. Materiales, todos ellos, que han sido mejorados en la producción de la planta austriaca de Magna Steyr. Esto ha permitido aumentar la rigidez de algunos elementos de la carrocería de hasta el 55%.

Además, este nuevo Clase G ofrece una mayor modularidad interior. Por ejemplo, los asientos traseros se pueden abatir -respecto a la anchura total- el 40%, el 60% o incluso el 100%. Y todo ello con la máxima comododidad y confort. Estos asientos, hablamos ahora de los de delante, pueden incluir función de memoria, mayor sujeción lateral, masaje, climatización, calefacción, apoyo lumbar eléctrico

Sin embargo y a pesar de ello, este Clase G mantiene elementos que le han hecho ser un vehículo tan peculiar. Por ejemplo, mantiene los tiradores de las puertas o incluso el sonido que tienen estas al cerrar. También continúa el aspecto robusto y elementos como la rueda de repuesto anclada en el portón trasero. Pero sobre todo, lo que hace más llamativo a este modelo son sus formas angulosas.

Donde Mercedes sí ha reinterpretado este modelo es en el interior del habitáculo. Aunque se mantienen elementos como la agarradera del salpicadero frente al copiloto o los interruptores cromados del bloqueo del diferencial también hay otros elementos nuevos como un cuadro de instrumentos -opcional- formado por dos pantallas de 12,3 pulgadas fusionadas tras un único cristal. Este cuadro de instrumentos digital puede mostrar la información en tres diferentes estilos: Classic, Sport y Progressive.

A ello se suman otros detalles como los difusores laterales que reproducen la forma de los faros rendondos. Y lo mismo ocurre con la configuración de los altavoces que retoma los rasgos de los emblemáticos intermitentes.

No obstante y a pesar de incorporar estos elementos avances en tecnología, Mercedes afirma que el Clase G continúa ofreciendo una excelente capacidad todoterreno con una elevada exclusividad. Buena prueba de ello es que todos los Clase G, también este nuevo, pasan el test en Schöckl, la montaña situada en Graz, cerca de la planta de producción.

Un 4×4 puro

Donde este modelo continúa dando lo mejor de sí mismo es en el apartado offroad. De hecho, Mercedes-Benz señala que el nuevo Clase G puede afrontar con mayor solvencia que nunca la conducción fuera del aslfato. Por ello, además de mantener el bastidor de travesaños, también continúa ofreciendo aspectos como los diferentes bloqueos del diferencial -con una opción de bloqueo al 100%- y la opción de reductora.

Además, para continuar ofreciendo ese gran comportamiento 4×4 y, a la vez, contar con un buen dinamismo en carretera, Mercedes, en colaboración con AMG, ha desarrollado este modelo. El resultado es una suspensión independiente con eje delantero de trapecio articulado que se combina con un eje trasero rígido. Todo ello no sólo permite mantener sus aptitudes offroad sino que también permiten ofrecer un comportamiento más ágil y dinámico que su antecesor.

Todo ello sumado a una distancia libre al suelo de 27 centímetros, un ángulo de ataque de 31 grados, de salida 30 grados y ventral 26 grados le permite subir una pared ascensional de hasta el 100% (siempre que el piso tenga adherencia), superar una profundidad de vadeo de hasta 70 centímetros y mantenerse inclinado con hasta 35 grados.

Dynamic Select

Otra interesante novedad es la incorporación del sistema Dynamic Select. Se trata de diferentes programas de conducción que permiten elegir al usuarios entre los modos Comfort, Sport, Eco e Individual.

A su vez, estos modos se combinan con la suspensión neumática adaptativa Dynamic Select que también permite numerosas funciones para adaptar la conducción al sistema de amortiguación. De hecho, según Mercedes, el Clase G reconoce el estado del firme y ajusta los amortiguadores según las necesidades.

En el caso de que la conducción sea off-road, este Mercedes activa el modo ‘G-Mode’. Este modo específico 4×4 comienza a funcionar cuando se activa uno de los tres bloqueos de diferencial o cuando se coloca la reductora. Este modo G adaptará la amortiguación regulable, la dirección, el acelerador…

Motores

En cuanto a la gama, al menos, en esta fase inicial sólo estará disponoble la versión G 500. Se trata de un motor V8 de gasolina con 4 litros de cilindrada y 422 CV de potencia (310 kW) con un par máximo de 610 Nm. disponible entre las 2.000 y las 4.750 revoluciones por minuto.

Este motor está asociado a la caja automática de nueve velocidades 9G-Tronic con conventidor de par. Con todo ello, este G 500 ofrece un consumo medio de combustible de 11,1 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones de 263 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

A favor

En contra

Opinión de medios expertos

7,0

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autobild
Automóvil

Autobild

por Autobild -

Es potente y tiene un chasis muy equilibrado. La dirección es precisa y en campo pocos pueden hacerle sombra. Se mantiene fiel a su diseño original. El consumo y las emisiones son elevados, a pesar de su tamaño no puede presumir de espacio interior. (Versión probada: G500)

Ver más

Automóvil

por Juan Collín -

Mercedes ha querido que su mítico todoterreno conserve intactas sus virtudes off road y su legendaria robustez. De ahí que se ha intentado por todos los medios que el nuevo Clase G siga siendo un G, si bien se ha buscado mejorar tanto el comportamiento en carretera como el confort de marcha.

Automóvil Febrero 2018

Rivales