Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz Clase E Cabrio 2016

Nuevo
8,3/10
Puntuación media según 8 opiniones de expertos
8.3 10 8
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 11º en Puntuación
Cara triste roja 29º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara neutral Sin datos en Ventas
Cara neutral Sin datos en Seguridad
Cara muy sonriente 6º en Tamaño
Cara muy sonriente 10º en Maletero
8,3/10
Puntuación media según 8 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Cara muy sonriente 11º en Puntuación
Cara triste roja 29º en Precio
Cara neutral Sin datos en Ecología
Cara neutral Sin datos en Ventas
Cara neutral Sin datos en Seguridad
Cara muy sonriente 6º en Tamaño
Cara muy sonriente 10º en Maletero
Desde
63.500€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,8/1,9/1,4 metros
Maletero
285 l.

A favor

Diseño espectacular, confort de marcha, calidad de los acabados...

En contra

Precio elevado, sólo cuatro plazas, espacio disponible en los asientos traseros.

Desde el verano de 2017 Mercedes-Benz tiene a la venta este nuevo Clase E Cabrio -llega a los concesionarios en septiembre-. Es un descapotable de gran tamaño, techo de lona, acabados premium y cuatro plazas que rivaliza directamente con modelos como el BMW Serie 6 Cabrio, entre otros.

Se trata de un nuevo modelo completo que viene a sustituir al Clase E Cabrio que ha estado a la venta entre los años 2010 y 2017 y que ha tenido una actualización en 2014. Por tanto, estamos hablando de una nueva generación, que está basada en el Clase E de quinta generación que ha empezado a comercializarse en 2016.

Junto a esta variante Cabrio, el Clase E nuevo también se comercializa con otras carrocerías, como por ejemplo el Mercedes-Benz Estate o familiar, el Coupé y una versión destinada principalmente al ocio y con ciertas aptitudes de todocamino que se denomina Clase E All-Terrain.

Un Clase S Cabrio… en ‘pequeño’

Pero volviendo de nuevo a este Clase E Cabrio, un buen resumen de este modelo es que Mercedes ha querido hacer un Clase S Cabrio en pequeño, tanto por diseño como por la gran carga tecnológica. Analicemos ahora cada uno de los aparados de este modelo.

En este sentido, cabe destacar -además- la apuesta de Mercedes-Benz por continuar desarrollando descapotables con techo de lona. Entre otra cosas porque el primer Clase E Cabrio con estas características que presentó Mercedes fue hace más de dos décadas.

Un diseño muy cuidado

Lo primero que llama la atención del Clase E Cabrio cuando estás a su lado es su diseño. Es un coche con una estética muy atractiva.

En este sentido, la marca alemana ha querido que cuando el Clase E Cabrio tenga el techo de lona puesto se parezca, en gran medida, al E Coupé. Además, Mercedes-Benz también le ha querido dar un enfoque deportivo a este modelo. De ahí que tenga un tren rebajado en 15 milímetros respecto al Clase E berlina.

Desde el punto de vista estético, uno de los elementos que más llama la atención es su capota, que puede estar disponible en marrón oscuro, azul oscuro, rojo oscuro o negro.

Una vez dentro, comprobamos que la capota es automática -basta apretar un mando para que se pliegue o despliegue- y se caracteriza porque logra un buen confort de marcha: tanto en aislamiento acústico como con en confort térmico. Para ello la firma alemana ha introducido numerosas capas y ha desarrollado una técnica para reducir el ruido una vez en movimiento.

A 120 km/h… y sin techo

Se puede circular por ejemplo con una velocidad de crucero de 120 km/h con el techo completamente retirado que se viajará con un buen confort. Para ello, Mercedes incorpora en España de serie el Aircap, un primer deflector en la parte superior del parabrisas que deriva el aire hacia arriba y otro segundo deflector o paravientos situando detrás de los asientos traseros que, en combinación, con el anterior crea un gran confort de marcha.

A ello hay que sumar elementos como el Airscarf, que  envía calefacción o refrigeración a la zona del cuello y la cabeza, mediante tomas de ventilación situadas en los reposacabezas.

A ello hay que sumar que este techo de lona se abre y se cierra en 20 segundos y se puede plegar o desplegar a una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora -durante la prueba nosotros la hemos podido plegar y desplegar hasta 60 km/h-.

Previamente para poder plegar y desplegar la capota hay que accionar un elemento divisorio en el maletero para que, si llevamos maletas, el techo guardado no dañe el equipaje.

En cuanto al maletero, tiene una capacidad de 385 litros con la capota desplegada, cifra que se reduce hasta los 310 litros si se guarda la capota en el maletero. En este sentido, además, hay que añadir que la segunda fila de asientos tiene una configuración de 50/50. Además, estos respaldos se pueden abatir, lo que permite un acceso al habitáculo desde el maletero.

También llaman la atención elementos como los asientos deportivos, los aproximadores del cinturón de seguridad, la posibilidad de montar asientos de cuero que reflejan la luz solar…

Supera los 4,8 metros de largo

En cuanto a las medidas, este nuevo Clase E Cabrio tiene un tamaño de 4,82 metros de largo, 1,86 metros de ancho y 1,42 metros de alto. Esto significa que es bastante más grande que el Clase E Cabrio anterior. En concreto, la diferencia es de 12 centímetros más largo, 7 centímetros más ancho y 3 centímetros más alto.

Asimismo, la distancia entre ejes es de 2,87 metros, es decir 11 centímetros más larga. Este aumento de medidas he permitido ampliar la capacidad del habitáculo. En este sentido, Mercedes anuncia que ahora hay 10 centímetros más de espacio para las piernas y unos 5 centímetros más de espacio para los hombros en las plazas delanteras (en las traseras el incremento es de sólo 1,4 centímetros).

No obstante, hay que señalar que el Clase E cabrio es un modelo con un habitáculo algo justo. Detrás es difícil entrar y salir y una vez dentro del vehículo, en la segunda fila, el techo queda muy cerca de la cabeza, lo que hace que sintamos cierta sensación de agobio.

Lo primero que tenemos que decir es que Mercedes-Benz ha realizado un gran esfuerzo en este modelo. Basta señalar en este sentido que su desarrollo le ha llevado cerca de 4 años y un total de 12 millones de kilómetros recorridos de pruebas. Siguiendo con las novedades vemos que este nuevo Clase E Cabrio estrena plataforma. Se trata de la plataforma modular conocida como MRA que también incorporan otros modelos como el Clase S y también el Clase C.

Nos gusta más el gasolina

En cuanto a mecánicas, hemos tenido oportunidad de conducir dos motores. El E 220d con 194 CV y el E 300 de gasolina con 245 CV. De ambos, si tuviéramos que elegir nos quedamos con la versión de gasolina.

Entre otras cosas porque es un motor mucho más fino, menor ruidoso y también empuja fuertemente desde bajas revoluciones. A cambio, eso sí, el consumo es algo elevado pues durante nuestra prueba por carreteras secundarias y sin tener muchos miramientos con el gasto de combustible el ordenador marcó 10,4 litros.

El diésel es más eficiente en cuanto a consumo -8 litros- pero, a cambio, es más tosco y rumoroso. Ambos, eso sí, están asociados a una caja de nueve velocidades que, en conducción dinámica, puede parecer algo lenta.

Otros motores disponibles de la gama son -en gasolina- el E 400 4Matic  con 333 CV. A España no llegará el E 200 con 184 CV.

En la gama diésel -además del mencionado E 220d Cabrio- exise un E 350d con 258 CV.

Todos ellos, la gran mayoría de motores, puede ir asociado de un cambio automático de doble embrague con nueve velocidades denominado 9G-Tronic.

Elevada tecnología

Sin embargo si por algo llama realmente la atención el nuevo Clase E es por la gran cantidad de tecnología que incorpora, sobre todo en seguridad y asistencia a la conducción. Por ejemplo de serie incorpora el Servofreno de emergencia activo que lo que hace es advertir al conductor de una posible colisión inminente y, si es necesario, frenar de forma autónoma. Este sistema puede reconocer vehículos que circulan a menor velocidad, que están detenidos, que están frenando o incluso a peatones que atraviesan la calzada. También de serie incorpora el Attention Assist, que puede advertir de los síntomas de cansancio, así como falta de atención; y por último, el asistente de viento lateral, que ayuda al conductor a reconducir el vehículo ante fuertes rachas.

A todo ello hay que sumar, además, elementos como el Drive Pilot, que es un paso previo a la conducción autónoma. Se trata de un sistema que combina diferentes funciones del vehículo. De esta manera, actúan el Distronic que es un control de velocidad automático que permite que el vehículo circule a una velocidad fijada manteniendo la distancia con el vehículo que le precede. Junto a este elemento hay que sumar que este Clase E es capaz de leer las líneas de la carretera incluso cuando están deterioradas o en una zona de obras para mantener la trayectoria sin salirnos del carril. Asimismo, hay que sumar otra función que permite parar el vehículo y reanudar la marcha completamente solo, lo que es muy útil en situaciones de tráfico. Esta función la realiza siempre y cuando el vehículo no esté detenido más de 30 segundos.

Otra función interesante es que el Distronic que es un control de crucero activo se combina con el sistema de reconocimiento de las señales para fijar la velocidad máxima que tengas las limitaciones de velocidad.

La gama de novedades se complementa con las siguientes funciones:

Piloto automático para aparcar a distancia. Mediante una aplicación de smartphone se puede desplazar hacia delante o hacia detrás el vehículo para aparcar el vehículo en una plaza de estacionamiento cuando el hueco es muy estrecho.

Car-to-X-Communication. El Clase E actúa como emisor y receptor simultáneamente. Las alertas que emita el vehículo se transmiten a la nube de datos de Mercedes de forma automática. Posteriormente estas indicaciones se mostrarán directamente en el mapa de navegación.

Faros multibean de alta definición con 84 diodos de leds en cada faro

Llave digital – utiliza la tecnología NFC (Near Field Communication) y permite utilizar el propio smartphone como llave del vehículo.

Volante sensible al tacto que reacciona a los gestos del usuario, como barridos horizontales o vertifcales y de esta forma el usuario puede interactuar con el sistema de información y entretenimiento sin necesidad de quitar las manos del volante.

Este Clase E Cabrio también sobresale por la posibilidad de montar dos pantallas de alta definición de 12,3 pulgadas con una resolución de 1920 x 720 píxeles.

A favor

Diseño espectacular, confort de marcha, calidad de los acabados...

En contra

Precio elevado, sólo cuatro plazas, espacio disponible en los asientos traseros.

Opinión de medios expertos

8,3

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Coches.net
Autobild
Cocheando
Motor.es
Revista del Motor
Autopista
Autonoción

Autobild

por Vicente Cano -

Aunque tengas mucho más dinero para gastarte en un cabrio, te va a resultar difícil sino imposible encontrar uno más cómodo, espacioso y con más tecnología que este Clase E. Sólo su maletero de 350 litros le impide ser un coche válido para cualquier situación imaginable. (Versión probada: 220d).

Ver en Autobild

Coches.net

Los acabados tienen buena calidad, en marcha es muy confortable, su diseño es atractivo y encima consume poco. Es una lástima que su precio sea tan elevado, las opciones son muy caras también. (Versión probada: 220d Cabrio)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

Si tuviéramos que elegir tres cualidades de este coche... lo tendríamos difícil... Entre otras cosas porque tiene muchas más que tres. Destaca, por ejemplo, por su diseño -que es muy llamativo-, por su comportamiento -que para ser un descapotable- es muy bueno, por el confort de marcha -el habitáculo está bien aislado-, por su comportamiento -que es deportivo y divertido-, por la calidad de los acabados -que es alta- y por su tecnología -que es muy elevada y está próximo a la conducción autónoma-. ¿Elementos menos favorables? Sí, también los tiene. El precio es elevado y las plazas traseras son pequeñas, sólo para niños.

Motor.es

Destaca por su confort, por los consumos, la tecnología y el equipamiento. A mejorar el precio elevado y el ‘piano black’. (Versión probada: E 220 d Cabrio)

Ver más

Revista del Motor

Destaca por el motor y las prestaciones, por el equipamiento tecnológico y por la calidad interior. A mejorar, el precio elevado, el maletero escaso para su tamaño y el espacio justo para las piernas. (Versión probada: 220d 9G-Tronic)

Ver más

Autopista

por Pablo Mallo -

El nivel de sofisticación que puede alcanzar en todos sus apartados es de primer orden, y esto es precisamente uno de los atractivos de ete modelo. A cambio, eso sí, la factura final poco tendrá que ver con el precio de partida. (Versión probada: Clase E Cabrio 220D 194 CV)

Ver más

Autonoción

Destaca por calidad de acabados, la amplitud de sus cuatro plazas y unos consumos moderados para el nivel de potencia. El precio es demasiado elevado, el motor algo rumoroso y le sobran algunos kilos. (Versión probada: E220d 194 CV)

Ver más

Autobild

por Kike Ruiz -

Es para ir tranquilo y disfrutar. Da igual que estemos hablando de la versión de acceso o que elijas bajo el capó un motor más gordo. Su misión es cuidar a los pasajeros y que, además, puedan viajar descapotados haga la temperatura que haga fuera. Eso sí, es un modelo caro que, a poco que le meas mano al a enorme y generosa lista de opciones se va a acercar peligrosamente a los 70.000 euros. (Versión probada: E 220D Cabrio)

Ver más

Rivales