Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz Clase C Cabrio 2016

2ª mano
7,6/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
7.6 10 3
Puntúa
este coche
7,6/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
53.750€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,7/1,8/1,4 metros
Maletero
285 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
170 - 245 CV
CO2
desde 116 g/km
Seguridad

A favor

Tecnología, calidades, sistema de techo.

En contra

Habitabilidad, capacidad del maletero.

Desde el año 2016 Mercedes-Benz está comercializando el nuevo Clase C Cabrio. Se trata de la variante descapotable basada en el Mercedes-Benz Clase C de 2014. Con este nueva carrocería, el Clase C está a la venta con la carrocería berlina, coupé y familiar.

Este nuevo Clase C Cabrio es un descapotable de tamaño medio y techo de lona automático. Con estas características, el nuevo modelo es un rival directo de otros descapotables como, por ejemplo, el Audi A5 Cabrio o el BMW Serie 4 Cabrio.

Comenzando por sus dimensiones, vemos que el Clase C Cabrio mide 4,68 metros de largo, 1,81 metros de ancho y 1,40 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,84 metros. Con estas medidas, vemos que el Clase C Cabrio presenta unas dimensiones idénticas al Clase C Coupé. Asimismo, respecto a la berlina, este C Cabrio tiene un tamaño similar. La longitud, la anchura y la batalla son idénticas y tan sólo hay cambios en la altura, donde el C Cabrio es 4 centímetros más bajo.

Siguiendo con el maletero, el Clase Cabrio tiene una capacidad de carga de 360 litros. Esta cifra es cuando el techo está extendido. Por el contrario, si se recoge en el techo en el maletero, la capacidad de carga desciende hasta los 285 litros.

Si lo que hacemos ahora es compararlo con sus rivales directos, vemos que el Clase C Cabrio es el que tiene un mayor tamaño. En concreto, el Mercedes cuenta con 4,68 metros de largo frente a los 4,63 del BMW Serie 4 Cabrio y los 4,62 metros del Audi A5 Cabrio. En relación a la capacidad de carga, más o menos, todos andan con unas cifras similares. Mientras que el Mercedes cuenta con un maletero de 360 litros, el BMW logra 370 litros y el Audi tiene 380 litros.

Otro de los aspectos claves del Mercedes es que su techo es de lona y tiene un accionamiento eléctrico. En concreto, se necesitan unos 20 segundos para plegar y desplegar el techo y se puede realizar hasta unos 50 km/h.

Respecto a los motores, como señalábamos anteriormente, el nuevo Clase C Cabrio está a la venta con una gama inicial formada por un buen número de mecánicas tanto diésel como de gasolina. Las versiones de gasolina son el C 180, C 200, C 250 y el C 300.

El Mercedes C 180 Cabrio incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con 1.595 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 156 caballos a 5.300 revoluciones por minuto y un par máximo de 250 Nm. disponible entre las 1.200 revoluciones y las 4.000 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, logra una velocidad máxima de 222 km/h y un consumo medio de 6 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 135 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El Mercedes C 200 Cabrio incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con 1.991 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 184 caballos a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 300 Nm. disponible entre las 1.200 revoluciones y las 4.000 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos, logra una velocidad máxima de 235 km/h y un consumo medio 6 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 136 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

La siguiente variante es el Mercedes C 250 Cabrio incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con 1.991 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 211 caballos a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 350 Nm. disponible entre las 1.200 revoluciones y las 4.000 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, logra una velocidad máxima de 244 km/h y un consumo medio 6,2 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 140 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Por otra parte, el Mercedes C 300 Cabrio incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con 1.991 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 245 caballos a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 370 Nm. disponible entre las 1.300 revoluciones y las 4.000 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos, logra una velocidad máxima de 250 km/h y un consumo medio de 6,4 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 151 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Cierran las versiones de gasolina el C 400 con 333 CV y el C 43 Cabrio con 367 CV de potencia.

Respecto a los diésel la versión de acceso a la gama es el C 220 d Cabrio. Incorpora un motor de gasóleo de cuatro cilindros en línea con 2.143 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 170 caballos a 3.000 revoluciones por minuto y un par máximo de 400 Nm. disponible entre las 1.400 revoluciones y las 2.800 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, logra una velocidad máxima de 225 km/h y un consumo medio de 5 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 130 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El siguiente motor diésel es el C 250 d Cabrio. Incorpora un motor de gasóleo de cuatro cilindros en línea con 2.143 centímetros cúbicos, una potencia máxima de 204 caballos a 3.800 revoluciones por minuto y un par máximo de 500 Nm. disponible entre las 1.600 revoluciones y las 1.800 revoluciones por minuto. Con este propulsor el Clase C acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, logra una velocidad máxima de 243 km/h y un consumo medio de 4,6 litros cada 100 kilómetros con unas emisiones de 121 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Otra particularidad del nuevo Clase C es su menor peso. En concreto, Mercedes ha logrado una reducción de peso de alrededor de 100 kilos respecto a la tercera generación. Gran parte de este ahorro de peso se debe a la utilización en la estructura de elementos más ligeros como puede ser el caso del aluminio en lugar del acero. En concreto, gracias a esa técnica se han reducido alrededor de 70 kilos. En concreto, en el anterior Clase C había un total del 9% de aluminio en la estructura, mientras que ahora hay alrededor de un 48%.

Desde el acabado inicial, este Clase C Cabrio incorpora de serie elementos como: airbags frontales, de cabeza, laterales y de rodilla, alerta por cansancio (attention assist), ABS, asistente de arranque en pendiente, collision prevention assist plus que frena el coche ante un impacto por alcance, ESP, control de presión de los neumáticos, luces de LED y luces diurna de LED, ordenador de viaje, climatizador, sensor de lluvia, cuadro de instrumentos con display central en color de 5 pulgadas, dos puertos USB, bluetooth, pantalla táctil de 7 pulgadas, radio Audio 20 CD con MP3 y llantas de aleación de 16 pulgadas.

A medida que el usuario decida incrementar el nivel de equipamiento el listado de opciones se verá incrementando. De hecho, este Clase C Cabrio puede incorporar hasta elementos como el Distronic Plus con las funciones Stop&Go y Steering Assist.

A favor

Tecnología, calidades, sistema de techo.

En contra

Habitabilidad, capacidad del maletero.

Opinión de medios expertos

7,6

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autofácil
Cocheando
Coche Actual

Autofácil

Es la referencia del segmento… aunque bien es cierto que su competencia es muy escasa. Destaca por sus propulsores. Todos tienen un excelente rendimiento. Además, tiene una calidad muy buena. Sus principales puntos débiles están en la habitabilidad y el maletero. Los motores diésel son poco refinados. (Versión probada: C Cabrio C250d).

Ver en Autofácil

Cocheando

por Cocheando -

El Mercedes-Benz Clase C Cabrio es un descapotable interesante para todo aquel que busque un cabrio premium. Destaca por su diseño, por su estética deportiva y por su buen comportamiento. A ello hay que sumar los buenos acabados, las mecánicas eficientes y la gran carga tecnológica que incorpora. Es un rival muy duro de modelos como el Audi A5 Cabrio o el BMW Serie 4 Cabrio.

Coche Actual

por Óscar Díaz -

Si no eres de los de cambiar de coche cada cuatro años, podrás acertar con un Clase C Cabrio de stock. Se comporta de forma excelente en el plano dinámico y el nuevo modelo de 2018 apenas ha variado su equipamiento. El consumo durante la prueba fue de 5,5 litros. (Versión probada: Clase C Cabrio 220d 170 CV)

Ver más

Rivales