Precios de coches nuevos

Mercedes-Benz CLA Shooting Brake 2019

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
Familiares grandes
Tamaño
Grande

A favor

Diseño, comportamiento, tecnología

En contra

Sus ventas no serán muy elevadas

Desde septiembre de 2019 Mercedes-Benz tiene a la venta el nuevo CLA Shooting Brake 2019, un modelo familiar con línea coupé que ofrece una imagen atractiva y un espacio interior muy generoso. El modelo fue presentado en el Salón de Ginebra de 2019.

El Mercedes-Benz CLA Shooting Brake 2019 es un modelo de nueva generación que sustituye al CLA de 2016, que a su vez se trataba de una puesta al día de la primera generación, lanzada al mercado en 2015.

El CLA Shooting Brake presenta grandes similitudes con el Mercedes-Benz Clase A, modelo en el que se basan tanto el CLA Coupé, como este familiar. Estos tres modelos comparten la plataforma MFA 2 de la marca alemana.

El CLA Shooting Brake es un modelo que se encuentra relativamente sólo en el mercado, ya que no tiene competidores directos. Un modelo que se acerca a la misma filosofía de línea coupé es el Hyundai i30 Fastback, sin embargo, este no cuenta con una versión familiar como este Shooting Brake.

De esta manera la alternativa más similar a este CLA Shooting Brake será el Kia Proceed, un vehículo bastante más barato y con un interior más amplio.

Al igual que el resto de modelos compactos de la marca de la estrella, el nuevo CLA Shooting Brake será ensamblado en la planta que el fabricante tiene en Kecksmét (Hungría).

Nuevas dimensiones

El nuevo CLA Shooting Brake es un coche más grande que su predecesor. En concreto gana casi 5 centímetros de largo y otros 5 de ancho. Con este incremento alcanza unas dimensiones de 4,68 metros de largo por 1,83m de ancho.

Este incremento de cotas permite al CLA Shooting Brake ofrecer un maletero con 505 litros, 10 más que el CLA de 2016. Además, a causa del rediseño de la parte trasera, cuenta con una boca de carga más ancha, lo que hace que sea más cómodo a la hora de introducir objetos.

En el interior sus cotas también mejoran, aunque ligeramente. Sigue ofreciendo un habitáculo algo pequeño para ser un coche familiar, es uno de los inconvenientes de contar con una línea estética tan estilizada.

Cambios estéticos

Las principales diferencias entre esta generación del CLA y la anterior se aprecian en la parte frontal y en la zaga del modelo.

Los faros delanteros cambian radicalmente de diseño, ahora son más finos y estilizados, en opción pueden contar con tecnología full-led. La parrilla se ensancha y se ubica ahora en una posición algo más baja.

Tenemos la sensación de que el conjunto pierde altura y gana presencia.
En la parte trasera las ópticas siguen la misma receta, menos tamaño y una forma más alargada y estilizada. Se componen de dos piezas separadas, lo que permite que el portón del maletero sea ahora algo más ancho.

En el interior las modificaciones también son notables. Al igual que ocurre en el Clase A, se incorpora una única pieza que junta dos pantallas, la del sistema multimedia y la de la instrumentación digital.

Llama la atención la ausencia de la típica ‘capilla’ que tradicionalmente enmarca el cuadro de mandos.

Otra de las novedades importantes es la actualización del mando del sistema multimedia, ahora es táctil y capacitivo, por lo que al seleccionar un elemento obtenemos una respuesta táctil que nos confirma la acción.

Como ya es costumbre en Mercedes-Benz el selector del cambio se incorpora en la columna de la dirección, sin embargo, en este nuevo CLA se incluye una especie de ‘pomo’ que no tiene más función que la de tener algo que agarrar con la mano al conducir.

Sistema multimedia MBUX

Es también novedad la incorporación del sistema Mercedes-Benz User Experience, un conjunto de tecnologías formado por las pantallas del interior, el head-up display, navegador con realidad aumentada, software con capacidad de aprendizaje y el reconocimiento de voz mediante el comando ‘Hola Mercedes’.

Lo mejor de este sistema es el asistente de voz personal que permite realizar determinadas acciones con un lenguaje algo menos robótico que el de otros sistemas similares.

De esta manera se puede accionar el climatizador o seleccionar la búsqueda pidiéndolo directamente a través del comando ‘Hola Mercedes’.

El sistema también es capaz de predecir las acciones del conductor, memorizando por ejemplo las horas a las que llamamos a un contacto determinado.

CLA 250

En el momento de su presentación, el CLA sólo está disponible con una única motorización, el motor de gasolina de cuatro cilindros y 225 CV. Se asocia a una caja de cambios automática de 7 velocidades y doble embrague con tracción a las cuatro ruedas.

Se espera que la gama se vaya completando con otras opciones tanto diésel como gasolina y la opción de contar con tracción delantera y no total.

Si miramos al Clase A, la oferta mecánica actual está compuesta por cuatro versiones gasolina (180, 200, 220 y 250) y tres diésel (180d, 200d y 220d). Sería previsible que el CLA cuente con una oferta similar.

Conducción semiautónoma

El nuevo CLA Shooting Brake cuenta con el asistente activo Distronic, que gracias a un sistema de cámaras y radares es capaz de ofrecer un nivel de conducción semiautónoma.

Mantiene la distancia con el vehículo que nos precede, interviene sobre la dirección para permanecer en el carril, cambia de carril al activar el intermitente y puede llegar a detener el vehículo en el arcén en caso de emergencia.

A favor

Diseño, comportamiento, tecnología

En contra

Sus ventas no serán muy elevadas