Precios de coches nuevos

Mazda MX-5 RF 2016

8,5/10
Puntuación media según 6 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
28.050€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
Descapotables
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
3,9/1,7/1,2 metros
Maletero
127 l.
Seguridad

A favor

Dinamismo, diversión, placer de conducir, un habitáculo más aislado al tener el techo duro.

En contra

Es pequeño por dentro y salir y entrar del vehículo es algo difícil.

Desde finales de 2016 Mazda ha iniciado la preventa del MX-5 RF. El Mazda MX-5 RF -RF significa retractable fastback-. Se trata de un nuevo modelo de la firma japonesa que se caracteriza por ser un descapotable biplaza -roadster- con techo duro. Este modelo llega al mercado sólo unos meses después de que Mazda iniciara la comercialización del MX-5 de cuarta generación, a finales de 2015.

Este modelo, el MX-5 de cuarta generación, es muy importante para la firma japonesa puesto que de este modelo han vendido ya cerca de un millón de unidades en toda su historia, lo que le ha convertido en el roadster más vendido del mundo.

Este éxito viene determinado porque el Mazda MX-5 siempre se ha caracterizado por ser un roadster ligero de peso, asequible, muy divertido y con propulsión o tracción trasera. Y esta generación no lo iba a ser menos. De hecho, incluso Mazda ha querido que todos estos ingredientes estén en su punto más álgido.

Asimismo, la llegada del RF también es clave para la marca japonesa, puesto que según el presidente de Mazda España, José María Terol, desde la firma se espera que el 70% de las ventas del Mazda MX-5 pertenezcan a la versión con techo duro. El 30% restante pertenece, por tanto, a la versión con techo blando.

En concreto para 2017, Mazda espera vender en España un total de 450 unidades de este modelo. De acuerdo que no es una cifra muy elevada. De hecho, supone sólo el 2% de las ventas de Mazda en España. Entre otras cosas porque el más importante es el CX-5 (36%), seguido del CX-3 (24%), Mazda 3 (19%), Mazda6 (10%), Mazda2 (8%) y MX-5 (2%).

Sin embargo y a pesar de no tener un gran volumen, sí es un modelo que ofrece una gran imagen de marca. Un coche icono que enamora al conducirlo. De hecho la prueba de que es un modelo especial es que lleva centenares de premios logrados a lo largo de sus cuatro generaciones. En este sentido desde la marca japonesa están especialmente contentos de contar con dos galardones como son el World Car Of The Year y el World Design Car of The Year.

Una vez que estamos ante el MX-5 una de sus principales virtudes es el diseño. Sobresale su línea porque no es un cabrio puro como tal. Este nuevo modelo tiene una carrocería más parecida a un targa. Es decir el segundo montante -el último- no queda oculto, sino que es una pieza inmovil. De ahí que lo único que se oculta es el techo, dividido en varias partes, entre las que se incluyen piezas de aluminio.

Otra de las ventajas de este nuevo modelo es el sistema del techo. De hecho, desde Mazda no querían que la llegada del techo duro mermara la principal característica de este modelo: su deportividad y la ligereza. Por ello han optado por un techo complejo en su diseño pero que realmente no necesita guardarse por completo. De esta manera, sólo algunas piezas son las que quedan recogidas en el maletero. Las otras, por tanto, como el montante trasero permanecen fijas.

Al elegir este sistema, el Mazda MX-5 de techo duro mantiene el mismo espacio de carga que la variante con techo de lona. Hablamos, por tanto, de 130 litros de capacidad. Eso sí, este maletero tiene 20 litros menos de capacidad que la anterior generación del MX-5. A ello hay que sumar que presenta formas irregulares, aunque sí caben dentro de él dos maletas de mano.

A ello hay que sumar que estamos hablando de un techo que añade sólo 45 kilos respecto al MX-5 convencional. Eso sí a cambio, este sistema del techo hay que realizarlo principalmente en parado. Si bien es cierto que desde la marca señalan que se puede hacer hasta 10 km/h en marcha, en realidad como tarda tan poco -unos 13 segundos- es preferible hacerlo antes de salir o bien cuando se está parado en un semáforo e incluso se puede hacer en un stop.

Respecto a las mecánicas, existen dos opciones disponibles, ambas con motores de gasolina y de cuatro cilindros en línea. La versión de entrada está propulsada por un propulsor Skyactiv-G de 1,5 litros con 131 CV a 7.000 revoluciones y un par máximo de unos 160 Nm. disponibles desde las 4.800 vueltas. Se trata de un motor que ofrece unas prestaciones buenas aunque para sacarle buen provecho hay que utilizar demasiado la caja de cambios manual de seis marchas.

Es más recomendable el 2.0 Skyactiv-G, un motor de 1.998 centímetros cúbicos, con 160 CV de potencia a 6.000 revoluciones y un par máximo de 204 Nm. desde las 4.600 vueltas. Este motor nos gusta más porque tiene mayor empuje y mejores prestaciones. Además, las diferencias de consumo entre este último y el anterior no son muy abultadas: 6,6 litros frente a 6 litros cada 100 kilómetros de la versión más potente.

Siguiendo con sus dimensiones, el nuevo Mazda MX-5 RF mide 3,91 metros de largo, 1,73 metros de ancho y 1,23 metros de alto. Con estas medidas, podemos decir que el nuevo Mazda es de los MX-5 más pequeños de la historia. Respecto al anterior MX-5 es, por ejemplo, 11 centímetros más pequeño. También, la batalla es 2 centímetros más corta. A ello hay que sumar que los voladizos son más cortos que nunca.

Estas nuevas medidas hacen que el habitáculo sea ligeramente más pequeño. Eso sí, un pasajero y su acompañante –conviene recordar que es un biplaza- siempre que no superen los 1,85 metros se encontrarán cómodos. Lo que sí se echará en falta son los huecos dentro del habitáculo ya que apenas encontrarás dónde dejar la cartera, las llaves, el mando del garaje o la documentación del coche…

En cuanto al puesto de conducción, también el nuevo Mazda MX-5 presenta diferencias. Ahora el conductor va situado más en el centro del vehículo (15 mm.), más bajo (20 mm.) y un poco más bajo. Todo ello, para que éste pueda sentir más el tacto de la carretera y el comportamiento del vehículo. Y para mejorar, también, el centro de gravedad. De hecho, desde el momento en el que te subes al MX-5 te percatas que es más bajo que las otras generaciones y que estás situado más atrás.

Como críticas en este sentido, podemos apreciar dos. La primera es que desde el lado del pasajero hay un gran volumen de espacio destinado a la transmisión que hará que el copiloto tenga menos espacio para las piernas y que incluso tenga que desplazarlas hacia un lado. Y la otra crítica es que entrar y salir del vehículo es una maniobra algo complicada ya que no te das cuenta de lo bajo que vas hasta que no tienes que efectuar esta operación.

En cuanto a las versiones existen muchas opciones. Inicialmente, a finales de 2016, se puso a la venta una versión especial que apenas ha durado unas semanas porque ya se ha agotado. Se trataba de la versión versión Nappa Edition en la web de Mazda. Se trata de una edición especial que cuenta con un equipamiento exclusivo y personalizado.

En concreto, este MX-5 cuenta -para las 50 primeras unidades- con elementos como tapicería en cuerpo nappa marrón, maleta diseñada a medida, placa con el número de la edición limitada y un curso de conducción en pista deslizante.

Además, este MX-5 RF Nappa Edition, que está asociado al motor 2.0 de 160 CV y el cambio manual de seis marchas, incorporan de serie elementos como los faros full led, la pantalla de 7 pulgadas, las llantas de 17 pulgadas…

En cuanto al equipamiento todo dependerá del acabado elegido. Existen tres niveles Style, Style+ y Luxury. La versión más accesible, por ejemplo, dispondrá de asientos de tela, mientras que los más equipados podrán llevar asientos de piel o incluso unos Recaro de piel y Alcántara.

Sobresale el equipo Bose con nueve altavoces, la pantalla de 7 pulgadas para el infoentretenimiento y las ayudas a la conducción como el aviso de vehículos en el ángulo muerto, cambio involuntario de carril, etc.

Por último y en relación a los precios, el MX-5 RF 1.5 de 131 CV y el acabado Style está disponible desde 27.500 euros. No obstante, según diferentes campañas de promoción a este precio se pueden descontar cerca de 2.500 euros.

A favor

Dinamismo, diversión, placer de conducir, un habitáculo más aislado al tener el techo duro.

En contra

Es pequeño por dentro y salir y entrar del vehículo es algo difícil.

Opinión de medios expertos

8,5

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Actualidad Motor
Alta Gama
Cocheando
Coches.com
Autofácil
Periodismo del Motor

Actualidad Motor

Destaca por su motor atmosférico de 2 litros, por el comportamiento y los acabados. Debe mejorar en la ubicación de los controles de infoentretenimiento, la guantera del copiloto y el calentamiento de la consola central. (Versión probada: MX-5 RF  2.0 160 CV).

Ver en Actualidad Motor

Alta Gama

En el Mazda vas encajado. Con 1,80 metros de altura la cabeza casi roza con el techo y las rodillas carecen de margen. Además, faltan huecos portaobjetos. Y el maletero apenas da para un par de bolsos de viaje. El mecanismo de apertura del techo es rápido. Hasta 100 km/h es una delicia viajar sin techo. Más allá cansan por turbulencias y ruidos. La conducción es pura y sensitiva. La suspensión es razonable y la dirección, excelente. (Versión probada: 2.0 160 CV Ingnition).

Altagama | enero 2018

Cocheando

por Cocheando -

Mantiene viva la esencia del MX-5 más tradicional y suma además el confort de viajar con el techo duro que mejora la comodidad interior y un menor nivel de ruido. Es, por tanto, uno de los mejores cabrios y uno de los mejores coches para aprender a conducir de forma dinámica y para divertirse mucho si ya tienes un buen nivel de conducción. Totalmente recomendable.

Coches.com

Destaca por su comportamiento deportivo a precio comedido, por su motor y cambio manual delicioso y por el diseño atrevido y resultón. A mejorar la habitabilidad, que tiene un precio reducido; la capota lenta y con aislamiento limitado y la sensación de libertad más reducida que con la capota de lona. (Versión probada: 2.0 Skyactiv-G Luxury Pack Sport)

Ver más

Autofácil

Representa una opción más práctica, confortable y sofisticada que el MX-5 de capota blanda… y sigue siendo el roadster deportivo más asequible del mercado. Destaca, además, por su diseño, la ligereza, el bajo nivel de turbulencias y su consumo. Por el contrario, debe mejorar en confort de rodadura, facilidad de conducción, maletero y habitabilidad. (Versión probada: MX-5 RF).

Ver en Autofácil

Periodismo del Motor

El RF mantiene las características del MX-5 convencional añadiendo grandes dosis de estilo y algo de comodidad al contar con un techo operado eléctricamente. Un deportivo con todas las letras que además es razonable en cuanto a costes de adquisición y uso.  (Versión probada: 2.0 160 CV)

Ver más

Opiniones de usuarios

He tenido la oportunidad de conducir el Mazda MX-5 durante su presentación internacional en los alrededores de Barcelona. En total ha sido una ruta de unos 200 kilómetros por la ciudad, autopista y, sobre todo, carretera convencional con muchas zonas de curva. Y desde luego, este último –las carreteras reviradas- es el escenario perfecto para este coche. El Mazda MX-5 no dejará insatisfecho a nadie. Es un coche que prácticamente gusta a todos. Estamos de acuerdo en que es muy pequeño, que es difícil salir y entrar de él, que tiene sólo dos plazas y que su diseño es un tanto particular. Sin embargo, una vez dentro… desde el momento en el que aceleras con contundencia y una vez que empiezas a trazar curvas, no querrás bajar de él. Es un coche muy divertido. Y sobre todo es divertido por su agilidad. Al pesar muy poco y tener una distancia entre ejes corta, es un coche que prácticamente intuye las curvas. Y basta girar la dirección con decisión para que el MX-5 se aferre al viraje de una forma increíble. Además, siempre que la carretera esté en buen estado -que no haya superficies deslizantes- el MX-5 –a pesar de ser un coche de propulsión (tracción trasera)- es noble. Y por más que le intentas forzar, el coche se sujeta bien y tracciona muy bien. En cuanto al sistema del techo, me ha parecido muy acertado. Una vez que el coche está cerrado, el habitáculo está bien aislado y se puede mantener una conversación sin necesidad de alzar la voz. Asimismo, también se consigue un buen control climático con los asientos calefactables y el sistema de calefacción o refrigeración. Pero a ello hay que sumar que si, se retira, el techo, el confort también es bueno, porque al ser más bien un targa no hay grandes turbulencias dentro del habitáculo. Esto hace que puedas circular a velocidades de 120 km/h con cierto confort y sin apenas despeinarte. Respecto a los motores, he podido conducir los dos, el 1.5 y el 2.0, ambos con cambio manual. Y la verdad es que los dos dejan muy buen sabor de boca. Quien piense que el 1.5 se puede quedar corto, a nosotros nos parece muy razonable. Es cierto que el 2.0 tiene más bajos y mayor par lo que permite salir con más aceleración en las curvas… Pero también hay que reconocer los méritos de la versión menos potente que al ser muy ligera también gana en agilidad. No obstante, si tu bolsillo te lo permite desde aquí te recomendamos el 2.0 con el cambio manual. Entre otras cosas porque el cambio manual del MX-5 RF es de lo mejor que puedes probar en el mercado. En definitiva, una auténtico juguete para mayores. ¡Totalmente recomendable!

Rivales