Mazda CX-5 2017

Nuevo
7,7/10
Puntuación media según 21 opiniones de expertos
7.7 10 21
Puntúa
este coche
13º de 36 en SUV medianos
13º de 36  en Ventas en su categoría
Desde
27.270€
7,7/10
Puntuación media según 21 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
13º de 36 en SUV medianos
13º de 36  en Ventas en su categoría
Desde
27.270€
Tipo de coche
SUV medianos
Tamaño
Mediano
Largo/ancho/alto
4,6/1,8/1,7 metros
Maletero
506 l.
Motores
Gasolina, Diésel
Cambio
Manual, Automático
Potencia
150 - 194 CV
CO2
desde 132 g/km
Seguridad

A favor

Habitáculo espacioso, buenos acabados y mecánicas eficientes.

En contra

Precio elevado, competencia muy fuerte.

Desde mediados de 2017 Mazda tiene  a la venta un nuevo CX-5. Se trata de una puesta al día del modelo que fue lanzado en 2012 y que recibió una actualización mínima en 2015. Con esta actualización o restyling, este Mazda CX-5 se mantendrá en los concesionarios hasta aproximadamente 2019 o, como tarde, 2020. A partir de entonces llegará el Mazda CX-5 de segunda generación que se caracterizará por su mayor ligereza y dinamismo, así como por incorporar ya funcionalidades próximas a la conducción autónoma.

El caso de este nuevo Mazda CX-5 es curioso. Mientras que Mazda es una compañía que nos tiene acostumbrados a renovar sus modelos cada seis años aproximadamente, con el CX-5 estos plazos se alargarán con toda probabilidad uno o dos años más. Esto viene determinado porque el CX-5 es un producto con un gran éxito. Y según los propios responsables de la marca, cuando algo funciona es mejor “no romperlo”.

En todo el mundo, entre 2012 y 2016, Mazda ha comercializado un total de 1,5 millones de unidades de este modelo. Esta cifra aúpa al CX-5 hasta el 25% de las ventas totales de Mazda.

En España, no obstante, este porcentaje es todavía mayor. Entre 2013 y 2017 -incluidas las previsiones para este año-, la firma japonesa comercializará un total de 29.000 unidades del CX-5 en nuestro país. Esta cifra supone el 42% del total de las ventas de la marca en España en este tiempo, una cifra que asciende hasta las 69.000 unidades (período 2013-2017).

Por ello, es lógico que todos los cambios que se están haciendo o se hayan hecho en el CX-5 son evoluciones y no revoluciones. Un buen ejemplo de ello, es este Mazda CX-5 de 2017 que puedes ver aquí. Se trata de un Mazda CX-5 muy continuista, un Mazda CX-5 que mejora ligeramente, pero que no ofrece grandes cambios frente al modelo que ya existía de forma previa.

Estos son los cambios del nuevo Mazda CX-5

¿Y cuáles son esos cambios?, te preguntarás. Pues bien, la mayoría de las mejoras tienen que ver con la estética, con el confort de marcha, con el equipamiento y con la incorporación de unos motores algo más eficientes.

Comenzando por el diseño vemos que el nuevo CX-5 se diferencia de su antecesor por los faros delanteros estilizados y colocados en una situación más baja y por la parrilla rediseñada con una expresión más deportiva. Los cambios del interior tienen como fin que el conductor y acompañantes se encuentren más cómodos e integrados con el vehículo. En este sentido, la palanca de cambios, ahora, está situada un poco más alta (6 centímetros en la caja automática y 4 centímetros en el cambio manual). Y lo mismo ocurre con la consola, que también está en una posición ligeramente superior.

A su vez también se han realizado cambios en el indicador multifunción del cuadro de instrumentos, con una nueva pantalla de 4,6 pulgadas y la pantalla central de la consola, con 7 pulgadas de diámetro, que se ha desplazado a la parte superior del salpicadero.

También se ha mejorado el tapizado de los asientos y la rigidez de los mismos. Los asientos posteriores, además, ahora presentan dos posiciones de reclinación.

Entre las novedades técnicas podemos ver que ahora este Mazda CX-5 tiene un centro de gravedad más bajo, el ancho de vía delantero y trasero ha crecido en 10 milímetros, el pilar A ha retrocedido 3,5 centímetros. El sentido de este cambio del pilar A es para que el conductor tenga ahora un campo de visión mejorado, algo que también se ha logrado con unos retrovisores laterales más pequeños. A su vez se ha mejorado la visión trasera gracias a una luneta trasera de una sola pieza.

Comportamiento mejorado

Y otra novedad del CX-5 es la mejora del comportamiento. Algo que se ha conseguido aumentando un 15,5% la rigidez torsional y con elementos como el G-Vectoring Control. Se trata de una tecnología que lo que hace es ajustar el par motor dependiendo de los movimientos del volante. El sistema continuamente analiza la fuerza G laterales y longitudinales y optimiza la carga vertical que recibe cada rueda. De esta manera el CX-5 mejora tanto la respuesta como la estabilidad.

Asimismo, la dirección también ha mejorado. Ahora tiene una respuesta más directa. Y lo mismo ocurre con la suspensión delantera, que ha sido revisada.

A todo ello hay que sumar un mayor confort de marcha. Mazda ha logrado mejorar el confort de marcha tanto cuando se circula a gran velocidad como cuando se viaja por firmes irregulares a velocidades más bajas. En concreto, ahora el CX-5 ofrece el mismo nivel de aislamiento acústico que su antecesor incluso circulando a 20 km/h más. Y esto se ha logrando con medidas como rebajando la posición de los limpiaparabrisas o introduciendo lunas y cristales de mayor grosor.

Todocamino de tamaño medio

Lo que no ha variado, en absoluto, respecto al Mazda CX-5 de 2012 es el enfoque de este modelo. De ahí que este nuevo CX-5 de 2017 continúe siendo el todocamino de tamaño medio de la firma japonesa. Tras lanzar primero los más grandes CX-7 y CX-9 (este último, sólo en algunos mercados), llega este modelo que se sitúa un escalón por encima del CX-3 (que ha llegado después y se sitúa como el más pequeño).

Por tanto, al ser un todocamino de tamaño medio, el CX-5 compite con grandes superventas. Hablamos por ejemplo de modelos como el Volkswagen Tiguan, el Ford Kuga, Kia Sportage, Hyundai Tucson (antes Hyundai ix35) o Nissan Qashqai, entre otros.

Frente a todos ellos el Mazda CX-5 se caracteriza por diferentes aspectos. El primero de ellos que presenta un nivel de calidad alto. Y además, su comportamiento y es bueno, es decir es bastante dinámico para ser un SUV. Analicemos, no obstante, cada uno de los apartados de este modelo.

Y comenzamos, por tanto, con las dimensiones. El CX-5 tiene una longitud de 4,55 metros, una anchura de 1,84 metros y una altura de 1,67 metros. Su distancia entre ejes es de 2,70 metros. Con estas medidas podemos afirmar que el CX-5 es uno de los modelos más grandes de la categoría.

De hecho, tan sólo le superan el Toyota RAV4 (4,60 metros), el Honda CR-V (4,60 metros), el Subaru Forester (4,59 metros) y el extinto Opel Antara (4,57 metros). El resto de rivales son más pequeños: Ford Kuga (4,52 metros), Volkswagen Tiguan (4,49 metros), Kia Sportage (4,44 metros), Renault Kadjar (4,44 metros), BMW X1 (4,43 metros) y Nissan Qashqai (4,37 metros), entre otros modelos.

Estas grandes dimensiones tienen su continuidad en un habitáculo espacioso. De hecho, la gran habitabilidad es otra de las virtudes de este modelo. Tanto delante como detrás, la anchura que ofrece Mazda a todos los pasajeros es buena (sobre todo a conductor y acompañante que gozan de 144 centímetros). Detrás, la anchura es algo menor (139 centímetros), aunque también es buena.

Y a todo ello hay que sumar una buena altura libre al techo. Esto hará que ningún pasajero roce con su cabeza en el techo. Para ello el Mazda CX-5 cuenta con 101 centímetros delante y con 95 centímetros, dos cotas que son muy buenas (sobre todo la delantera) dentro de la categoría de los SUV compactos.

Junto a la buena amplitud interior, cabe destacar una notable versatilidad interior, con unos asientos que se pliegan en configuración 40/20/40. Además, si se abate el asiento central se puede acceder al maletero.

Maletero algo justo

El maletero cuenta con una capacidad de 463 litros. Es una medida, algo justa, sobre todo si tenemos en cuenta las dimensiones del modelo. Con ello no queremos decir que el maletero sea escaso. Pensamos que 463 litros es una capacidad razonable. El problema es que hay modelos que presentan mejor capacidad (Kia Sportage, con 465 litros) y son más pequeños (casi 10 centímetros más cortos). No obstante, el maletero del CX-5 está bien y sólo le superan el Volkswagen Tiguan de 2016, con 615 litros; el Honda CR-V con 589 litros; el Toyota RAV4, con 547 litros; el Renault Kadjar, con 472 litros y el Kia Sportage, con 465 litros, entre otros.

Sí se echa en falta, como sí tienen otros modelos, es que la segunda fila de asientos se desplacen longitudinalmente.

A cambio, este modelo cuenta con algunas tecnologías de última generación. Hablamos de la tecnología SkyActiv. Se trata de una serie de actuaciones desarrolladas por Mazda que afectan al chasis, motores y cajas de cambios, entre otros elementos, y que permiten disponer de un vehículo más eficiente.

Comenzando por los motores existen varias alternativas. Eso sí, tiene que quedar claro que la gama no es muy extensa. Por ejemplo analizando las mecánicas diésel encontramos un único motor de cuatro cilindros y 2.191 centímetros cúbicos.

Este motor de gasóleo 2.2 ofrece dos niveles de potencia (150 y 175 CV) y se caracteriza por tener unas buenas prestaciones, un gran par y unos consumos bajos. Asimismo, está disponible con tracción delantera (2WD) en las versiones menos potentes, con tracción total (4WD) en todas las versiones, con cambio manual y cambio automático.

La otra opción es optar por el motor de gasolina que también es único. Se trata de un motor de cuatro cilindros, dos litros de cilindrada (1.998 centímetros cúbicos) y una potencia de 160 o 165 caballos. La diferencia entre tener 160 o 165 caballos es que la menos potente es la tracción total, mientras que la de 165 CV es para la tracción delantera.

A ellos hay que sumar un nuevo motor 2.5 de gasolina que rinde 192 CV y que está asociado a la caja automática y tracción a las cuatro ruedas.

Al volante

Durante la presentación a la prensa del nuevo Mazda CX-5 hemos tenido la oportunidad de conducir dos versiones: el 2.0 de gasolina con cambio manual y tracción total y el 2.2  diésel de 150 CV tracción delantera 4×2 y cambio automático.

Y de ambas versiones, si tuviéramos que elegir una nos quedamos sin duda con la versión de gasóleo. A pesar que desde Mazda nos dicen que ahora hay una mayor tendencia hacia el gasolina -65%- frente al diésel -35%-, nosotros preferimos la versión de gasóleo. Ofrece un resultado sobresaliente. Presenta un excelente empuje, no tiene muchas vibraciones ni es excesivamente rumoroso y sus consumos son bajos. A ello hay que sumar que el comportamiento del vehículo es muy bueno. Las suspensiones son confortables y, a la vez, hacen que el vehículo apenas balancee. Asimismo, la dirección precisa y directa que enamora desde el primer momento.

La versión de gasolina, también es interesante, pero a nuestro juicio los desarrollos largos y la tracción 4×4 le restan agilidad. Sorprende eso sí, que tanto la versión de gasolina -con 160 CV- y el diésel -con 150 CV- han presentado un consumo bastante similar. De hecho, las diferencias entre ellos apenas llegan al litro cada 100 kilómetros, rondando los 8 litros en el diésel y los 8,9 litros en el gasolina. De ahí que sí es cierto que todo aquel que no busque una gran agilidad y su conducción sea tranquila, la versión de gasolina haya que tenerla en cuenta.

Una vez dentro, además, el CX-5 sobresale por el buen nivel de los acabados. Aunque Mazda no es una marca premium, la firma japonesa ha querido colocar a este modelo a un nivel muy alto. Por encima, por ejemplo, de modelos como el Hyundai Tucson, Kia Sportage o incluso Renault Kadjar o Nissan Qashqai y a un nivel parecido al del Volkswagen Tiguan, por ejemplo.

Equipamiento

Respecto al equipamiento, el Mazda CX-5 se estructura en tres niveles de equipamientos: Origin, Evolution y Zenith.

Comenzando por Origin de serie incluye seis airbags, ABS, asistente a la frenada en ciudad con detección de peatones, asistente al arranque en pendiente, ESP, control de tracción, control de velocidad, ordenador de a bordo, climatizador, botón de arranque, cuatro elevalunas, start/stop, sensor de lluvia y luces, bluetooth, USB, pantalla táctil de 7 pulgadas y llantas de aleación de 17 pulgadas, entre otros.

El siguiente acabado –Evolution– añade sistema trasero de asistencia a la frenada, sistema de aviso de cambio de carril, control de luces de largo alcance, faros full led, iluminación adaptativa, reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasera, head-up display en color, cámara de visión trasera, sensores de parking delantero y trasero y retrovisores con plegado automático.

Y por último, el Zenith añade faros full led adaptativos con 12 leds, sistema de sonido bose con 10 altavoces, navegador, acceso de arranque sin llave, portón trasero eléctrico, llantas de aleación de 19 pulgadas.

Y por último los precios que son los siguientes:

Gasolina

  • Mazda CX-5 – 165 CV – manual – 4×2 – desde 26.600 euros
  • Mazda CX-5 – 165 CV – manual – 4×4 – desde 31.780 euros
  • Mazda CX-5 – 160 CV – automático – 4×4 – desde 35.730 euros
  • Mazda CX-5 – 194 CV- automático – 4×4 – desde 38.775 euros

Diésel

  • Mazda CX-5 – 150 CV – manual – 4×2 – desde 28.850 euros
  • Mazda CX-5 – 150 CV – automático – 4×2 – desde 33.000 euros
  • Mazda CX-5 – 150 CV – manual – 4×4 – desde 31.930 euros
  • Mazda CX-5 – 150 CV – automático – 4×4 – desde 39.780 euros
  • Mazda CX-5 – 175 CV – manual – 4×4 – desde 39.410 euros
  • Mazda CX-5 – 175 CV – automático – 4×4 – desde 38.360 euros

A favor

Habitáculo espacioso, buenos acabados y mecánicas eficientes.

En contra

Precio elevado, competencia muy fuerte.

Opinión de medios expertos

7,7

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Top 10 Motor
Motor.es
Coches.com
El Mundo
Coches.net
Marca
Diariomotor
Cocheando
Coches
Coche Actual
Autovía
Autonoción
Autobild
Fórmula Todoterreno

Top 10 Motor

El Mazda CX-5 tiene una excelente relación entre valor y precio. Podríamos incluso catalogarlo como un "SUV premium por el que no hay que pagar un sobrecoste". ¡Una opción realmente recomendable! Destacamos su buena dinámica de conducción, el refinamiento de sus motores y su excelente calidad de acabados. (Versión probada: 2.2 Skyactiv-D 175 CV Zenith)

Ver más

Coche Actual

por Óscar Díaz -

Es uno de los SUV más personales por estética y conducción. Satisface a quienes buscan confort y también dinamismo. Y lo hace con motores ajenos al ‘downsizing’ (reducción de cilindrada). Los diésel no requiere sistemas post-combustión para los NOx. A mejorar el asiento trasero. No tiene regulación longitudinal. (Versión probada: 2.2 SkyActiv-D 175 4WD).

Coche Actual el 28/07/2017

Motor.es

por Óscar Magro -

Nos ha gustado por su diseño atractivo, por su consumo contenido y por el notable confort de marcha. Debe mejorar en la dirección que es demasiado asistida, en el precio de la versión con tracción total y en el sistema multimedia, que no incluye Android Auto ni Apple Car Play. (Versión probada: 2.2D 150 2WD MT).

Ver en Motor.es

Coches.com

Destaca por el confort de marcha, por sus cualidades dinámicas, línea exterior acertada y acabados interiores cuidados. También sobresale su moto de gasolina con los consumos ajustados. A mejorar las capacidades off-road limitadas, los asientos de cuero poco acordes con el potencial del vehículo y un habitáculo menos práctico que el de sus competidores. (Versión probada: 2.0 Skyactiv-G)

Ver más

Coches

Confortable, amplio, dinámico, bien hecho y muy bien equipado, el CX-5 es una de las opciones más atractivas del segmento. El motor de 160 CV resulta algo ‘vago’ a bajo régimen. Asimismo, la capacidad del maletero también es mejorable respecto a la competencia. (Versión probada: SkyActiv-G 2.0 160 CV AWD Zenith).

Altagama / Septiembre 2017

El Mundo

Es uno de esos coches que mima al conductor. Destaca especialmente por su comportamiento, la mecánica, la terminación y la relación entre calidad y precio. Por el contrario, no destaca tanto en habitabilidad, sobre todo en la plaza central trasera, ya que es para un uso ocasional. (Versión probada: 2.2 SkyActiv-D 175 4WD Zenith).

Más información en El Mundo

Coches.net

por Joan Dalmau -

La sensación es de que Mazda ha refinado el comportamiento de un coche que ya iba muy bien de la misma manera que ha mejorado la calidad del habitáculo o la estética exterior, con pocos pero muy acertados retoques en puntos clave que hacen que este nuevo CX-5 sea algo más que un simple rediseño del modelo precedente. (Versión probada: 2.2 Diesel Zenith Black).

Ver en coches.net

Coches.net

Destaca por su comportamiento dinámico, por el equilibrio entre rendimiento y eficiencia y por el elevado nivel de equipamiento. Por el contrario, no nos ha gustado que este motor sólo está disponible en automático y 4x4, en la pantalla multimedia que es pequeña y en la plaza central trasera, que es muy justa. (Versión probada: 2.5 Skyactiv-G 194 CV).

Ver en coches.net

Marca

Es ágil y ha mejorado en el refinamiento del confort de marcha. Los reglajes de las suspensiones son acertados y el equilibrio entre empuje y estabilidad es muy elevado. Elegiríamos el motor diésel de 150 CV. En el lado negativo estaría el precio elevado, dado que Mazda no tiene motorizaciones pequeñas. (Versión probada: 2.2L Skyactiv-d 4WD 150).

Ver en Marca

Diariomotor

El CX-5 es el todocamino compacto de la marca nipona que en esta nueva generación se renueva profundamente en ciertos aspectos como en el apartado mecánico y en materia de equipamiento, y renueva su estética para adaptarse al actual lenguaje de diseño de Mazda pero manteniendo buena parte de la esencia del CX-5 anterior.

Más información

Coche Actual

Correcta prestación y, más aún, excelente resultado en el consumo… en carretera, porque en ciudad ya no sobresale por ser tan bajo. El chasis lo pone a la altura de los mejores en comportamiento dinámico. (Versión probada: 2.5 SkyActiv-G 143 KW Zenith 4WD Auto)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

El Mazda CX-5 es un SUV de tamaño medio muy interesante. Destaca por su gran tamaño, por su buena habitabilidad, por sus mecánicas eficientes y por sus buenos acabados. Además, el comportamiento que tiene es también sobresaliente. Eso sí, hay que tener en cuenta que la categoría donde compite el CX-5 es muy dura, ya que existen rivales muy fuertes como es el caso del Volkswagen Tiguan. Aun así, si buscas un SUV de tamaño medio, el CX-5 debería ser uno de los modelos que deberías contar con él.

Autobild

por Kike Ruiz -

La marca japonesa pueda estar orgullosa del CX-5. Gana en imagen, con un frontal más agresivo, pero también ofrece un interior mejor terminado, equipado y más amplio. Además, convence pro su puesta en escena, que sigue destacando pro su compromiso entre comodidad y buena precisión al volante. Esto le hace enfrentarse con garantías a sus rivales europeos. (Versión probada: 2.2L Skyactiv-d 4WD 150).

Más información

Autovía

Destaca especialmente por su relación entre calidad y precio, por el equipamiento que incorpora de serie y por la capacidad de carga del maletero. Debe mejorar en el tacto veterano, el consumo y el cambio de seis velocidades. (Versión probada: 2.2 D 4WD Automático Luxury).

Autovía | octubre de 2016

Coches

por Eduardo Cano -

Destaca por su dinamismo, pero también por su buena habitabilidad y confort. Su motor diésel permite recorrer largas distancias con comodidad pero sin hacer un gran gasto. Su equipamiento de seguridad es muy amplio y no eleva el precio en exceso. (Versión probada: Zenith 2.2 Skyactiv-d 175 CV AWD AT)

Ver más

Autonoción

por Luis Reyes -

Destaca por la personalidad de su diseño, por el interior que deja de lado la sobriedad y aumenta en calidad y tecnología, por las ayudas a la conducción, la comodidad y habitabilidad y los consumos ajustados en la gama de gasolina. A mejorar los acabados de algunos ajustes, el reposabrazos central fijo, la dirección excesivamente asistida, la conectividad muy escasa y los precios elevados. (Versión probada: 2.5 SKYACTIV-G 194 CV AT 4WD).

Ver más

Coche Actual

Gana con la actualización de 2017 y siempre ha sido una referencia en esta categoría, aunque la respuesta de su motor a bajo régimen es frustrante. Destaca por el espacio y por la calidad de los acabados. (Versión probada: 2.0 Skyactiv-G 165 Zenith).

Coche Actual 25/8/2017

Coche Actual

Han pasado ya unos añitos desde su lanzamiento. Es un coche grande pero sus rivales han aprendido a aprovechar mejor el espacio interior. Además, los asientos no son excesivamente cómodos. Tiene un gran espacio libre al suelo de 21 centímetros que facilita su uso en caminos. Su motor es atmosférico, no lleva turbo. (Versión probada: G 192 AWD Sports Line).

Coche Actual 26/8/2016

Autobild

por David López -

Destaca por su confort de marcha, por su imagen elegante y por su comportamiento. A mejorar, el maletero, que es demasiado pequeño, y la rumorosidad del motor en frío. (Versión probada: 2.5 194 CV)

Ver más

Autobild

Destaca especialmente por su deportividad. Sin embargo, los frenos y los acabados deberían ser mejores. Además, también le perjudica el hecho de que no tenga la tecnología SCR (Adblue).(Versión probada: SkyActiv-D 175 AWD)

Ver más

Fórmula Todoterreno

Cuando la gran mayoría de los fabricantes se encomendaba al ‘downsizing’, Mazda decidió ir contracorriente, manteniendo cilindradas generosas y aspiración atmosférica. El resultado es bueno en suavidad pero no en respuesta. Por tanto, quienes no den prioridad a una respuesta contundente del motor y sí a la suavidad de marcha, tienen en el CX-5 2.0 un compañero de viaje perfecto. (Versión probada: 2.0 SkyActiv-G 165 CV 4WD Zenith)

Más información en Fórmula Todoterreno

Opiniones de usuarios

Buen diseño.

Rivales