Precios de coches nuevos

Los fabricantes de coches avisan: ¡se necesita estabilidad política en Cataluña!

Subscribirse
Imagen de archivo de la Plaza de España en Barcelona.
Imagen de archivo de la Plaza de España en Barcelona.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, ha pedido este martes estabilidad política en Cataluña y en el conjunto de España para poder seguir siendo un país industrial en la nueva industria del automóvil, así como concienciación sobre la importancia del sector para la economía.

Lo ha dicho este martes en una mesa redonda que bajo el título ‘La transformación del sector del auto en España y Catalunya’ se ha celebrado en el marco de una jornada organizada por CC.OO. de Cataluña sobre los retos de la automoción, que ha tenido lugar en el Centre de Formació Professional d’Automoció de Martorell (Barcelona).

En la mesa redonda también han participado la consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón; el director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Galo Gutiérrez; el presidente del Ciac, Josep Maria Vall, y el secretario general de CC.OO. de Industria, Agustín Martín.

«Si queremos ser un país industrial en la nueva industria del automóvil, para esto hay algo fundamental: estabilidad política en Cataluña y en el Estado español», ha afirmado Armero, que también ha pedido concienciación sobre la importancia de la industria en España y, especialmente, del sector de la automoción.

La descarbonización como reto

Armero también ha reclamado unidad de mercado para afrontar los retos de descarbonización marcados por la Unión Europea y España: «Necesitamos tecnología para combatir los retos, necesitamos financiación, y una regulación inteligente, así como una transición justa».

Ante las dudas de si España está preparada para afrontar los retos del sector, Armero ha señalado que sí, pero ha añadido que se debe hacer un ejercicio de autocrítica y de trabajo conjunto para afrontar los retos.

Asimismo, se ha mostrado esperanzado porque tanto en toda España como en Cataluña hay plantas que pueden recibir modelos: «Tenemos adjudicados modelos eléctricos en las fábricas españolas».

Ha señalado, además, que hacen falta planes de financiación, trabajar sobre el despliegue de puntos de recarga y la interoperabilidad de los mismos.

Armero también ha calificado de «regresivo» el nuevo impuesto a las emisiones de CO2 de los vehículos en Cataluña.

Seat

El secretario general de CC.OO. de Cataluña, Javier Pacheco, ha alertado de que el momento que atraviesa Nissan en Cataluña, «que está sobreviviendo a una situación muy complicada», puede repercutir negativamente en Seat, pese a estar viviendo uno de sus mejores momentos.

Lo ha dicho este martes en una mesa redonda bajo el título ‘La transformación del sector del auto en España y Catalunya’, que se ha celebrado en el marco de una jornada organizada por CC.OO. de Cataluña sobre los retos de la automoción, que ha tenido lugar en el Centre de Formació Professional d’Automoció de Martorell (Barcelona).

En la mesa redonda también han participado la consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón; el director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Galo Gutiérrez; el presidente del Ciac, Josep Maria Vall, y el secretario general de CC.OO. de Industria, Agustín Martín.

«Aquí entre todas las empresas, sector, instituciones y sindicatos, o gestionamos este proceso de transición o el mal de una (Nissan) puede acabar teniendo repercusiones también en la otra (Seat) porque se le come una parte importante del parque de proveedores», ha avisado Pacheco.

Para el secretario general, Cataluña está bien posicionada para analizar y poner en práctica cómo abordar un proceso de transición, pero no puede esperar mucho tiempo, ya que Nissan no pasa por un buen momento y es quien «da vida» a la mayoría del sector de la automoción catalán, en sus palabras.

«Aquí el problema de Nissan será un problema del sector. Será un problema de la actividad completa del sector, y tenemos que buscar la forma, evidentemente, de intervención preventiva para que la cooperación institucional público-privada y social de los agentes sociales, como pueden ser los sindicatos, podamos dar respuesta», ha reflexionado.

Asimismo, Pacheco también ha advertido de que el cambio del sector con la implementación de nuevas tecnologías no viene con «neutralidad tecnológica» y a favorecer de manera directa las condiciones de vida de la gente, sino que responde a una ideología.

«La aplicación de los cambios no es neutra, la condición de la implementación de la digitalización tiene clara implicación ideológica», ha alertado, y ha dicho que responde al neoliberalismo global, que acaba aunando el conocimiento y el capital en pocas manos.

Por ello, ha insistido en que gestionar la transición del sector del automóvil consiste en democratizar el acceso de los trabajadores a las empresas, porque esta gestión también implica hacer los planes de movilidad para que todo el mundo pueda ir a trabajar cumpliendo con las nuevas normativas de emisiones.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.