Precios de coches nuevos

Los coches de la cumbre del G7… del Chevrolet Suburban de Donald Trump al Peugeot 5008 de Macron

Subscribirse
Estados Unidos siempre ha invertido mucho dinero en los coches oficiales de sus presidentes.
Estados Unidos siempre ha invertido mucho dinero en los coches oficiales de sus presidentes.

Este fin de semana se ha celebrado en Biarritz (Francia) una nueva edición de la cumbre del G7, una reunión donde se gran parte de los líderes con los países con mayor peso político, militar y económico del mundo buscan acercar posturas.

Sin duda, una cita donde los presidentes de las principales potencias (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) han constatado la tensión existente por la ‘guerra’ comercial entre Estados Unidos y China.

Pero también por la amenaza de que llegue un ‘Brexit’ sin acuerdo en el mes de octubre.

No obstante, lo que nosotros nos hemos preguntado hoy es… ¿cuáles han sido los coches oficiales utilizados por los presidentes durante esta cumbre?

¿Ha viajado Donald Trump en el Cadillac One o se ha desplazado en otro modelo? ¿Y el resto de mandatarios?

Donald Trump en una imagen de archivo.

Donald Trump en una imagen de archivo.

Los coches de los presidentes: total secretismo

Pues bien, a la hora de responder a esta pregunta, tenemos que reconocer que tras mucho bucear por las imágenes de agencias, noticias de televisión y redes sociales son muy pocos datos los que hemos recopilado sobre cómo ha sido la movilidad de los presidentes durante estos días.

De hecho, tan sólo hemos sabido cómo se han desplazado dos de los siete líderes mundiales.

Hablamos de Donald Trump, presidente de Estados Unidos y de Enmanuel Macron, presidente de Francia. Asimismo, también hemos visto el coche de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

Imagen de la comitiva presidencial en una foto de archivo.

Imagen de la comitiva presidencial en una foto de archivo.

Un Chevrolet Suburban, el coche elegido por Trump

Y comenzando por Trump, nos ha llamado la atención que el coche elegido, tanto por Donald Trump como por Melania Trump para sus desplazamientos por Biarritz no ha sido el Cadillac One, el vehículo presidencial estrenado hace sólo unos meses.

En realidad, el coche que ha transportado a este mandatario y su esposa ha sido un Chevrolet Suburban, un modelo que también suele acompañar a Trump, junto a los miembros del Servicio Secreto de los Estados Unidos, en sus apariciones públicas.

Trump junto al coche presidencial en la Casa Blanca.

Trump junto al coche presidencial en la Casa Blanca.

Cómo es el Chevrolet Suburban

El Chevrolet Suburban es un SUV fabricado por Chevrolet (General Motors) que se caracteriza por su gran tamaño. En concreto, mide 5,7 metros de largo, 2,04 metros de ancho y 1,89 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 3,3 metros de largo.

Se trata de un tamaño desmesurado, sobre todo si se compara con los vehículos que se suelen comercializar en Europa. De hecho, en el Viejo Continente no existe ningún SUV a la venta que supere los 5,3 metros de largo. De ahí que este Suburban sea casi 40 centímetros todavía más largo que Range Rover de batalla larga o un Bentley Bentayga.

El Servicio secreto es el que se encarga del transporte del presidente.

El Servicio secreto es el que se encarga del transporte del presidente.

Más de 3 toneladas de peso

Otra de las curiosidades de este modelo es su elevado peso. Las versiones de mayor potencia tienen un peso que ronda las tres toneladas, una cifra sin duda, que aumentará en la versión presidencial, puesto que a la versión normal hay que sumarle un blindaje de gran capacidad.

En cuanto al motor, la versión de serie incorpora una mecánica de gasolina de ocho cilindros con 5,3 litros de cilindrada y una potencia cercana a los 355 CV. Sin embargo, desconocemos cuál es el motor elegido por Chevrolet para dotar a la unidad que transporta al presidente del Gobierno de los Estados Unidos.

Los coches viajan con el presidente

Una de las curiosidades del presidente de los Estados Unidos, ya sea el actual Donald Trump o cualquiera de sus antecesores, es que los coches presidenciales viajan a cualquier rincón del planeta donde vaya el mandatario.

De esta manera, desde el Servicio Secreto de los Estados Unidos intentan proteger al presidente todo lo posible y evitar así posibles riesgos de atentados en sus desplazamientos.

De esta manera, los vehículos que utilizan el presidente y su comitiva se desplazan en los diferentes aviones utilizados por Trump en su visita a otros países extranjeros.

Imagen del Chevrolet presidencial.

Imagen del Chevrolet presidencial.

Sin rastro del Cadillac One

Y en este sentido, el vehículo que no hemos podido ver en la cumbre del G7 en Biarritz ha sido el Cadillac One, que así es como se llama al coche presidencial por excelencia.

Un modelo, además, con el que Trump lleva menos de dos años, ya que en 2018, la presidencia del Gobierno de los Estados Unidos estrenó una nueva generación.

Este nuevo Cadillac One de 2018, que según algunas fuentes señalan que ha tenido un coste de 1,3 millones de euros, se caracteriza por su elevadísimo nivel de seguridad.

De hecho son muchas las fuentes que apuntan que no sólo cuenta con un blindaje muy elevado, sino que también dispone de numerosos ‘gadgets’ al estilo de James Bond.

Imagen del Cadillac One en un espejo retrovisor.

Imagen del Cadillac One en un espejo retrovisor.

Por ejemplo, según apuntan algunos medios como ‘Daily Mail’, el Cadillac One tiene un modo pánico que si el presidente lo acciona rápidamente se crea un compartimento estanco con oxígeno propio que permite así repeler ataques desde el exterior.

Otras curiosidades del Cadillac One es que sólo Trump tiene capacidad para bajar las ventanillas, que cuenta con un teléfono con línea directa con el vicepresidente y con el Pentágono, que el blindaje es elevadísimo con un grosor de unos 12 centímetros formado por aluminio, titanio y material cerámico…

Asimismo, también señalan que la estructura del coche está muy protegida para proteger al presidente en caso de que le ataquen con bombas, que el coche puede soportar ataques químicos y cuenta, además, con armas para defenderse, así como cañones de gas.

También nos llama la atención que en el coche siempre tiene que haber una cantidad suficiente de sangre con el mismo grupo RH que el presidente.

Enmanuel Macron con su Peugeot 5008 en una imagen de archivo.

Enmanuel Macron con su Peugeot 5008 en una imagen de archivo.

Macron opta por un Peugeot 5008 presidencial

¿Y el resto de líderes? Enmanuel Macron, presidente de la República Francesa, volvió a elegir de nuevo un Peugeot 5008 para sus desplazamientos.

Macron utilizó un Peugeot 5008 para viajar junto con Brigitte Macron, su esposa y primera dama. En este sentido, recordamos que no es la primera vez que Macron utiliza un 5008.

De hecho, ya hemos podido ver al presidente de Francia en un 5008 en fechas señaladas como el 14 de julio, día en el que se celebra el tradicional desfile militar en París.

En cuanto al resto de líderes, también hemos podido ver cómo Donald Tusk, junto con su mujer Małgorzata Tusk, se han desplazado a bordo de un Renault Talisman.

Muchas diferencias

Sin duda, una vez más, el G7 también nos ha permitido no sólo ver las diferencias entre los principales líderes políticos, que son muchas. También hemos comprobado que existen muchas desigualdades entre los coches de los mandatarios de las principales potencias.

Del Chevrolet Suburban de Trump al Peugeot 5008 de Macron hay muchas diferencias. Entre otras cosas porque, para empezar, el Chevrolet, al igual que el Cadillac One, viaja allá donde vaya el presidente…

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.