Los afectados por el ‘dieselgate’ en Estados Unidos recibirán entre 5.000 y 10.000 dólares como compensación

Subscribirse
Volkswagen espera cerrar ya el capítulo del 'dieselgate' y centrarse en la refundación de la compañía.
Volkswagen espera cerrar ya el capítulo del ‘dieselgate’ y centrarse en la refundación de la compañía.

En Estados Unidos ya se han aprobado, de forma definitiva, las compensaciones para los propietarios de algún vehículo de Volkswagen que estuviera afectado con la incorporación del ‘software’ fraudulento en los motores diésel para ocultar las emisiones cuando se sometían a pruebas de reconocimiento.

En concreto, esta aprobación definitiva se realizó ayer 9 de julio por medio de un tribunal de apelaciones de San Francisco. Y el acuerdo suscribía unas compensaciones por parte del Grupo Volkswagen a los propietarios de un modelo del grupo Volkswagen con el motor diésel 2.0 TDI que incorporase el software fraudulento.

Estas compensaciones se sitúan entre los 5.000 y los 10.000 dólares (entre 4.250 y 8.500 euros, al cambio actual). Además, hasta el año 2019 el grupo Volkswagen continuará ofreciendo a estos clientes la posibilidad de reparar el vehículo o incluso recomprarlo.

En total, mediante este acuerdo, que ya fue anunciado en 2016 y ahora ha sido ratificado el grupo Volkswagen destinará cerca de 10.000 millones de dólares (unos 8.500 millones de euros) las mencionadas compensaciones a cerca de 500.000 dueños de vehículos Volkswagen y Audi en Estados Unidos.

Junto a los 10.000 millones de dólares en compensaciones (unos 8.500 millones de euros), el grupo Volkswagen también deberán incluir otra partida con 4.700 millones de dólares (unos 4.000 millones de euros al cambio actual) para resarcir los daños medioambientales provocados en Estados Unidos.

Esta no es la única sanción que ha recibido el Grupo Volkswagen por el caso del ‘dieselgate’. En Alemania, esta compañía también aceptó el pago de una multa de 1.000 millones euros por parte de la fiscalía pública de Braunschweig (Alemania), hace algunas semanas.

Además, en Estados Unidos cerca de nueve empleados están imputados por este caso y dos de ellos encarcelados. Por último, en Europa desde hace también algunas semanas Rupert Stadler, expresidente de Audi, también se encuentra en prisión provisional por este mismo asunto.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.