Llega el WLTP, la nueva forma de medir el consumo en los coches… ¿Cuándo entra en vigor? ¿Serán los vehículos más caros? ¿Gastarán más?

Subscribirse
Opel asegura que 90 versiones de sus modelos presentan ya una cifra baja de emisiones y consumos.
Opel asegura que 90 versiones de sus modelos presentan ya una cifra baja de emisiones y consumos.

Con el WLTP, a partir del 1 de septiembre de 2018, habrá un antes y un después en la industria del automóvil. Esta es la fecha elegida para que cambie el sistema de medición de los consumos y emisiones.

Las autoridades europeas han dado por hecho que los consumos que ofrecían los fabricantes hasta ahora –lo que conocíamos como ciclo NEDC-no se acercaban a la realidad.

Y por ello han cambiado la forma de medir el gasto y las emisiones a un nuevo sistema conocido como WLTP. A ello se suman otros factores como el endurecimiento de la normativa de emisiones, con la llegada del Euro 6d-Temp y el control de emisiones en conducción real (RDE).

Todo ello traerá multitud de consecuencias, como cambios en los tramos impositivos, lo que generaría, a su vez, una subida en los precios de los coches. Pedimos a Opel que nos explique las principales dudas acerca de esta nueva normativa. Y este es el resultado:

En la medición de consumos ¿Qué normativa se seguía hasta ahora? ¿Qué es el NEDC?

Hasta septiembre de 2017, la normativa por la que se calculaban las emisiones y los consumos de un vehículo se denominaba NEDC (Nuevo Ciclo de Conducción Europeo). Esta forma de medir las emisiones y los consumos fue diseñada en la década de los 80. Esta normativa NEDC medía un tiempo de 20 minutos, con una distancia de conducción de 11 kilómetros, dos fases de conducción, una velocidad media de 34 km/h, una velocidad máxima de 120 km/h. Además, se no contabilizaba el equipamiento opcional.

¿Por qué ya no se utiliza la normativa NEDC?

Pues porque esta forma de medir los consumos y las emisiones ha quedado desfasada. Por una parte, los consumos y emisiones NEDC no se asemejaban con el día a día que vivían los conductores europeos. Y a ello hay que añadir que muchos fabricantes han adecuado sus motores a este ciclo para reducir así los consumos y las emisiones.

¿Y ahora qué? ¿Qué es la WLTP?

Pues es la respuesta de la Unión Europa para que los usuarios conozcan de una forma más verídica cuál es el consumo real del coche que quieren adquirir. Para ello los test que tienen que superar los coches son más exigentes con el WLTP. Ahora, el examen dura 30 minutos, el recorrido es de 23,2 kilómetros, hay cuatro fases de conducción, la media de velocidad es de 46,5 km/h, la velocidad máxima es de 131 km/h y se tendrá en cuenta los diferentes equipamientos de los vehículos. Las siglas de WLTP significan: Worldwide Harmonized Light Vehicle Test Procedure.

¿Cuándo entra en vigor el WLTP?

Estos test se introdujeron el 1 de septiembre de 2017 para vehículos nuevos y un año después, es decir ahora, el 1 de septiembre de 2018, ya entra en vigor para todos los vehículos.

¿Por qué es mejor el sistema de medición WLTP?

Pues porque simula los comportamientos de los conductores de una forma más realista, porque aumenta la velocidad máxima, porque adquiere diferentes situaciones y modos de conducción, porque se provoca en el coche aceleraciones y deceleraciones más fuertes y porque también se hace con temperaturas más realistas.

¿Cómo se mide el ciclo WLTP? ¿Es también en rodillos? ¿Es en conducción en marcha?

Aquí hay que diferenciar dos fases. El ciclo WLTP tiene una primera fase de medición hasta el verano de 2019 que será cuándo se apliquen los test en laboratorio. Esta fase de aplicación coincide también con la instauración de la normativa Euro 6c. Sin embargo, a partir de entonces, en el otoño de 2019, al WLTP se suma lo que se conoce como test RDE, que es la medición de las emisiones en conducción real.

¿Qué es el RDE?

Como decíamos antes, las autoridades quieren conocer es saber cuánto emiten los coches en condiciones reales, es decir cuántos gases nocivos y partículas salen del tubo de escape de los vehículos cuando están en movimiento. Y esto no hay otra forma de hacerlo que recogiendo los gases del escape cuando está en conducción real para después analizarlos.

¿Qué tiene que ver la Euro 6d-Temp?

Junto a la forma de medir los consumos y las emisiones (el paso del NEDC al WLTP), también está la normativa anticontaminante. Lo que tradicionalmente se conocía como Euro y que fijaba los límites máximos de emisiones. En este sentido, hasta el año 2018 estaba vigente la normativa Euro 6b. Y a partir de ahora y hasta 2019 estará vigente la normativa Euro 6c. Será después del verano de 2019 cuando entre la normativa Euro 6d-Temp.

¿Qué límites existen en la Euro 6?

La normativa anticontaminante que prevalece todos estos años es la Euro 6, aunque con diferentes variantes. En este sentido desde 2017 tenemos la Euro 6b que dura hasta 2018, que con el sistema de medición NEDC tenía como límite los siguientes parámetros:

  • Monóxido de carbono (CO): 1.0 gasolina y 0.5 en diésel
  • Óxidos de nitrógeno (NOx): 0,06 gasolina y 0,08 en diésel
  • Partículas (PM): 0,005 gasolina y 0,005 en diésel

Estos eran los valores de la Euro 6b. Y ahora entran en vigor los valores de la Euro 6c que se son los mismos pero se recogen de forma diferente. Es decir, antes se recogían con el sistema NECD y ahora con el WLTP. Y dentro de un tiempo llega la Euro 6d-Temp que, además, del WLTP también sumará la recogida de emisiones en conducción real.

¿Con la llegada de la WLTP subirá el precio de los coches en septiembre?

Pues esto es algo que está por ver todavía. El impuesto de matriculación está vinculado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Y con la llegada de la WLTP estas emisiones serán más altas en la mayoría de los vehículos. De ahí que haya muchas versiones que salten de tramo impositivo, porque superen el primer tramo de los 120 gramos de CO2. Por ello, es posible que tengan que pagar un mayor impuesto de matriculación y por tanto sean más caros. Según Faconauto, si actualmente sólo pagan el impuesto de matriculación un total del 20% de los vehículos, con esta nueva normativa este porcentaje aumentaría hasta el 70%.

¿Se venderán menos coches?

También es uno de los escenarios que se barajan. Desde Faconauto, señalan que se podría vender entre un 8% y un 10% menos de coches cuando entrara en vigor la nueva normativa WLTP.

¿A quién beneficia? ¿Quién ingresa más?

A día de hoy esta mayor cantidad de dinero iría a parar directamente a las comunidades autónomas puesto que son las entidades gubernamentales que tienen transferidas estas competencias.

¿Cómo está la situación de los fabricantes? ¿Cómo se encuentran marcas como Opel?

Pues aquí habrá repuestas para todo, ya que habrá fabricantes que tengan los deberes bien hechos y tengan la gama ya adaptada al WLTP y otros que todavía les quede mucho trabajo por delante, ya que tienen que tener como máximo un stock del 10% con NEDC respecto a las ventas del pasado año 2017. En este sentido, Opel, por ejemplo, afirma que ha hecho un trabajo duro durante todo este tiempo y afirman que están preparados para el WLTP, con cerca de 95 versiones sobre el total de la gama. Donde están de acuerdo todos los fabricantes es que serán algunos meses de incertidumbre y que habrá que ser pacientes de aquí a final de año.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.