Precios de coches nuevos

Llega el Merceces AMG GT S Roadster: V8, biturbo, con 522 CV y encima descapotable

Subscribirse
El AMG GT S Roadster es el último miembro en incorporarse a la familia AMG GT
El AMG GT S Roadster es el último miembro en incorporarse a la familia AMG GT

El Mercedes-Benz AMG GT S Roadster es el último miembro en incorporarse a la familia AMG GT. Es una versión intermedia entre el Rodster y el C Roadster, desarrolla 522 CV y alcanza los 100 km/h en tan solo 3,8 segundos.

Motor V8 biturbo, cambio de doble embrague, bloqueo de diferencial trasero, suspensiones de doble triangulo y un chasis de aluminio, estos son los elementos con los que se presenta el nuevo AMG GT S Roadster.

Lo más destacado técnicamente es el propulsor, un motor de 4.0 litros y ocho cilindros dispuestos en ‘V’. Por si esto no fuera poco cuenta con dos turbocompresores, ubicados en el interior del ángulo que forman los 8 cilindros. Con estos elementos técnicos el motor desarrolla 522 CV y un par máximo de 670 Nm, disponible desde las 1.900 hasta las 5.000 rpm. Así completa el 0-100 Km/h en 3,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 308 km/h.

Es una versión intermedia entre el Rodster y el C Roadster.

Es una versión intermedia entre el Rodster y el C Roadster.

La encarga de transferir la potencia del motor a las ruedas es la ya conocida AMG SpeedShift DCT 7G, una caja de cambios automática que cuenta con doble embrague y 7 velocidades. Se ubica en el eje trasero del vehículo, dispuesta de manera transversal, de esta manera se consigue un correcto reparto de pesos, el 47% delante y el 53% restante detrás.

La suspensión que incorpora el Mercedes-Benz AMG GT S Roadster es, como podría ser de otra manera, adaptativa, Mercedes-Benz la denomina AMG Ride Control. Con este sistema cada rueda tiene un ajuste de suspensión independiente controlado automáticamente. Esto no solo es beneficioso para el comportamiento en pista del vehículo, también mejora la seguridad. En función del modo de conducción seleccionado el comportamiento de la suspensión cambia, al igual que lo hace en función del estilo de conducción o las condiciones de la carretera.

Y es que como acabamos de comentar el conductor puede seleccionar diferentes ajustes para el coche en función de la conducción que quiera realizar, este ajuste se hace a través del AMG Dynamic Select. Este controlador ofrece cinco modos de conducción, “C” (Comfort), “S” (Sport), “S+” (Sport Plus), “RACE” y la opción totalmente configurable “I” (Individual).

Lo más destacado técnicamente es el propulsor, un motor de 4.0 litros y ocho cilindros dispuestos en ‘V’ con 522 CV.

Lo más destacado técnicamente es el propulsor, un motor de 4.0 litros y ocho cilindros dispuestos en ‘V’ con 522 CV.

En cada uno de estos modos el comportamiento del coche varía, ya que se modifican parámetros como el motor, cambio, dirección, ayudas electrónicas, sonido del escape o suspensión.

Para gestionar de manera correcta la entrega de 522 CV sobre el eje trasero el Mercedes-Benz AMG GT S Roadster incorpora un diferencial autoblocante controlado electrónicamente. El dispositivo no es mecánico a diferencia del de su hermano ‘pequeño’ el GT Roadster, a cambio se reduce el peso y el espacio que ocupa, y es que este diferencial va incorporado en la caja de cambios.

Para terminar el repaso a este nuevo modelo nos detenemos en los frenos y es que si llevas más de 500 caballos tienes que estar seguro que podrás detenerlos. En las ruedas delanteras nos encontraremos con discos de 390 x 36 mm y pinzas de 6 émbolos. En las traseras discos de 360 x 32 mm y pinzas de un émbolo. Como no puede ser de otra manera las pinzas están pintadas en rojo y cuentan con la inscripción ‘AMG’.

De manera opcional también se puede incorporar un sistema de frenos cerámicos, que acortan todavía más las distancias de frenado y sobre todo resisten mucho mejor la fatiga, incluso en frenadas realmente intensas.

El nuevo Mercedes-Benz AMG GT S Roadster inicia su comercialización en julio de 2018.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.