Precios de coches nuevos

Lexus NX 2015

7,6/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
41.900€
Distintivo ambiental (Etiqueta DGT)
Tipo de coche
SUV grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,6/1,8/1,6 metros
Maletero
555 l.
Motores
Gasolina
Cambio
CVT
Potencia
155 CV
CO2
desde 116 g/km
Seguridad

A favor

Diseño muy atractivo, buenas calidades y versión híbrida.

En contra

Gama muy corta, rumorosidad al acelerar, ausencia de motores diésel.

Entre 2014 y 2017 la marca japonesa ha comercializado el Lexus NX. Desde finales de 2017 Lexus tiene a la venta un actualizado NX.

Este NX es un SUV o todocamino de gran tamaño que compite con los todocaminos premium grandes.

Es, por tanto, un rival del Audi Q5, BMW X3 y BMW X4Jaguar F-Pace, Land Rover Discovery Sport, Mercedes-Benz GLC y Mercedes-Benz GLK, Porsche Macan y Volvo XC60, entre otros.

Frente a todos ellos el Lexus se caracteriza por las propiedades que tradicionalmente ha introducido la marca japonesa. Hablamos, por ejemplo, de la suavidad y el confort de marcha y, sobre todo, de la tecnología híbrida.

De hecho este NX, tal y como ocurre con el resto de los modelos de la gama de Lexus, no está disponible con motores de gasóleo, ya que la apuesta firme de la marca japonesa es la tecnología de motores híbridos.

El NX, además, ha permitido a Lexus entrar en un segmento con una gran demanda. Esto ha hecho, que Lexus amplíe enormemente sus ventas a lo largo de 2015 y 2016 ya que el NX se ha convertido en uno de los SUV Premium más vendidos, sólo por debajo del Audi Q5, del BMW X3 y del Volvo XC60.

A la hora de analizar este modelo y comenzando por sus dimensiones, el nuevo Lexus NX tiene una longitud de 4,63 metros, una anchura de 1,84 metros y una altura de 1,64 metros. Su distancia entre ejes es de 2,66 metros.

Por tanto y con estas medidas, podemos afirmar que el NX es uno de los SUV Premium más pequeños de su categoría. De hecho, si lo comparamos con sus rivales más directos, podemos decir que prácticamente todos ellos le superan en tamaño. Eso sí, las diferencias son más bien escasas, en la mayoría.

Por ejemplo, son más grandes el Jaguar F-Pace (10 centímetros más de longitud), Porsche Macan (5 centímetros más), BMW X4 (4 centímetros más), Mercedes-Benz GLC (2 centímetros más), BMW X3 (2 centímetros más) y Volvo XC60 (1 centímetro mayor). Tan sólo el Audi Q5 es más pequeño (1 centímetro menor).

Algo similar ocurre en la anchura del modelo. Al igual que en la longitud, todos los rivales son también más anchos que el Lexus NX. Y la altura del NX tampoco es especialmente reseñable.

Todo esto se traduce en que el habitáculo del NX es uno de los más justos del segmento. Si bien es verdad que cuatro adultos viajarán con total confort y que no tendrán problemas de espacio, también hay que señalar que este Lexus es uno de los SUV que cuenta con una anchura más justa y una menor distancia libre al techo –sobre todo en las plazas traseras-, si lo comparamos con la mayoría de sus rivales.

Basta señalar que su batalla es de 2,66 metros, frente a los 2,80 metros, por ejemplo, del Audi Q5. Es decir, que hay espacio para cuatro adultos, pero que tampoco sobresale especialmente su habitabilidad, principalmente en la altura de la segunda fila de asientos.
Por el contrario, donde destaca enormemente el NX es en la capacidad de maletero. Este Lexus ofrece un total de 555 litros lo que le convierte en uno de los SUV con más maletero de la categoría. De hecho, tan sólo le superan el Jaguar F-Pace, con 650 litros. El resto de rivales presentan un maletero de menor capacidad: Mercedes-Benz GLC (550 litros), BMW X3 (550 litros), Audi Q5 (540 litros), Porsche Macan (500 litros), BMW X4 (500 litros) y Volvo XC60 (495 litros).

Eso sí, esta gran capacidad se debe, en gran medida, a que el Lexus no lleva rueda de repuesto, sino un kit reparapinchazos.

En cuanto a la gama de motores, la verdad es que es muy escasa. Entre otras cosas porque sólo están disponibles dos versiones: un híbrido y una variante únicamente de gasolina.
Comenzando por el híbrido, que será el que más ventas se lleve, se trata de un de un conjunto formado por un motor de gasolina ciclo Atkinson de 2,5 litros y 155 CV y de un generador eléctrico de 143 CV. Entre ambos, la potencia total es de 197 CV. ¿Y cómo es posible que ambos den esa cifra de potencia y no más? Pues porque los dos motores no trabajan juntos de forma continua. El motor eléctrico sólo funciona unos pocos kilómetros y a poca velocidad. Este propulsor, además, va unido a un único cambio automático disponible de 6 marchas.

Lo que sí se puede elegir es el tipo de tracción. Y es que Lexus ofrece dos posibilidades. O bien tracción delantera (2WD) o bien tracción total 4×4 (4WD). En el caso de que se elija la tracción total el grupo propulsor suma un segundo motor eléctrico que actúa sobre el eje posterior. Este segundo motor eléctrico tiene una potencia de 68 CV y es independiente del motor de gasolina principal y del otro motor eléctrico. En el caso de que el sistema interprete que se está perdiendo tracción en el eje delantero, entonces actúa el segundo motor eléctrico enviando tracción al eje trasero.

Una vez en marcha, este coche destaca por la suavidad. Si se circula con él por una autopista o una autovía a velocidad constante, el confort es muy alto. El motor apenas se escucha y la transmisión no presenta tirones lo que hace que la conducción sea muy relajada. Por el contrario, si se acciona el pedal del acelerador con rotundidad, entonces el motor se revolucionará bastante lo que reducirá el confort de marcha, ya que parte de ese ruido se apreciará en el habitáculo.

A ello hay que sumar que este NX en conducción urbana también da lo mejor de sí mismo, tal y como ocurre con la mayoría de los híbridos. Y es que si se circula con mucha suavidad, acelerando poco a poco, frenando con suavidad y anticipándose, es muy habitual que entre en funcionamiento el sistema híbrido, lo que reduce bastante los consumos.

No obstante, este Lexus NX presenta un gasto de combustible ajustado. Si bien es verdad que sus 5 o 5,3 litros oficiales pueden estar por encima de una variante diésel, la verdad es que muy razonable este consumo (que luego ronda los 7 litros en conducción real) ya que estamos emitiendo menos NOx a la atmósfera, respecto a un motor diésel.

Junto al NX 300h, Lexus también comercializa el NX 200t, que a diferencia de su hermano de gama, este motor no es híbrido. Por tanto, incorpora sólo una mecánica de gasolina con 2.0 litros de cilindrada y turbocompresor con el que logra una potencia máxima que ronda los 240 CV. Este variante más potente del NX está disponible igualmente con tracción delantera o tracción total y sólo con cambio automático.

Por último y respecto al equipamiento, el NX más accesible incorpora de serie seis airbags, ABS, asistencia de arranque en pendiente, cámara de visión trasera, ESP, control de presión de los neumáticos, luces de LED, ordenador de viaje, climatizador, freno de estacionamiento eléctrico, bluetooth, pantalla multimedia de siete pulgadas, toma auxiliar, USB, mirrorlink y llantas de 17 pulgadas, entre otros elementos. De este listado echamos de menos algunos elementos como el control de velocidad y el navegador, entre otros elementos.

A favor

Diseño muy atractivo, buenas calidades y versión híbrida.

En contra

Gama muy corta, rumorosidad al acelerar, ausencia de motores diésel.

Opinión de medios expertos

7,6

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

El Lexus NX es un todocamino recomendable para todos aquellos que busquen un SUV premium que prime el confort de marcha y la eficiencia de los motores. De hecho, estos dos aspectos son los más destacables, junto unos buenos acabados, en este NX. Este Lexus, por tanto, se caracteriza por una suavidad de funcionamiento y por su sistema híbrido que permite ahorrar combustible en numerosas ocasiones. Eso sí, el NX tiene que tener en cuenta que sus rivales alemanes son muy duros. Sobre todo cuando la gama del Lexus es tan corta y no dispone de mecáncias diésel.