Precios de coches nuevos

El Gobierno de Pedro Sánchez confirma su intención de prohibir los coches de combustión para 2040

Subscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez  ha confirmado hoy que el próximo viernes 22 de febrero se presentará en el Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de Cambio Climático que establece como fecha límite el año 2040 para la venta y matriculación de coches que utilizan combustibles para emitir CO2.

Con esta medida desde el Gobierno pretenden llegar a un parque de cero emisiones de CO2 en 2050 tanto para turismos como para comerciales ligeros.

El anuncio se ha realizado hoy durante la presentación del “paquete de energía y clima” un conjunto de medidas que incluye la mencionada propuesta de ley de Cambio Climático. Durante esta presentación, el Gobierno ha confirmado que la fecha límite del año 2040 para la prohibición de venta de coches con emisiones de CO2 se mantiene al igual que el objetivo de llegar a 2050 con un parque sin emisiones de CO2.

Con esta afirmación que hemos conocido hoy mismo, el Gobierno confirma los objetivos iniciales del borrador de esta propuesta de ley que fueron presentados en su momento como un documento inicial durante el pasado otoño.

Además, Pedro Sánchez ha señalado que este tipo de medidas de energía y el clima son necesarias para tener una economía española más moderna y que España se posicione como un “líder en energías y tecnologías limpias”. “No se está proponiendo nada caprichoso, sino necesario”.

En este sentido, además, Sánchez ha señalado que con estos planes es una oportunidad para la industria del automóvil “que es importantísima para nuestro país” para que así “pueda liderar el cambio”. Además, desde el Gobierno señalan que estos objetivos son coherentes con la estrategia de la Unión Europea para lograr una economía descarbonizada.

Sólo valdrían los eléctricos

Este anteproyecto de ley de llevarse a cabo supone un paso muy radical puesto que no se podrían comercializar la mayoría de los coches que se venden en la actualidad.

Al querer prohibir los vehículos que utilizan motor de combustión tradicional estaríamos hablando de que sólo podrían comercializarse los vehículos eléctricos prohibiendo todos aquellos que contaran con un motor convencional que se alimente de gasolina, diésel, GLP o GNC.

Además, también estarían prohibidos los híbridos puesto que estos su motor principal también es de gasolina. Y lo mismo ocurría con los híbridos enchufables puesto que aunque tienen la etiqueta Cero de la DGT, también cuentan con un motor de gasolina.

Por tanto, lo que sorprende de esta propuesta no es ya tanto la prohibición de los motores de gasolina o diésel, puesto que algunos países ya han anunciado medidas similares. Lo más llamativo de este proyecto es que también se haya incluido a los híbridos, así como a los turismos de GLP (Gas Licuado del Petróleo) o GNC (Gas Natural Comprimido). Entre otras cosas porque estos modelos ya cuentan con la ‘Etiqueta Eco’ señalando que son más respetuosos con el medio ambiente.

Prohibición de la circulación en 2050

Además, este borrador va todavía más allá. No sólo prohíbe la venta de coches con motores de combustión. También quiere prohibir la circulación. Según las previsiones que trabaja el Gobierno a partir del año 2050 también estaría prohibida la circulación de aquellos modelos que emiten dióxido de carbono (CO2).

Para conseguir esto el Gobierno estima que en 2050 la totalidad del parque de automóviles en España esté formada por vehículos de emisiones cero. Además, aquellos que vivan en las grandes ciudades verán como los municipios de más de 50.000 habitantes tendrán que contar con zonas de bajas emisiones a partir de 2023.

Con esta medida, el Gobierno prevé conseguir el objetivo de lograr una descarbonización absoluta en el parque de automóviles para la segunda mitad del Siglo XXI, logrando así una movilidad sin emisiones.

Otros aspectos que también incluirá la ley será los diferentes gravámenes que tendrán que pagar aquellos que utilicen el transporte por carretera con vehículos alimentados por combustibles fósiles. Y, por último, esta normativa también establecerá como algo obligatorio la instalación de puntos de recarga en las instalaciones.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.