Precios de coches nuevos

El Gobierno confirma que habrá ayudas para comprar un coche nuevo

Subscribirse
Imagen de un concesionario.
Imagen de un concesionario.

Tras la reunión telemática mantenida hoy entre el sector del automóvil y el Gobierno, el ejecutivo acaba de anunciar que habrá medidas de estímulo a la compra de vehículos tanto “a corto plazo como a medio plazo”.

Con estas ayudas desde el Gobierno se pretende impulsar el estímulo a la demanda de vehículos para reactivar el sector de la automoción hacia un parque con menos emisiones contaminantes.

Lo que desconocemos, al menos por el momento, es si esas ayudas serán solo destinadas a la compra de vehículos electrificados o, por el contrario, también estarán disponibles para coches con motor de combustión.

Reunión entre el Gobierno y fabricantes y vendedores

El anuncio por parte del Gobierno se ha realizado hoy tras el encuentro entre Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Teresa Ribera, ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con los principales representantes de Anfac (la asociación de vehículos), Faconauto (concesionarios), Ganvam (vendedores) y Sernauto (componentes).

Con el anuncio de estas ayudas el ejecutivo confirma su “compromiso con el futuro del sector de la automoción y trabajará, junto a sus representantes, en medidas de estímulo económico que permitan que su cadena de valor sea una de las palancas de reactivación económica tras la crisis abierta por el COVID-19, orientándose hacia una movilidad sostenible”, han señalado.

Asimismo, tanto desde el Gobierno como desde los representantes sectoriales han subrayado la importancia del sector y su capacidad tractora, tanto en número de empleos como en participación en el PIB nacional.

De ahí que las ayudas llegarán según señalan desde el Gobierno “una vez concluya la crisis sanitaria” para “favorecer la reactivación y adaptación del sector hacia opciones de movilidad eficiente y sostenible, y también medidas de oferta que fortalezcan la inversión y la innovación industrial y la  competitividad futura del sector, en línea con el plan de recuperación económica que prepara la Comisión Europea y con el Pacto Verde europeo”.

Reacción del automóvil

Por su parte, estas principales asociaciones han señalado que «a corto plazo, lo prioritario es asegurar las aperturas y reactivar la demanda, así como asegurar la liquidez del tejido empresarial del sector y ahondar en medidas de flexibilidad laboral.  A medio plazo, el plan del sector propone abordar un cambio en la fiscalidad del automóvil y llevar a cabo medidas para el impulso de la inversión y la Industria 4.0».

Las principales asociaciones piden 400 millones

Por su parte, desde las principales asociaciones que representan al automóvil, han solicitado un plan de incentivos de 400 millones de euros, cantidad que no solo iría destinada  los coches eléctricos, sino también a los vehículos de combustión, algo que todavía está por ver de que el Gobierno haya aceptado.

“Hemos trasladado al Gobierno la urgente necesidad de que se pongan en marcha medidas de apoyo a la industria para recuperar el ritmo de producción cuánto antes. Es crítico que España defienda a su tejido productivo porque de él dependen miles de empleos y la competitividad de nuestra economía”, ha señalado José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC.

“La industria de la automoción es el mayor sector exportador del país, contribuye muy positivamente a las arcas del Estado y tiene un enorme efecto tractor sobre el conjunto de la economía. Su impulso beneficia a múltiples segmentos y es necesario y urgente recuperar este ritmo. Tenemos que tomar el ejemplo de otros países europeos, que ya están poniendo en marcha estas medidas y lanzar así un mensaje, también a las casas matrices internacionales, de que España es un país que se preocupa por su industria de automoción, que cuida sus fábricas y vela por su mantenimiento y competitividad”, ha afirmado.

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha señalado que hay que “recuperar la demanda lo antes posible, porque el sector empieza realmente cada vez que se vende un vehículo en un concesionario”.

Pérez, ha afirmado que: “estamos en disposición de hacerlo en cuanto podamos abrir, porque nuestras instalaciones están ya protegidas frente al COVID-19 y porque hemos mantenido nuestros 161.500 empleados, que están deseando volver a la actividad”.

“ Un cambio en la fiscalidad también sería clave para que llegara esa reconstrucción, porque permitiría que el mercado del automóvil entrara en otra dinámica, propiciando la renovación del parque y una aceleración en la llegada de vehículos de energías alternativa”.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.