Precios de coches nuevos

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobará el fin de los coches de gasolina, diésel, híbridos y de gas para 2040

Subscribirse
Pedro Sánchez bajando del coche oficial.

Era algo anunciado. Y todo parece indicar que finalmente se convertirá en una realidad. Hablamos del fin del coche con motor de combustión, tal y como lo conocemos ahora.

El adiós de cualquier vehículo que esté propulsado por un motor que expulse emisiones. Esto supone, por tanto, el final de los motores de gasolina y diésel; pero también de aquellos coches que hoy están etiquetados como ECO y que se corresponde con los híbridos, híbridos enchufables, coches de GLP y coches de GNC.

Esto quiere decir, por tanto, que los únicos vehículos que podrán comercializarse en 2040 serán los coches que no expulsen emisiones de CO2. Y este tipo de vehículos únicamente se corresponde con los coches eléctricos.

Hablamos de un tipo de vehículos que a día de hoy, todavía, tienen muy pocas ventas en España (10.000 unidades en 2019, el 0,8% del parque) debido a su elevado precio, baja autonomía y dificultad para su recarga.

Nissan tiene como principal eléctrico el Leaf.

Nissan tiene como principal eléctrico el Leaf.

Se aprueba en el próximo Consejo de Ministros

La principal novedad a la que nos enfrentamos ahora es que para que esto ocurra, para que el coche eléctrico se convierta en realidad, el próximo martes 19 de mayo, tal y como han adelantado algunos medios como la Cadena Ser y la Agencia Efe, el Gobierno aprobará en Consejo de Ministros, y en plena pandemia del coronavirus, una nueva Ley del Cambio Climático y transición Energética.

Se trata de un paso más en el borrador que fue presentado en 2018 por el Ministerio de la Transición Ecológica, que dirige Teresa Ribera, y que desde entonces el Gobierno está buscando el mayor número de consensos antes de su tramitación en el Congreso de los Diputados.

Diésel.

No se podrán vender coches de gasolina, diésel o híbridos más allá de 2040

Un borrador que se presentará para su aprobación en el Consejo de Ministros del martes y que prevé medidas “de acuerdo con la normativa de la Unión Europea”, para que “los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que, no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de 0g CO2/km”, afirma el texto.

Esto quiere decir, por tanto, y aunque no se cita textualmente, que -más allá de 2040- no se podrán vender coches que expulsen emisiones. Supone, por tanto, el adiós definitivo a los coches que conocemos hoy y que suponen el 99% de las ventas: hablamos de los coches de gasolina, diésel, de gas, híbridos y enchufables.

Ninguno de estos modelos se podrá comercializar más allá de 2040 para que, según el borrador mencionado, “a más tardar en 2050” se consiga una neutralidad climática. Por ello, según señala Efe, y en materia de movilidad sin emisiones “se adoptarán medidas para alcanzar en 2050 un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones directas de CO2”.

Con este texto, por lo tanto, se busca que el parque de vehículos en 2050 sea de cero emisiones, algo que a día de hoy desde aquí nos parece muy difícil de cumplir, sobre todo cuando el parque que tenemos está cada vez más envejecido y supera ya los 12 años de media.

Señales en el asfalto del inicio de Madrid Central, un área al que pueden acceder vehículos con etiqueta CERO como este Kia e-Niro.

Zonas de bajas emisiones en 2023

Además, según este texto también se obligará a todos los municipios con más de 50.000 habitantes a crear zonas de bajas emisiones, como tarde en 2023 y que se impulse un mayor uso del transporte público así como de otros desplazamientos a pie o a bicicleta.

Lo que está por ver es si finalmente también se prohíbe la circulación de vehículos que expulsen emisiones, algo que inicialmente sí se incluía en la documentación preparada por el Gobierno, pero que en los últimos momentos se ha suavizado y no se han incluido prohibiciones expresas en este sentido.

Desde julio de 2019 todos los coches diésel anteriores a 2006 serán multados si circulan por el centro de París.

Imagen del Arco del Triunfo en el centro de París.

Restricciones en otros países

Esta nueva ley que se pretende aprobar en España es similar a otras iniciativas presentadas en otros países.

En este sentido, por ejemplo, Reino Unido ya ha anunciado que prohibirá la venta de coches diésel y de gasolina en 2040 y que en 2050 no podrán circular.

Asimismo, otros países como Francia también han señalado el fin del motor de combustión para 2040, mientras que otros países de Europa incluso la fecha es más cercana: Noruega (en 2025) y Alemania, Holanda, Irlanda y Dinamarca (en 2030).

Según recoge esta ley el transporte por carretera supone el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero. De ellas, un tercio se concentran en aglomeraciones urbanas. Es, además uno de los principales emisores de óxidos de nitrógeno, con un efecto muy pernicioso para la salud.

Una vez que se apruebe en Consejo de Ministros se iniciará la tramitación parlamentaria de este texto en el Congreso de los Diputados para su debate y posible aprobación.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.