El nuevo Mazda CX-30 es un SUV de tamaño compacto. Es decir llega para competir en el segmento SUV-C. Hasta ahora, la firma japonesa contaba con el CX-5 en esta categoría. Sin embargo, como el CX-5 es uno de los modelos más grandes de la categoría, Mazda ha visto que la marca tenía un hueco de mercado en los SUV más pequeños y orientados principalmente al asfalto.

1. El nuevo Mazda CX-30 es un SUV de tamaño compacto. Es decir llega para competir en el segmento SUV-C. Hasta ahora, la firma japonesa contaba con el CX-5 en esta categoría. Sin embargo, como el CX-5 es uno de los modelos más grandes de la categoría, Mazda ha visto que la marca tenía un hueco de mercado en los SUV más pequeños y orientados principalmente al asfalto.

El nuevo Mazda CX-30 es un SUV de tamaño compacto. Es decir llega para competir en el segmento SUV-C. Hasta ahora, la firma japonesa contaba con el CX-5 en esta categoría. Sin embargo, como el CX-5 es uno de los modelos más grandes de la categoría, Mazda ha visto que la marca tenía un hueco de mercado en los SUV más pequeños y orientados principalmente al asfalto.

2. El nuevo Mazda CX-30 es un SUV de tamaño compacto. Es decir llega para competir en el segmento SUV-C. Hasta ahora, la firma japonesa contaba con el CX-5 en esta categoría. Sin embargo, como el CX-5 es uno de los modelos más grandes de la categoría, Mazda ha visto que la marca tenía un hueco de mercado en los SUV más pequeños y orientados principalmente al asfalto.

De ahí que llegue este nuevo CX-30 (cambia la denominación para dejar claro que está basado en el nuevo Mazda 3) que se caracteriza por sus 4,39 metros de largo. Es, por tanto, un modelo a medio camino entre el CX-3 (que en realidad es un SUV-B) y el CX-5 (que también pertenece a la categoría de los SUV-C).

3. De ahí que llegue este nuevo CX-30 (cambia la denominación para dejar claro que está basado en el nuevo Mazda 3) que se caracteriza por sus 4,39 metros de largo. Es, por tanto, un modelo a medio camino entre el CX-3 (que en realidad es un SUV-B) y el CX-5 (que también pertenece a la categoría de los SUV-C).

Otras dimensiones del nuevo Mazda CX-30 son una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,53 metros. La distancia entre ejes o batalla es de 2,65 metros.

4. Otras dimensiones del nuevo Mazda CX-30 son una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,53 metros. La distancia entre ejes o batalla es de 2,65 metros.

Asimismo, este nuevo Mazda CX-30 cuenta con un maletero, según VDA, de 430 litros de capacidad. Para acceder al mismo, Mazda ha introducido un portón trasero que puede ser eléctrico de forma opcional.

5. Asimismo, este nuevo Mazda CX-30 cuenta con un maletero, según VDA, de 430 litros de capacidad. Para acceder al mismo, Mazda ha introducido un portón trasero que puede ser eléctrico de forma opcional.

Con este tamaño, los modelos más parecidos (en lo que a dimensiones se refiere) serían el BMW X2 y el Mercedes GLA, entre otros. De esta manera, queda clara su orientación más de Crossover que de todocamino con aptitudes para fuera del campo.

6. Con este tamaño, los modelos más parecidos (en lo que a dimensiones se refiere) serían el BMW X2 y el Mercedes GLA, entre otros. De esta manera, queda clara su orientación más de Crossover que de todocamino con aptitudes para fuera del campo.

Este nuevo Mazda CX-30 nos recuerda en parte al recién lanzado Mazda 3. Tiene, por ejemplo, ese diseño común evolucionado, que Mazda ha bautizado como Kodo. Y también cuenta con esas variaciones de tonalidades según incida la luz en la carrocería.

7. Este nuevo Mazda CX-30 nos recuerda en parte al recién lanzado Mazda 3. Tiene, por ejemplo, ese diseño común evolucionado, que Mazda ha bautizado como Kodo. Y también cuenta con esas variaciones de tonalidades según incida la luz en la carrocería.

Según Mazda este nuevo CX-30 reúne las forma de diseño de un SUV con la fluidez de las líneas de un coupé. En este sentido, destacan una línea de cintura elevada, unos pasos de rueda sobredimensionados y una línea de techo descendente con un tercer pilar muy estilizado.

8. Según Mazda este nuevo CX-30 reúne las forma de diseño de un SUV con la fluidez de las líneas de un coupé. En este sentido, destacan una línea de cintura elevada, unos pasos de rueda sobredimensionados y una línea de techo descendente con un tercer pilar muy estilizado.

Otro aspecto que también nos recuerda al Mazda 3 es su plataforma. Este nuevo Mazda CX-30 está basado en la nueva plataforma que ha estrenado el Mazda 3 y que se denomina ‘Skyactiv-Vehicle Architecture’.

9. Otro aspecto que también nos recuerda al Mazda 3 es su plataforma. Este nuevo Mazda CX-30 está basado en la nueva plataforma que ha estrenado el Mazda 3 y que se denomina ‘Skyactiv-Vehicle Architecture’.

Esta nueva plataforma destaca por su mayor ligereza y rigidez estructural. Esta nueva estructura, además, también sobresale porque puede incorporar sistemas de propulsión alternativos como los híbridos.

10. Esta nueva plataforma destaca por su mayor ligereza y rigidez estructural. Esta nueva estructura, además, también sobresale porque puede incorporar sistemas de propulsión alternativos como los híbridos.

11. En relación al apartado de motores, Mazda señala que contará con sus últimas innovaciones en mécanica. De ahí que todo parece indicar que este Mazda CX-30 contará con los mismos propulsores que el Mazda 3.

Hablamos de un gasolina SkyActiv-G que rondará los 122 CV, un SkyActiv-D de 116 CV y un SkyActiv-X de gasolina con alrededor de 180 CV y un consumo inferior al de un diésel. El cambio será manual o automático de seis velocidades dependiendo de la mecánica elegida. Además, todas las versiones de gasolina, tanto el SkyActiv-G como el SkyActiv-X, contarán con el sistema de microhibridación o hibridación ligera que les permitirá reducir las emisiones y, con toda probabilidad conseguir la etiqueta ECO al estar homologado como híbrido.

12. Hablamos de un gasolina SkyActiv-G que rondará los 122 CV, un SkyActiv-D de 116 CV y un SkyActiv-X de gasolina con alrededor de 180 CV y un consumo inferior al de un diésel. El cambio será manual o automático de seis velocidades dependiendo de la mecánica elegida. Además, todas las versiones de gasolina, tanto el SkyActiv-G como el SkyActiv-X, contarán con el sistema de microhibridación o hibridación ligera que les permitirá reducir las emisiones y, con toda probabilidad conseguir la etiqueta ECO al estar homologado como híbrido.

En cuanto al interior, Mazda ha pensado en todo momento en el conductor a la hora de desarrollar el mismo. La firma japonesa cree firmemente en una integración entre el hombre y la máquina y de ahí que el puesto de conducción se haya desarrollado pensando en el conductor. Este interior nos vuelve a recordar al Mazda 3 en el cuadro de instrumentos, en el head-up display de gran tamaño y en la pantalla central de 8,8 pulgadas que, al menos en el Mazda 3, no era táctil y que está algo alejada de la consola.

13. En cuanto al interior, Mazda ha pensado en todo momento en el conductor a la hora de desarrollar el mismo. La firma japonesa cree firmemente en una integración entre el hombre y la máquina y de ahí que el puesto de conducción se haya desarrollado pensando en el conductor. Este interior nos vuelve a recordar al Mazda 3 en el cuadro de instrumentos, en el head-up display de gran tamaño y en la pantalla central de 8,8 pulgadas que, al menos en el Mazda 3, no era táctil y que está algo alejada de la consola.