Ford Galaxy 2015

Nuevo
7,2/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
7.2 10 3
Puntúa
este coche
Desde
36.750€
7,2/10
Puntuación media según 3 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
Desde
36.750€
Tipo de coche
Monovolúmenes grandes
Tamaño
Grande
Largo/ancho/alto
4,8/1,9/1,7 metros
Maletero
300 l.
Motores
Diésel, Gasolina
Cambio
Manual, Automático
Potencia
120 - 240 CV
CO2
desde 129 g/km
Seguridad

A favor

Nueva generación de este monovolumen, gran espacio interior, motores eficientes.

En contra

Estética conservadora, su principal rival es el S-Max.

El nuevo Galaxy es un monovolumen de gran tamaño. Es, por tanto, un rival de modelos como el Ford S-Max, Kia Carnival, Mercedes Clase V, Renault Espace, Seat Alhambra y Volkswagen Sharan. Frente a todos ellos, el Galaxy se caracteriza por una gran diferencia. Y es que mientras la mayoría de estos modelos buscan el equilibrio entre gran tamaño, un sobresaliente espacio interior y un buen dinamismo; el Galaxy, sobre todo, lo que predomina es por su gran espacio interior.

Por tanto, su diseño es más convencional (no tiene un aspecto tan dinámico como otros modelos) pero, a cambio, su espacio interior es de matrícula de honor. De hecho, el Galaxy es de los monovolúmenes más amplios de su categoría.

Pero vayamos por partes. Comenzando por su lugar de fabricación, el Galaxy se construye ahora en la planta de Almusafes. Tras la reorientación de todas las plantas de la marca del óvalo, Ford decidió que en Valencia se realizara el Mondeo y todos sus derivados. De ahí que en Almusafes se fabrique el nuevo Mondeo, el S-Max y el Galaxy.

Los tres, por tanto, comparten plataforma. Es decir, tanto el Galaxy, como el Mondeo y el Ford S-Max tienen la misma estructura. Esto, por un lado, le ha permitido a Ford ahorrar en costes. Y por otro, modelos como el Galaxy se han beneficiado de la gran inversión que ha realizado Ford con el Mondeo, recibiendo así una sobresaliente plataforma.

Siguiendo con las dimensiones, comprobamos que el nuevo Ford Galaxy mide 4,84 metros de largo, 1,91 metros de ancho y 1,74 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,84 metros. Con estas medidas, podemos afirmar que el Galaxy es uno de los monovolúmenes más grandes del segmento. Su longitud es prácticamente la misma que la que ofrecen Volkswagen Sharan, Seat Alhambra y Renault Espace, entre otros. Sin embargo y a diferencia de estos, el Galaxy es algo más ancho y también algo más alto que todos sus rivales.

Esto permite que el espacio interior que ofrece el Galaxy sea el mayor de toda la categoría. Sus siete plazas son completamente válidas para siete adultos. Y esto es algo que no se puede decir en todos los monovolúmenes de la categoría.

En cuanto al maletero, si se opta por la configuración de cinco plazas, el Galaxy ofrece una capacidad de carga de 700 litros, una sobresaliente medida.

A ello hay que añadir una muy buena modularidad interior. En este sentido, destaca especialmente el botón situado en el coche que permite plegar eléctricamente todos los asientos de la segunda y tercera fila. De esta manera, en cuestión de segundos podemos cambiar la configuración del interior del vehículo.

Además, de su buena capacidad interior, Ford también tan cambiado algunos elementos del Galaxy para que ofrezca un mejor comportamiento. En este sentido ha mejorado la suspensión trasera para que el tren trasero tenga un mayor agarre.

Otro aspecto sobresaliente del Galaxy es su tecnología, donde destacan elementos como el asistente inteligente de velocidad. Se trata de un control de velocidad de crucero que en combinación con la cámara de visión delantera que controla un ángulo de 180 grados y el sistema de reconocimiento de señales lo que hace es lanzar el vehículo a la velocidad indicada en todo momento, olvidándonos así de las multas por exceso de velocidad. Esta cámara también analiza de forma contante los peatones que nos rodean para advertir al conductor e incluso frenar el vehículo en caso de que el sistema interprete que se a producir un accidente.

También nos gustan los faros adaptativos que hace que nos olvidemos de estar cambiando de luces cortas a largas todo el tiempo ya que por defecto pondrá las largas y el propio coche las apagará de forma automática cuando detecte que hay tráfico a nuestros alrededores. Otro dispositivo interesante es el sistema MyKey que permite personalizar el vehículo dependiente de la llave para establecer diferentes modos según sea el usuario que conduzca. De esta manera podemos limitar la velocidad máxima o incluso el volumen que surge del equipo de audio.

Igual de llamativa es la pantalla táctil de la consola central que con ocho pulgadas y el panel central con el cuadro de instrumentos, también con la última tecnología y 10 pulgadas. Por último, el portón del maletero se puede abrir con tan sólo realizar un gesto por debajo del mismo. Basta pasar el pie por debajo del mismo para que el portón se levante o se cierre.

En el apartado de motores, el S-Max más recomendable es el 2.0 TDCI de 150 CV, a ser posible con el cambio automático de doble embrague PowerShift. La combinación de ambos elementos, motor y cambio, obtienen muy buena nota en este modelo. Para los que busquen más potencia tienen también el 2.0 TDCi pero con 180 CV. Este último sólo está disponible con el cambio PowerShift. Y por último, para los que busquen un S-Max más económico tienen el 2.0 TDCi con 120 CV, disponible sólo con cambio manual.

Llama la atención el 2.0 TDCI Bi-turbo que ofrece una potencia máxima de 210 CV y está asociado a una caja de automática PowerShift de seis marchas.

En gasolina están disponibles el 1.5 EcoBoost de 160 CV y el 2.0 EcoBoost de 240 CV.

A favor

Nueva generación de este monovolumen, gran espacio interior, motores eficientes.

En contra

Estética conservadora, su principal rival es el S-Max.

Opinión de medios expertos

7,2

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Autonoción
Cocheando
Diariomotor

Autonoción

Si algo tiene este coche es espacio, a raudales. Es un coche práctico, con buena visibilidad desde dentro. Los acabados del interior son de buena calidad. Su precio es algo elevado y el diseño demasiado sobrio. (Versión probada: 2.0 TDCi 180 CV AWD PowerShift Titanium)

Ver más

Cocheando

por Cocheando -

Si eres de lo que buscan un monovolumen grande con mucho espacio interior, sin duda el Galaxy debería ser tu primera opción. De acuerdo que estamos ante un modelo que su estética es convencional y no tiene el diseño vanguardista de otros rivales. Sin embargo, a cambio su espacio interior es sobresaliente. De los mejores de la categoría. A ello se suman, además, unos motores potentes y eficientes. Y, por último, una gran tecnología. Sin duda, una buena opción para todos los que necesitan el espacio de un monovolumen con siete plazas y tres filas de asientos.

Diariomotor

El Ford Galaxy es un monovolúmen de 5 puertas y 7 plazas, en configuración 5 + 2 en la que las plazas de la última fila ocupan la práctica totalidad del maletero dejando muy poco espacio para equipajes. Si mantenemos las plazas traseras ocultas, estaremos ante un gigantesco familiar con 5 cómodas butacas individuales y un amplísimo espacio para carga.

Más información