Precios de coches nuevos

Ford Focus ST 2019

Próximo modelo
0.0 10
Puntúa
este coche
Puntúa
este coche
Tipo de coche
Compactos deportivos
Tamaño
Mediano
Maletero
375 l.
Seguridad

A favor

Comportamiento, motor poderoso

En contra

Se echan de menos algunos elementos como un cuadro digital

Desde el verano de 2019 Ford pone a la venta el nuevo Ford Focus ST 2019. Se trata de una variante más deportiva que se suma al Focus convencional y a las versiones Active, para ampliar así la gama de este compacto. Este modelo ha sido desarrollado por Ford Perfomance, la división de vehículos deportivos de la marca del óvalo.

El nuevo Ford Focus ST, que sustituye al Ford Focus ST de 2017, está basado en la cuarta generación del Focus, uno de los modelos más importantes de la marca del óvalo y que fue lanzado en 2018.

Asimismo, esta variante deportiva Focus ST está disponible tanto en la carrocería berlina (la de cinco puertas) como en la versión familiar conocida en España como Sportbreak. A su vez, este nuevo Ford Focus ST se diferencia de la versión convencional por la introducción de elementos estéticos diferenciados, así como de mecánicas, tanto en gasolina como en diésel más potentes.

Comenzando por el diseño, vemos que este nuevo Ford Focus ST se caracteriza por incorproar una parrilla más llamativa, unos paragolpes con un diseño específico para permitir mayor entrada de aire, así como unas llantas de mayor tamaño (18 y 19 pulgadas), neumáticos Pilot Sport 4S y la posibilidad de incluir pinzas de freno en color rojo con unos discos de mayor tamaño: 330 mm x 27 mm delante y 302 mm x 11 mm, detrás.

Otros detalles exteriores son un alerón de techo posterior de mayor tamaño y con un ángulo más pronunciado para mejorar la aerodinámica y conseguir que la zaga esté más pegada al suelo. También es llamativo el doble escape situado a ambos extremos del vehículo, dejando en el centro el difusor y permitiendo así la posibilidad de incorporar un gancho de remolque.

En cuanto al interior, las principales diferencias de esta versión más deportiva es la incorporación de unos asientos firmados por Recaro, un volante deportivo…

Motores

En cuanto a los motores introducidos en este nuevo Ford Focus ST, la firma del óvalo ha incorporad a la gama un motor de gasolina y otro de gasóleo.
Comenzando por el de gasolina, se trata de un propulsor de cuatro cilindros, con 2,3 litros de cilindrada y una potencia de 280 CV a 5.500 revoluciones, además de un par máximo de 420 Nm. Este motor, que es el mismo que incorporan otros modelos como el Ford Mustang, sustituye al anterior 2.0 de 250 CV que incorporaba el anterior Ford Focus ST de 2017.

Con este propulsor, el Ford Focus acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos, lo que supone 0,5 segundos más rápido que el anterior Focus ST. Esta mecánica, además, no sólo mejora en prestaciones respecto al anterior Ford Focus ST. También proporciona más bajos en este Focus.

Así, por ejemplo, cuenta con funciones específicas como un ‘anti retardo’ que lo que hace es que mantiene el acelerador ‘abierto’ cuando el usuario levanta el pedal del acelerador, para que la demanda de potencia se entregue de una forma más rápida.

En cuanto a la variante diésel, se trata de un motor EcoBlue de dos litros con 190 CV, que se convierte, según la marca, en el propulsor de gasóleo más potente introducido en un Focus. Esta mecánica entrega la potencia a 3.500 revoluciones y ofrece 400 Nm. de par entre las 2.000 y las 3.000 revoluciones. La anterior generación de este Focus ST incorporaba el diésel 2.0 TDCi de 185 CV.

Estos motores están disponibles con la transmisión manual de seis velocidades o bien con cajas automáticas de siete marchas. Asimismo, el Focus ST cuenta con diferentes modos de conducción (Normal, Lluvia y Sport) que permiten cambiar el carácter del vehículo.

Suspensiones dinámicas, diferencial y dirección La sensación conectada líder en su clase está respaldada por una geometría única de nudillos de dirección, con un punto de fijación de varilla 9 mm más adelante y 6,5 mm más alto que el enfoque estándar para respuestas más precisas. El nuevo software de reducción de la perturbación del par de la dirección para EPAS también ayuda a reducir la dirección del par, lo que facilita aún más el despliegue con precisión de la potencia y el par del Focus ST a través de las llantas Michelin Pilot Sport 4S a medida.

Ford también ha cambiado las suspensiones. En este sentido, la marca del óvalo señala que ha cambiado la rigidez un 20% en la parte delantera y un 13% en la trasera. Además, el conjunto de las suspensiones ha reducido la altura de la carrocería en 1 centímetro.

A todo ello se añade un sistema de control continuo de la amortiguación (CCD) que según Ford es de serie para la variante de cinco puertas. Este sistema controla cada 2 milisegundos la situación de la suspensión, la posición de la dirección, la utilización de los frenos…

También es reseñable el diferencial electrónico de deslizamiento limitado en el eje delantero que mejora la estabilidad y la tracción en las curvas. En concreto, lo que hace es limitar el par motor que se entrega a aquellas ruedas con pérdida de tracción para redistribuir el par motor a las ruedas que sí tienen tracción.

Además, los modelos EcoBlue 2.0 incorporan la tecnología Torque Vectoring Control, que reduce el subviraje al aplicar una fuerza de frenado en la rueda delantera interior. Asimismo, la dirección también es un 15% más rápida y requiere sólo dos vueltas entre tope y tope.

Nueva plataforma

Este nuevo Ford Focus ST se caracteriza porque está desarrollado sobre una nueva plataforma bautizada como plataforma C2 del Grupo Ford.
Además, la llegada de esta nueva plataforma permite una mayor ligereza de peso y mayor rigidez de la misma, elementos ambos que se traducen en un mejor comportamiento y mayor seguridad. Además, desde Ford señalan que esta nueva plataforma también permitirá un mayor espacio interior.

Ayudas a la conducción

Al igual que ocurre con el Ford Focus convencional, este ST se caracteriza por incorporar un mayor número de ayudas a la conducción, lo que le permite tener un nivel de autonomía 2 sobre 5.

Entre los dispositivos que están disponibles sobresalen el control de crucero adaptativo, que ha sido mejorado con la función de parada y arranque (stop & go) y funciona hasta los 200 km/h, el reconocimiento de señales de velocidad y el sistema de ayuda al centrado de carril que actúa sobre el volante para ayudar al conductor a permanecer centrado cuando se activa el control de crucero adaptativo.

Otro elemento que se ha mejorado es el asistente de precolisión, puesto que se han incluido funciones de detección de peatones y ciclistas. De esta manera el sistema interviene sobre los frenos si detecta una posible colisión y que el conductor no realiza ninguna acción para evitarla.

También está disponible el sistema de iluminación frontal adaptativa, con un nuevo sistema de antideslumbramiento de iluminación en curva predictiva y un dispositivo que realiza un seguimiento de los baches y de las señales para mejorar la iluminación. De esta manera, una cámara detecta las curvas y cruces y adapta las luces sin necesidad de que el conductor gire el volante.

A ello se suma el asistente de estacionamiento activo mejorado que ahora opera también sobre las marchas de la palanca de cambios automática de ocho velocidades, lo que permitirá aparcar completamente solo pulsando únicamente un botón. De esta manera, el coche avanza, frena y cambia de marcha completamente solo siempre que el hueco sea 11 centímetros mayor que el coche, es decir que sobren unos 5,5 centímetros delante y detrás, y el coche no esté en una pendiente superior al 12% o no se superen los 4 km/h.

Asimismo, nos ha llamado la atención un asistente de maniobra evasiva, una tecnología pionera según Ford que ayuda a los conductores a esquivar vehículos parados o que circulan a baja velocidad para evitar así colisiones. Mediante un radar y una cámara, el sistema detecta los vehículos más lentos o que están detenidos delante nuestra. A partir de ahí lo que hará será apoyar y guiar a los conductores para realizar la maniobra y así evitar la colisión.

Otra funcionalidad adicional es la alerta de tráfico cruzado que alerta al conductor si al iniciar una maniobra de marcha atrás existe algún otro coche o peatón en nuestras inmediaciones. Esta función se suma a la cámara de visión trasera de 180 grados.

También llama la atención el sistema que alerta de una dirección contraria. Aunque por el momento sólo está disponible en Alemania, Austria y Suiza, este sistema es muy interesante puesto que mediante una cámara y el sistema de navegación se nos indicará por medio de advertencias si entramos en una autopista o autovía por dirección contraria.

Continuando con la tecnología y el equipamiento tecnológico, este Focus también puede equipar otros elementos como la carga inalámbrica del teléfono móvil, el sistema de head-up display, que según Ford está muy evolucionado o el sistema de comunicaciones o modem integrado y conocido como Ford Pass Connect, que permite la conexión de datos y desarrollar una wifi en el interior del coche para que se conecten hasta 10 dispositivos. Este último sistema, además, nos permite localizar el vehículo, comprobar los niveles de combustible, aceite, etc; desbloquearlo de forma remota o arrancarlo, también a distancia.

Fabricado en Alemania

En cuanto a las fábricas de producción, este nuevo Focus ST se produce en Saarlouis (Alemania). Para ello esta planta alemana ha recibido una inversión de 600 millones de euros en sus instalaciones de montaje.

A favor

Comportamiento, motor poderoso

En contra

Se echan de menos algunos elementos como un cuadro digital