Precios de coches nuevos

El renacimiento de Volkswagen: así se ha ‘reinventado’ la marca alemana

Subscribirse
Imagen que anticipa el próximo ID.3, el primer Volkswagen eléctrico de gran volumen.
Imagen que anticipa el próximo ID.3, el primer Volkswagen eléctrico de gran volumen.

En el año 2015 saltaba el escándalo del ‘dieselgate’. Se trataba de un fraude realizado por Volkswagen y que consistía en la instalación de un ‘software’ en los motores diésel.

De esta manera, cuando los coches -principalmente en Estados Unidos– reconocían que estaban siendo sometidos a un control de emisiones, bajaban de forma automática los niveles contaminantes.

La denuncia de esta situación tuvo consecuencias inmediatas en el grupo alemán.

Volkswagen pasaba de tener 12.600 millones de euros de beneficios en 2014 a unas pérdidas de 1.582 millones en 2015.

Estos números rojos eran principalmente generados por la elevada provisión de 16.000 millones de euros a los que se tenía que enfrentar el grupo.

Volkswagen quiere vender un millón de eléctricos en 2025.

Volkswagen quiere vender un millón de eléctricos en 2025.

Sin embargo, para lo que otros fabricantes menos poderosos habría supuesto la ruina, para el Grupo Volkswagen, en realidad sólo fue un resfriado. De hecho, en cuestión de unos meses, prácticamente estaba recuperado.

De esta manera, en 2016 volvía a los beneficios ganando 5.144 millones de euros, en 2017 los números negros subían hasta los 11.354 millones y el pasado año, en 2018, Volkswagen lograba una cifra de 13.900 millones de beneficios, superando así la cifra previa al ‘dieselgate’.

Adiós al diésel

Sin embargo y a pesar de que Volkswagen rápidamente se recuperaba en lo que a resultados se refiere, lo que no recobraría sería la demanda de sus motores diésel. Una tendencia a la baja que ha sido clave para una marca con un gran prestigio por sus motores de gasóleo.

El descubrimiento del ‘dieselgate’ sumado al mensaje, emitido continuamente por muchos políticos, afirmando que el diésel es perjudicial para la salud, ha hecho que las ventas de gasóleo bajen drásticamente en los últimos años, no sólo en Volkswagen sino en todos los fabricantes, tanto en España como en el resto de los países europeos.

Por ejemplo, si en el año del ‘dieselgate’, en 2015, el 63,8% de las ventas de coches en España eran motores de gasóleo, frente al 34,4% que era gasolina; ahora se ha dado la vuelta a la tortilla. Actualmente el 61,7% de los coches que se venden España son gasolina, frente al 29% que son diésel.

Anticipo del que puede ser el nuevo logo de Volkswagen.

Anticipo del que puede ser el nuevo logo de Volkswagen.

Nueva era

Fruto de esta situación, en Volkswagen tuvieron claro que tenían que aprovechar el ‘diéselgate’ para realizar una refundación de la marca. Una nueva era que dejara atrás los coches de combustión y que apostara principalmente por la electrificación.

De esta manera, llegaba el primer anuncio de la marca sólo un año después del ‘dieselgate’, en 2016. Por aquel entonces, en el Salón de París, la firma alemana presentaba un prototipo (el Volkswagen I.D.) con el que pretendía emprender una nueva etapa en la compañía.

Era una declaración de intenciones basada en el objetivo de vender un millón de coches eléctricos en 2025, dentro de seis años. Y teniendo en cuenta que sólo en 2018 el grupo alemán comercializó un total de 10,8 millones de unidades, estaríamos hablando de que prácticamente uno de cada 10 coches vendidos en 2025 debería ser un eléctrico, sin duda una apuesta fuerte, sobre todo porque se empezaba de cero.

La gama de eléctricos se ampliará durante los próximos años.

La gama de eléctricos se ampliará durante los próximos años.

Primer capítulo, salón de Frankfurt de 2019

Ahora, por tanto, cuatro años después del ‘dieselgate’ llega el primer capítulo en la nueva era de Volkswagen. Un primer capítulo que comenzará a escribirse en el Salón de Frankfurt de 2019, a principios del mes de septiembre.

Allí, en Frankfurt Volkswagen tiene previsto dar a conocer el que será su primer gran coche eléctrico: el I.D.3.
Además, la marca alemana también aprovechará el evento para lanzar el nuevo Volkswagen Golf, una octava generación que principalmente se caracterizará por ser un coche conectado.

Y, por si fuera poco, el consorcio alemán también desvelará en el Salón de Frankfurt su nueva imagen de marca, un nuevo emblema que acompañará a los coches a partir de ahora.

Por todo ello, desde Volkswagen esperan que esta nueva eta se convierta en una nueva era. Una nueva era que refunde la compañía y que suponga una transformación, tal y como en su momento lograron el Beetle o el Golf.

Este nuevo Volkswagen Golf de 2020 es la octava generación de este modelo. Sustituye al Golf 7 lanzado en 2013 y renovado en 2017. Según apuntan algunas fuentes, este nuevo Golf tendrá un precio similar al actual que parte de los 21.500 euros, aproximadamente.

Este nuevo Volkswagen Golf de 2020 es la octava generación de este modelo. Sustituye al Golf 7 lanzado en 2013 y renovado en 2017. Según apuntan algunas fuentes, este nuevo Golf tendrá un precio similar al actual que parte de los 21.500 euros, aproximadamente.

Un momento crucial

“El Salón de Frankfurt será un momento crucial en la reorientación estratégica de la marca Volkswagen. Los resultados de nuestro trabajo se harán visibles con el ID.3 y el nuevo diseño de la marca”, señala Ralf Brandstätter, director de operaciones de Volkswagen. «Esperamos presentar la ‘Nueva Volkswagen’ al público», afirma.

Por este motivo, el nuevo emblema o logo de la marca coronará el edificio de la compañía en Wolfsburg y poco a poco también se irá incluyendo en cada uno de los modelos que lance Volkswagen a partir de ahora.

De esta manera, el cambio de identidad primero se realizará en Europa, para después pasar a China tras el verano y posteriormente a Norteamérica y Sudamérica. Un ‘rebranding’ que afectará a 171 mercados y que supone el cambio de imagen en 10.000 instalaciones y 70.000 logotipos, entre fábricas y concesionarios.

Este nuevo Golf de 2020 mantiene la plataforma MQB y compartirá muchos elementos con los próximos Seat León de 2020 y Audi A3. Todos ellos, incorporan ahora más tecnología y motores más eficientes.

Este nuevo Golf de 2020 mantiene la plataforma MQB y compartirá muchos elementos con los próximos Seat León de 2020 y Audi A3. Todos ellos, incorporan ahora más tecnología y motores más eficientes.

100.000 unidades del ID.3

El primer eléctrico ‘de verdad’ que pondrá a la venta Volkswagen será el I.D.3. Esta modelo es similar a un Golf, en lo que a tamaño se refiere, aunque con un sistema de propulsión completamente eléctrico.

Según la firma alemana, del ID.3 Volkswagen pretende vender 100.000 unidades al año, cifra que no es del todo descabellada si tenemos en cuenta que en las 24 horas siguientes a su presentación ya se realizaron un total de 10.000 reservas. Desde entonces, mayo de 2019, y hasta ahora, en verano, Volkswagen ha superado las 20.000 reservas.

El nuevo ID.3 tiene una autonomía que oscila entre los 330 y los 550 kilómetros, según el ciclo WLTP, dependiendo de la capacidad de la batería con la que se adquiera la versión. En cuanto a su precio, todo apuntará a que rondará el precio del actual e-Golf, que se sitúa en 39.3500 euros. Ahora, sólo falta esperar unos días para conocer de cerca el ID.3, así como esta nueva era en Volkswagen.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.