Precios de coches nuevos

Así han evolucionado los riñones de la parrilla en los BMW… ¡Menudo cambio!

Subscribirse
Entre estos dos coches hay casi nueve décadas de diferencia. Así ha evolucionado la parrilla.
Entre estos dos coches hay casi nueve décadas de diferencia. Así ha evolucionado la parrilla.

En el apartado de diseño, BMW tiene algunos elementos que son todo un icono en la marca. Uno de ellos, por ejemplo, es la curva Hofmeister, un elemento de la zaga del vehículo que permite que las ventanillas traseras tengan ese peculiar diseño. También, son característicos los grupos ópticos que BMW señala como “cuatro ojos” y que ahora cuentan con diferentes tamaños y formas. Sin embargo, lo que vamos a analizar hoy es la parrilla, un elemento que se caracteriza por su doble forma de riñón.

BMW 3151.

BMW 3151.

De hecho, según señala BMW salvo los microcoches de los 50, el Isetta, el BMW 600 o el BMW 700, que no incorporaban la parrilla de doble riñón, el resto de vehículos de la marca bávara sí la ha llevado. La parrilla de doble riñón, además, no sólo ha evolucionado por cuestiones de diseño. También los avances en aerodinámica y la refrigeración de los motores han obligado a la marca a evolucionar este elemento tan característico y que tiene como principal funcionalidad canalizar el aire fresco hacia el radiador.

Primeros inicios

En cuanto a los primeros BMW que incorporaban esta parrilla tenemos que remontarnos a 1933, año en el que se incorpora la conocida parrilla en el BMW 303. Previamente sólo se habían fabricado tres modelos sin la parrilla.

Fueron el Dixi 3/15 PS y Dixi 3/15 PS DA, construidos bajo la licencia de Austin Seven. El tercero es el BMW 3/20 PS, primer y único automóvil totalmente fabricado por la marca sin su característica rejilla. Un año más tarde, en 1934, el BMW 315/1 ya ofrecía una parrilla frontal más inclinada y aerodinámica. Y en 1936 se incorporó el BMW 328 roadster, diseñado por Peter Szymanowski. En este último, ya se incorporaba un diseño curvo propio de la aerodinámica, unos marcos cromados enrasados con la carrocería y una rejilla interior con una trama más elaborada y cinco grandes barras verticales por riñón.

El legendario BMW 328 Mille Miglia Touring Coupé – doble ganador de la Mille Miglia- llevó al extremo esa configuración, con unos riñones más delgados, cuatro barras en su interior y fondo negro. También destaca el diseño del BMW 335 de 1939, por las barras horizontales oblicuas de su parrilla y porque los riñones estaban dispuestos en forma de cuña para una mejor penetración aerodinámica.

Década de los 60

BMW abre una nueva etapa en el diseño de sus modelos que comienza en 1962 con el BMW 1500. Es entonces, cuando la ancha parrilla delantera ocupa todo el frontal pero los riñones seguían siendo estrechos, alargados y con cinco barras.

El BMW 2002 refinó ese diseño los nuevos coupés de Karmann de los sesenta (BMW 2800 CS y BMW 3.0 CS) incluyeron, por primera vez, la mirada de “cuatro ojos” que después ha marcado el diseño durante décadas.

BMW 1500.

BMW 1500.

 

Década de los 70

En 1972 se presentaba el prototipo BMW Turbo de Paul Braq. Este coche de concepto ofrecía una pequeña “kidney grille”, lo que significó un adelantado a su tiempo. De hecho fue el prototipo que inspiró al M1 de 1978 e incluso también a los Z1 de 1988 y Serie 8 de 1989. Todos estos modelos contaban con dos riñones integrados en el diseño del frontal, rejilla negra y van enmarcados en una pieza del color de la carrocería.

Los riñones son una tradición en BMW.

Los riñones son una tradición en BMW.

Por su parte los modelos de producción más mayoritaria contaban con un frontal más clásico. Hablamos de los Serie 5 (1972), Serie 3 (1975) y Serie 7 (1977). La rejilla era ancha y negra, el doble riñón cromado estaba más integrado y destacaba en el centro.

En los 80 las siguientes generaciones siguieron la misma tendencia, con un diseño más ancho y redondeado.

Década de los 90

Fue con el Serie 3 de 1990 cuando los riñones de BMW tuvieron una gran reinterpretación. Ahora su diseño pasaba a ser trapezoidal, con la parte superior más ancha que la inferior.

El BMW Serie 5 de 1996 inauguró otro recurso: la “kidney grille” se integraba en una prolongación del capó, que descendía hasta tocar el paragolpes.

En el nuevo X6 la parrilla se ilumina.

En el nuevo X6 la parrilla se ilumina.

Actualidad

Desde entonces y hasta ahora se han seguido tres tendencias con la parrilla de BMW. Son las siguientes:

• Más protagonismo de la parrilla: ahora cuenta con más tamaño en el frontal. El mayor exponente es el BMW X7 y Serie 7 que incorpora las parrillas más grandes.

• Diseños más elaborados: se caracterizan por sus formas más complejas y asimétricas. También se cuida más el acabado de las barras y los marcos, que pueden personalizarse. Además, cuentan con elementos aerodinámicos como las lamas activas que se abren y cierran en función de las necesidades térmicas del motor.

• Nuevas tecnologías, la parrilla se ilumina: lo incorporará el próximo C6 y se caracteriza porque la parrilla se ilumina por primera vez en la historia de la marca. La iluminación se activa al abrir o cerrar el coche. Además, el conductor también puede encenderla o apagarla manualmente y también la parrilla puede estar iluminada mientras se conduce.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.