Precios de coches nuevos

¿Hay que dejar una marcha ‘metida’ cuando el coche está parado?

Subscribirse
Cuando el vehículo está estacionado recomiendan dejar una marcha metida.
Cuando el vehículo está estacionado recomiendan dejar una marcha metida.

Con el estado de alarma, debido a la pandemia del coronavirus, prácticamente todos los usuarios nos hemos visto obligados a dejar estacionado durante varias semanas el vehículo en la calle o bien en un garaje particular. Una situación que puede hacer que algunos de los componentes del vehículo se deterioren al no usarse.

Pues bien para evitar que esto ocurra son muchos los fabricantes y asociaciones que nos ofrecen sus consejos para que no tengamos que llamar a la grúa cuando tengamos que volver a coger el coche.

Por ejemplo uno de esos consejos es que hay que estacionar el vehículo con el freno de mano puesto y una marcha engranada. En concreto, este consejo lo anuncia como Renault. Según señala la firma del rombo: “al estacionar su vehículo deje siempre el freno de mano puesto, ya sea de accionamiento automático o manual, como se haría en cualquier estacionamiento”.

Además, este fabricante continúa: “para asegurar una plena inmovilización, conviene dejar una marcha engranada (1ª relación o marcha atrás) si se trata de un vehículo equipado con caja de velocidades manual. Si se trata de un vehículo con cambio automático, deje la palanca de velocidades en posición “P”, afirma.

El climatizador podría dañarse

Otra de las cuestiones que nos advierte Renault es que el sistema de climatización podría verse dañado si se no se realiza un uso continuado del mismo.

Para ello desde la firma del rombo recomiendan que es recomendable arrancar el vehículo al menos una vez a la semana. En cuanto al tiempo de funcionamiento, señalan que lo idóneo es que el coche esté arrancado al menos 15 minutos, de los que cinco minutos debería también estar en funcionamiento el sistema de climatización.

De esta manera, tanto la batería como el sistema de climatización contarían con un buen mantenimiento.

De la misma forma, la marca señala la importancia de mover el vehículo de forma semanal, aunque sea unos centímetros hacia delante o hacia atrás, para evitar problemas de deformación en los neumáticos.

Asimismo, no habría que dejar “el vehículo estacionado nuevamente en el mismo punto exacto donde se encontraba previo a moverlo. Con esta maniobra evitaremos que la superficie de contacto de los neumáticos con el suelo sea siempre la misma y estaremos cuidando los mismos”.

Desinfectar el interior

Por su parte, desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), nos recuerdan que, antes de volver a circular con el automóvil es necesario desinfectar su interior, tanto las puertas como el volante, los sillones, las ventanas e incluso las alfombras, una labor importante para evitar la propagación de la pandemia.

Después de eso, AECA-ITV recomienda realizar una revisión rutinaria del modelo. «Es tan fácil como abrir el capó y comprobar los niveles de líquidos, el estado de las correas y comprobar que los manguitos no estén cuarteados. También el correcto funcionamiento del alumbrado», ha indicado.

Otro de los elementos a tener en cuenta son los frenos, por eso hay que revisar si existen fugas de líquido. Para ello, basta con encender el motor y pisar el pedal de freno durante unos segundos. Si mantiene la posición es que está en buenas condiciones, pero si baja progresivamente indicará que hay una fuga de líquido o falta de estanqueidad en la bomba, por lo que no se debería usar el coche.

Sobreinflar los neumáticos

Desde Toyota nos recuerdan también otro consejo como el hecho de sobreinflar los neumáticos antes de aparcar el vehículo definitivamente y dejarlo estacionado durante varias semanas.
Asimismo, la firma japonesa señala que hay que revisar otros elementos, como el exterior, ya que si ha estado aparcado en la calle la carrocería podría tener algún desperfecto.

«Sería conveniente realizar un buen lavado del vehículo para eliminar la suciedad, con especial énfasis en los restos dejados por las aves, muy corrosivos con la pintura», señalan.

El sistema de iluminación, los niveles de los líquidos como el aceite, el anticongelante o el del limpiapararisas, así como los filtros, el sistema de climatización y en general todos los dispositivos electrónicos del vehículos deberán ser chequeados tras la cuarentena, a fin de comprobar que todo funciona correctamente.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.