Dacia Logan 2013

2ª mano
6,2/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
6.2 10 1
Puntúa
este coche
6,2/10
Puntuación media según 1 opiniones de expertos
Puntúa
este coche
32º de 13 en Berlinas medias
Tipo de coche
Berlinas medias
Tamaño
Pequeño
Largo/ancho/alto
4,3/1,7/1,5 metros
Maletero
510 l.

A favor

Buen maletero, precio muy competitivo, experiencia de una marca contrastada como Renault.

En contra

Confort de marcha, calidad de los asientos y equipamiento justo.

Desde finales de 2012 y principios de 2013 Dacia comercializa un nuevo Logan. Se trata de la segunda generación de este modelo, un coche que llega para sustituir al Dacia Logan de primera generación que ha estado en los concesionarios entre 2005 y 2008 y entre 2008 y 2012 (este último tras un restyling o puesta al día).

El nuevo Dacia Logan cambia bastante respecto a la primera generación. Aunque mantiene la plataforma, ahora es más grande y cuenta con un diseño más estilizado. Comenzando por sus medidas, el nuevo Logan mide ahora 4,35 metros de largo, 1,73 metros de ancho y 1,51 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,63 metros. Asimismo, podemos decir que este nuevo Logan comparte un buen número de elementos con el Sandero.

Si comparamos estas dimensiones con el Dacia Logan de primera generación (el original, el que comenzó a venderse en 2005) entonces comprobamos que el nuevo Logan tan sólo ha ganado en longitud. En concreto, esta segunda generación es 10 centímetros más largo que el primer Logan. El resto de medidas (tanto la anchura, como la altura y la batalla) son idénticas.

Con estas dimensiones podemos afirmar que el Logan entra a competir en el segmento de las berlinas pequeñas. De ahí que sea un posible rival de modelos como el Chevrolet Cruze, Ford Focus Sedán, Fiat Linea, Hyundai Elantra, Mazda3 SportSedan, Renault Fluence, Seat Toledo, Skoda Rapid, Suzuki Kizashi, Toyota Prius, Volkswagen Jetta y Volvo S40.

Eso sí, frente a todos ellos el Dacia Logan está un escalón (o incluso dos o tres) en cuestión de calidades. Mientras que la mayoría de los modelos anteriores presentan un cuidado diseño y unos acabados buenos o incluso muy buenos, el Logan es un coche ‘low cost’. Es decir, los plásticos son más duros y menos suaves al tacto, el equipamiento es muy justo y los ajustes son normales. Con esto no queremos decir que sea un coche con una puntuación insuficiente. Simplemente, afirmamos que tiene una orientación de coche de bajo coste y que está pensando para aquellas familias que no pueden gastarse una gran cantidad de dinero en un vehículo.

A ello hay que sumar que también es uno de los coches más pequeños de la categoría. De hecho, todos sus rivales presentan un tamaño superior: Suzuki Kizashi (4,65 metros), Volkswagen Jetta (4,65 metros), Renault Fluence (4,61 metros), Mazda3 SportSedan (4,58 metros), Hyundai Elantra (4,55 metros), Ford Focus Sedán (4,48 metros), Toyota Prius (4,48 metros) y Citroën C-Elysée (4,42 metros).

Esto, a su vez, significa que la habitabilidad es justa. En concreto, conductor y acompañante disfrutarán sólo de 132 centímetros de anchura y los pasajeros de la segunda fila obtendrán 135 centímetros. Ambas cotas son pequeñas, lo que significa que el coche es estrecho. Por el contrario la altura libre al techo (el espacio entre las butacas y el techo) es bueno, con 98 centímetros delante y 91 centímetros detrás.

Como contrapartida, el Logan ofrece uno de los mayores maleteros de la categoría. Con sus 510 litros tan sólo es superado por el Seat Toledo y el Skoda Rapid (con 550 litros) y por el Volkswagen Jetta (con 510 litros). El resto de modelos presentan una menor capacidad de carga: Toyota Prius (502 litros), Hyundai Elantra (485 litros), Suzuki Kizashi (461 litros), Chevrolet Cruze (445 litros) y Mazda3 SportSedan (419 litros), entre otros.

En cuanto a la gama de motores existen bastantes alternativas. Comenzando por la oferta de gasolina encontramos el 1.2 de 75 CV, con cuatro cilindros y un consumo medio de 5,8 litros) y el moderno TCE de 90 CV, que es un tricilíndrico de 898 centímetros cúbicos, con inyección indirecta y turbo. Este motor ofrece un consumo de 4,9 litros.

A estos dos motores se suma una tercera alternativa que es una versión del 0.9 TCE que puede estar alimentado por GLP.
En cuanto a los diésel encontramos como primera opción el 1.5 dCi de 75 CV y 90 CV
.

Un aspecto importante que conviene saber es que Dacia es una marca de Renault. Por tanto, a la hora de analizar el Logan podemos comprobar que muchos de los elementos importantes que tiene este modelo provienen de Renault y más en concreto de modelos de Renault de hace ya algunos años. Es decir que no nos equivocamos si decimos que el Dacia Logan es un Renault CLio con maletero de hace ya algunos años.

Y podemos decir esta afirmación puesto que el Logan de primera generación está basado sobre la plataforma B de Renault-Nissan. Se trata de la plataforma que ha dado lugar al Renault CLio. De ahí que digamos que el Dacia Logan es un Clio con un gran maletero. Además, cabe señalar que el Logan, que en Europa conocemos como Dacia, en otros mercados como Rusia o Latinoamérica se comercializa con la marca Renault.

De ahí que el Logan sea un modelo global. Algo que ocurre no sólo porque se vende en todo el mundo. También porque se fabrica en numerosas países como Rumanía, Moscú, Irán, Marruecos, India, Irán, Sudáfrica, Brasil y Colombia, entre otros países.

La llegada del Logan ha supuesto, además, una gran inversión para Renault. En primer lugar porque tuvo que desembolsar cerca de 40 millones de euros para comprar la marca rumana. Después, otros 500 millones para modernizar la planta y formar a sus empleados. Y a ello hay que sumar cerca de 750 millones de euros para el desarrollo del Logan. Eso sí, 10 años después podemos afirmar que el relanzamiento de Dacia ha sido todo un éxito puesto que Renault ya ha comercializado más de tres millones de modelos Dacia en todo el mundo.

Una vez dentro el Logan se caracteriza por sus calidades muy justas. Los plásticos son duros, los mandos son antiguos, no existe una gran ergonomía, el confort de marcha está muy limitado y el equipamiento es muy justo. De hecho, de serie apenas incorpora elementos ya que si pretendes que el coche tenga cierto equipamiento entonces tendrás que sumarle extras.

En concreto de serie incorpora sólo 4 airbags, ABS, ESP, control de tracción, dirección asistida, control de presión de los neumáticos, aire acondicionado, USB, bluetooth y radio CD. El resto de elementos son opcionales.

A favor

Buen maletero, precio muy competitivo, experiencia de una marca contrastada como Renault.

En contra

Confort de marcha, calidad de los asientos y equipamiento justo.

Opinión de medios expertos

6,2

/10
Cocheando analiza diariamente lo que se publica acerca de este coche en revistas, diarios y webs para recoger aquí las principales conclusiones. La puntuación final es la nota media de las publicaciones analizadas.
Cocheando

Cocheando

por Cocheando -

El Dacia Logan es un coche muy razonable. Estamos de acuerdo en que su estética no es la primera razón de compra. Ni tampoco sus calidades, que son justas; o su equipamiento, que también, es pequeño. A cambio, tienes un coche con un buen habitáculo, un amplio maletero y un precio súper competitivo. De hecho, no hay ningún rival similar con un precio tan económico. Por tanto, si eres de los que no te importa conducir una marca con cierto aire ‘low cost’, desde aquí te felicitamos ya que el Dacia Logan es una opción interesante. De todas las opciones disponibles recomendamos el dCi de 90 CV.