Precios de coches nuevos

Hablan los concesionarios: “Hemos pasado de vender 4.500 coches al día a solo 27; el mercado no se va a recuperar hasta octubre”

Subscribirse
Imagen de un concesionario.
Imagen de un concesionario.

Dentro de la crisis que está dejando el coronavirus, el automóvil es uno de los sectores más afectados.

El cierre de fábricas y de concesionarios, el confinamiento en los hogares, la caída de la ventas… todo ello ha provocado el hundimiento del sector en apenas unas semanas.

Pese a que ahora son algunos los fabricantes que buscan cauces para volver a recuperar la producción, la huella que ha dejado el coronavirus dejará una marca imborrable, en el sector, que se suma a la pérdida de vidas humanes en una elevada parte de la población.

Repasamos a continuación las principales cifras que está dejando la epidemia de coronavirus en España.

Las ventas caen un 17% en septiembre.

Un cliente en un concesionario.

Desplome en las ventas: de 4.500 coches al día a solo 27

Según Raúl Palacios, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), en los meses anteriores a la crisis del coronavirus se venían matriculando unas 94.000 unidades mensuales.

Esta cifra, si bien ya suponía una ralentización del mercado, suponía cerca de 4.500 unidades diarias en ventas de coches.

Sin embargo, con la llegada del coronavirus y del estado de alarma, el volumen de ventas fue de algo más de 37.000 unidades, de las que el 80% se registró antes de la declaración del estado de alarma.

Pues bien según Ganvam, esto significa que se ha pasado de las 4.500 unidades diarias a “entre 200 y 300 unidades», al día.

Sin embargo, Palacios señaló que su estimación es que las cifras «se van a desplomar todavía más en abril», puesto que las matriculaciones contabilizadas en marzo correspondían a ventas cerradas con anterioridad. «Si tomamos como referencia los primeros días de abril, estamos viendo caídas en las matriculaciones del 99%, con 27 registros», añadió.

El mercado de segunda mano sube un 2% en lo que llevamos de 2019

Compradores de un vehículo de segunda mano.

Mercado de segunda mano

Según Raúl Palacios, esta situación también ha ocurrido con el mercado de usados. En el mes de marzo se han realizado 120.000 operaciones en marzo respecto a las 200.000 unidades habituales, con el 80% de las operaciones registrada antes del estado de alarma.

En esta línea, afirmó que esta crisis ha motivado desplomes de las matriculaciones diarias de casi el 70% en marzo, del 35% de las de coches de ocasión y del 95% en la actividad de los talleres, que han seguido desarrollando su actividad para dar cobertura los servicios esenciales.

4.500 millones de euros menos

El desplome de las matriculaciones de vehículos nuevos y usados por la crisis del coronavirus y las medidas restrictivas del estado de alarma ha supuesto que el sector de la distribución de la automoción deje de ingresar alrededor de 4.500 millones de euros hasta la fecha.

Según Raúl Palacios a esta cifra habría que añadir los intereses que deben pagar los puntos de venta por los vehículos en ‘stock’ que no pueden vender y que asciende a unos 15 millones de euros mensuales.

Según Palacios indicó que el parón de las matriculaciones por las medidas para luchar contra el coronavirus ha motivado que los concesionarios dejen de ingresar entre 2.500 y 2.700 millones de euros, mientras que el importe se eleva a 1.800 millones de euros en el canal de vehículos usados, con un ‘stock’ de 200.000 unidades.

Imagen de la fábrica de PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel).

Imagen de la fábrica de PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel).

La actividad se podría normalizar en octubre

De cara al año completo, Palacios estima, desde un punto de vista «conservador, que el mercado automovilístico español experimentará una caída del 35% en comparación con 2019, puesto que no prevé que la actividad se normalice antes del próximo mes de octubre.

«Por mucho que se levante el estado de alarma, la reactivación del mercado va a ser gradual y va a depender mucho de las medidas de estímulo que se pongan en marcha. Esta es una crisis de oferta y demanda y habrá que actuar para dinamizar ambas. Hay que proteger el empleo y el tejido productivo y hay que insuflar confianza en el consumidor», destacó.

El presidente de la asociación apuntó que esta crisis sanitaria ha supuesto la «paralización prácticamente al completo» de la actividad comercial y la reducción en la actividad del taller a servicios mínimos relacionados con el mantenimiento y la reparación de vehículos esenciales.

Esta situación ha motivado la toma de medidas «muy drásticas», orientadas a reducir al máximo los gastos, como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectan a «la práctica totalidad del sector» y la pérdida de 5.000 empleos derivados de contratos temporales y de servicios no renovados.

Plan de choque

Para salir de esta crisis, desde Ganvam abogan por la puesta en marcha de un «plan de choque», en el que trabajan todas las asociaciones del sector, que permita revitalizar la automoción y que contemple medidas para inyectar liquidez al tejido productivo.

Desde esta forma, destacó la necesidad de crear un fondo extraordinario que, en lugar de facilitar el endeudamiento, alivie las tensiones de tesorería, de manera que el Estado debería asumir, al menos, parte del coste. «Si no hay ingresos, no puede haber cobro de impuestos», sentenció.

Además, defendió una reincorporación gradual del personal afectado por los ERTE de forma que se ajuste al ritmo de la recuperación económica o que la empresa pague una parte del salario y el Estado pueda completar el resto como medida para generar confianza y reactivar el consumo.
Para finalizar, también se mostró a favor de la puesta en marcha de medidas orientadas a dinamizar la demanda de vehículos en el mercado español, a través de un plan de incentivo que fomente el cambio de coche antiguo.

Se han dejado de fabricar 1,5 millones de vehículos

Junto a la caída de las ventas, también está la caída de la fabricación. El cierre de las plantas de producción de vehículos en Europa como consecuencia de las medidas de contención contra el coronavirus ha provocado que se dejen de fabricar cerca de 1,5 millones de automóviles, según los cálculos de la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA, por sus siglas en inglés).

En un comunicado, la asociación indica que la cifra se ha elevado en casi 300.000 unidades con respecto a la semana pasada, e incluye producción perdida de coches, camiones, caravanas, autobuses y autocares. «El número podría seguir elevándose si los confinamientos se prolongan o si más plantas se cierran», ha alertado ACEA.

En lo que respecta al empleo, la entidad ha explicado se han visto afectados 1,14 millones de puestos de trabajo en la industria automotriz, aunque ese número únicamente tiene en cuenta empleos directos por parte de los fabricantes. El impacto del cierre de plantas si se tienen en cuenta los puestos de trabajo indirectos y la industria auxiliar es «claramente» mucho mayor.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.