Precios de coches nuevos

A partir de 2022… si superas la velocidad máxima de la carretera, el pedal del acelerador de los coches nuevos comenzará a vibrar

Subscribirse
En 2022 esta funcionalidad podrá ser de serie.
En 2022 esta funcionalidad podrá ser de serie.

Si te compras un coche nuevo a partir de 2022 es más que probable que lleve nuevas medidas de seguridad incorporadas de serie. Y de todas ellas la que más nos ha sorprendido es la introducción de un sistema que emite vibraciones al pedal cada vez que se supere la velocidad máxima de la carretera.

La explicación de este nuevo equipamiento viene determinada porque mañana martes 16 de abril el Parlamento Europeo aprobará un conjunto de medidas encaminadas a incrementar la seguridad de los vehículos.

Se trata de la introducción de nuevos equipamientos en materia de seguridad que se convertirá en equipamiento obligatorio en 36 meses, es decir de aquí a tres años, en todos los vehículos nuevos.

Y de todos los sistemas mencionados, hay algunos que ya incorporan muchos modelos. Sin embargo, hay otros que nos resultan más novedosos y por ello nos han llamado la atención.

Uno de ellos es, por ejemplo, un control de velocidad inteligente. ¿Y en qué consiste?, te preguntarás. Pues bien, la idea de este dispositivo es que el vehículo no pueda circular más rápido que la velocidad máxima de la vía.

Para ello los coches ya disponen de multitud de cámaras y sensores que continuamente leen las señales de tráfico y en especial la que mide los límites de velocidad. A ello se suman las marcas viajes y la cartografía de los navegadores, que también cuentan con las señales con límites de velocidad.

Sin embargo, y aquí viene la novedad, lo que pretende la Unión Europea es impedir que el usuario pueda con sus vehículos superar estos límites de velocidad en carretera. Y si el conductor continúa pretendiendo superar los límites, será cuando entonces el coche comience a alertar al mismo de que no puede exceder la velocidad máxima.

Y estas alertas, según indica el texto publicado por el Parlamento, consistirán en una “retroalimentación háptica del pedal del acelerador”. Esto significa en otras palabras que el pedal del acelerador vibre si se supera la velocidad máxima.

Esta medida, además, no será la única que pretende aprobar el Parlamento Europeo. En concreto, la alta institución del Viejo Continente aprobará otras tantas medidas con la intención de reducir la siniestralidad de los vehículos a motor.

Estas otras medidas son:

Caja negra en los coches que registraría elementos como la velocidad, los sistemas de seguridad que pudiera ser analizada tras un accidente.

• Bloqueo del vehículo si el conductor da positivo en alcohol.

Alerta al conductor en caso de somnolencia que se activaría si el grado de atención del conductor disminuye o es insuficiente.

Reconocimiento avanzado de distracciones que evalúan el nivel de atención visual del conductor.

• Sistema de detección de marcha atrás mediante cámaras que ayude a evitar colisiones con personas y objetos.

Señal de parada de emergencia con luces que parpadeen rápidamente si el conductor del vehículo frena rápidamente.

Sistemas de frenado de emergencia para vehículos en movimiento y posteriormente peatones.

• Sistema de mantenimiento en el carril.

De todas las medidas, además de las vibraciones en el pedal del acelerador, también nos ha llamado la atención la caja negra que registre todos los elementos en caso de accidente e incluso el bloqueo del vehículo en el caso del que el conductor de positivo en alcohol.

Otros, por el contrario, como el mantenimiento de carril o el sistema de frenado que evita colisiones son ya de serie en un buen número de modelos.

Asimismo, desde el Parlamento Europeo señalan que muchos estos sistemas se podrán desconectar de forma temporal en el vehículo (siempre y cuando se realice una compleja relación de acciones), aunque cuando se apague y se vuelva a conectar volverán a estar activadas por defecto.

Reducir la siniestralidad

El motivo de estas nuevas medidas es porque la Unión Europea se está tomando muy en serio su propuesta de reducir a la mitad el número de lesiones graves y muertes en accidentes de carretera entre los años 2020 y 2030.

Además, el objetivo final es que en 2050 el número de muertes en carretera sea de 0. Por ello, el Parlamento Europeo aprobará mañana martes estas nuevos equipamientos obligatorios para todos los vehículos que se vendan a partir del año 2022.

Conviene recordar en este sentido que en 2017, un total de 25.300 personas murieron en las carreteras en la Unión Europea (1.830 de ellas en España) y se estima que cerca de 135.000 resultaron heridas de gravedad. De ellas, el 55% ocurrió en carreteras secundarias, el 37% en áreas urbanas y sólo el 8% en autopistas.

Esto supone un promedio de 49 muertes por millón de habitantes, una cifra que es muy elevada pero que aun así representa que las carreteras europeas son las más seguras del mundo, ya que la media de todo el mundo es de 174 muertes por millón de habitantes.

Sin embargo, desde la comisión señalan que el aumento del volumen del tráfico, especialmente en ciclistas y peatones, una población que envejece y el aumento de las distracciones del conductor como el uso de dispositivos electrónicos mientras se conduce puede hacer crecer el número de accidentes de tráfico. De ahí la llegada de nuevas medidas.

Estas medidas, además, deberán afectar a todos los vehículos, ya sea turismos o para el traslado de mercancías.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.