Precios de coches nuevos

Comienza en España el juicio por el Caso Volkswagen: 7.500 personas demandan 3.000 euros por coche

Subscribirse
Las ventas de Volkswagen eléctricos puede llegar a triplicarse este año, según su directora general.
Las ventas de Volkswagen eléctricos puede llegar a triplicarse este año, según su directora general.

El juzgado de lo Mercantil nº1 de Madrid celebra este lunes la vista oral en relación con la demanda colectiva que representa a más de 7.500 personas por el caso del software instalado en vehículos diésel de Volkswagen, conocido como ‘dieselgate’, que alteraba las emisiones cuando estaban siendo objeto de pruebas de laboratorio.

Según informa la organización de defensa de los consumidores, esta acción judicial se inició en junio de 2017 después de que fracasase la conciliación.

OCU reclama más de 22 millones de euros en indemnizaciones en concepto de daños y perjuicios, lo que supone cerca de 3.000 euros por persona afectada.

La asociación afirma que los usuarios afectados tienen derecho a ser indemnizados por el perjuicio sufrido, «en condiciones similares a los consumidores americanos y australianos», donde la empresa ha llegado a acuerdos.

«La situación es totalmente distinta en Europa, que, ante la pasividad de distintas administraciones, ha obligado a organizaciones de consumidores de toda Europa a acudir a los tribunales para que exigir la indemnización a la que tienen derecho los afectados», explican desde la OCU.

Volkswagen acepta pagar en Alemania

Este inicio del juicio en España sucede poco después de que el grupo automovilístico alemán Volkswagen haya ofrecido pagar 830 millones de euros para poner fin a la demanda colectiva en Alemania en relación con el caso del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel cuando estaban siendo objeto de pruebas de laboratorio.

Desde la empresa indicaron que inicialmente se había alcanzado un acuerdo con la Federación de Organizaciones de Consumidores Alemanes (VZBV) para el pago de estos 830 millones para cerrar la vía judicial, aunque indicaron que este no se ha cerrado finalmente por las altas pretensiones económicas de los abogados de VZBV.

«Esta solución justa para los clientes solo fracasó porque los abogados de VZBV insistieron hasta el final en un pago de 50 millones de euros por el acuerdo», explicó la compañía automovilística en una declaración.

Volkswagen resaltó que los asesores legales de la organización no han aportado pruebas «suficientemente concretas» que justifiquen los servicios ofrecidos por los cuales la compañía tendría que abonar dichos 50 millones de euros.

La empresa con sede en Wolfsburg (Alemania) explicó que los abogados de VZBV rechazaron que se llevara a cabo un «examen legal independiente» en relación con sus exigencias económicas, por lo que el grupo automovilístico calificó de «imposible» que se haga dicho pago sin que haya pruebas suficientemente concretas.

«Hemos trabajado hasta el final en una solución conjunta en interés de los clientes. Lamentamos que la implementación conjunta de este acuerdo alcanzado con la VZBV haya fracasado a causa de las demandas irrazonables por parte de los abogados de VZBV», aseguró la compañía.

VZBV lidera la demanda colectiva contra Volkswagen, a la que se han unido unas 444.000 personas que reclaman daños y perjuicios en relación con el caso del software que detectaba que el coche estaba siendo objeto de pruebas en un laboratorio y reducía las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.