Precios de coches nuevos

Coches de diferentes tamaños y plataformas en una sola línea de montaje… Así son las fábricas del futuro de Mercedes

Subscribirse
En la nueva fábrica se pueden construir diferentes modelos, desde un compacto hasta una berlina deportiva de tracción trasera.
En la nueva fábrica se pueden construir diferentes modelos, desde un compacto hasta una berlina deportiva de tracción trasera.

Mercedes acaba de iniciar la construcción de una nueva planta en Hungría que se caracterizará por ser una fábrica completamente innovadora, capaz de ensamblar modelos muy diferentes y con plataformas distintas.

Se trata de una factoría instalada en Kecskemét, Hungría, a unos 90 kilómetros al sur de Budapest. Es, además, la segunda fábrica que Mercedes instala en Hungría, puesto que desde 2012 cuenta con una planta con 4.000 empleados, también en la ciudad de Kecskemét.

Desde entonces, la planta de Kecskemét ha desarrollado el Clase B en 2012, el CLA en 2013 y el CLA Shooting Brake en 2015. Y ahora, según los responsables de Mercedes también se sumará el nuevo Clase A.

Para esta nueva planta de Mercedes en Kecskemét la firma alemana ha realizado una nueva inversión de 1.000 millones de euros y estima que podrá emplear a 2.500 personas nuevas.

Asimismo, esta nueva planta Full-Flex tiene un área de construcción de 382.000 metros cuadrados, es decir que ocupa casi como 54 campos de fútbol y para su desarrollo se utilizarán 17.000 toneladas de acero.

Se trata de una fábrica que Mercedes ha bautizado como Full-Flex. Podríamos decir que se trata de una fábrica inteligente puesto que en ella se pueden construir diferentes modelos, desde un compacto hasta una berlina deportiva de tracción trasera, además, de numerosos vehículos eléctricos. Y todo ello con la ventaja de que se puede hacer en una sola línea de montaje, algo que hasta ahora era prácticamente imposible.

Esta nueva planta de Mercedes se suma a la ya presentada en febrero en Sindelfingen, al sur de Stuttgart y que ha sido conocida como Factory 56.

Se trata de una fábrica digital puesto que según Mercedes todo el proceso está completamente conectado (infraestructuras, calidades, materiales) y lo mismo ocurre con los empleados (por medio de dispositivos portátiles, relojes inteligentes, tabletas…) Además, esta planta está conectada con otras producciones en la red de producción global.

Asimismo, también estas plantas se añaden a la de Hambach, fábrica francesa donde Mercedes ya ha señalado que construirá el compacto de la gama de eléctricos EQ. De hecho, este último anuncio fue realizado por el propio Dieter Zetsche, el presidente del grupo Daimler, con el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, en París (Francia) hace sólo unos días.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.