Dicen que el ‘coche volador’ ya está a la venta… Pero, ¿es un mito o una realidad?

Subscribirse
Este 'vehículo' puede volar y circular por carretera.
Este ‘vehículo’ puede volar y circular por carretera.

Hace unos días, en concreto, el pasado martes, presentaban en España el coche volador. En concreto, la puesta de largo de este ‘artilugio’ se realizaba en un concesionario de Marbella (se nota dónde hay dinero), en la provincia de Málaga.

El modelo en cuestión era el Pal-V, una especie de híbrido entre avión y helicóptero, que en términos más especializados se conoce como giroplano o girodino. Además, este modelo en particular tiene el valor añadido de que puede circular por carretera. De ahí que, muchos ya lo hayan bautizado como un coche volador.

Es una especie de híbrido entre avión y helicóptero, que en términos más especializados se conoce como giroplano o girodino.

Es una especie de híbrido entre avión y helicóptero, que en términos más especializados se conoce como giroplano o girodino.

Sin embargo, desde aquí, ya te podemos anticipar que, más bien, de coche tiene poco. Es cierto que puede utilizarse en carretera (o al menos eso es lo que pretenden sus creadores) sin embargo para conducirlo (o más bien pilotarlo) se necesita una licencia aeronáutica y para que despegue y aterrice es necesario un aeródromo. Por lo tanto, salvo que tiene ruedas (tres) y un volante, de coche, más bien, tiene poco.

Con un precio de 499.000 euros

Es cierto que, como decíamos anteriormente, su presentación se han realizado en España. En concreto, ha sido en el concesionario ‘Super Garage’ en Marbella. Al parecer la compañía creadora del Pal-V ha elegido este distribuidor porque ‘Super Garage’ es un concesionario que se dedica a la compra y venta de, como dice su nombre, ‘super coches’. Ferrari, Lamborghini, Bentley… son algunas de las marcas que comercializa este concesionarios para ricos.

Además, este modelo en particular tiene el valor añadido de que puede circular por carretera.

Además, este modelo en particular tiene el valor añadido de que puede circular por carretera.

Y como en Marbella hay bastantes –nos referimos a los ricos- por este motivo es más que probable que Pal-V haya querido mostrar su primer modelo volador en esta zona de Andalucía. Entre otras cosas porque el Pal-V viene a tener un precio de unos 499.000 euros, según afirma la compañía.

“Es cierto que es mucho dinero pero pensamos que no es tanto si tenemos en cuenta que puede volar”, señala Marco Van den Bosch, el director de Marketing y Ventas de Pal-V. “Además, sólo hemos fabricado 90 unidades como esta que hoy mostramos en este concesionario”, afirma este directivo en declaraciones a La Sexta Noticias.

En plegar y desplegar las hélices tarda entre 5 y 10 minutos.

En plegar y desplegar las hélices tarda entre 5 y 10 minutos.

Asimismo, para facilitar el acceso a este peculiar modelo, desde la compañía afirman que habrá una versión más accesible por un precio inicial que rondará los 320.000 euros.

Llega en más de un año

Según Víctor López, director general del concesionario, al parecer ya se han acercado “seis o siete personas y uno de ellos ya quería pagarlo”, afirma a La Sexta Noticias. Sin embargo, aunque existan personas con esa cantidad de dinero para pagar un coche de estas características, no será hasta 2019 o incluso 2020 cuando puedan recibirlo y disfrutarlo.

Entre otras cosas porque –aunque la compañía afirme que han fabricado 90 unidades- al parecer todavía no están homologadas. O al menos eso es lo que afirman desde Pal-V. Según ellos, se trata de un vehículo complejo que puede ‘circular’ por el aire y también por tierra, de ahí que necesite cumplir numerosas homologaciones y de diferentes países. Y en esta fase es donde está ahora Pal-V. Es decir, demostrando a todas las partes implicadas que es un vehículo seguro.

¿Cómo se convierte de coche a ‘coche volador’?

Aquí es donde muchos de sus detractores podrán criticar fuertemente a este modelo. Entre otras cosas porque cambiar de ‘vehículo volador’ a ‘coche’ no es algo inmediato, ni que al parecer se pueda hacer en movimiento. Nada de eso. De hecho, se tardan entre cinco y diez minutos en cambiar la configuración del vehículo.

También tiene volante como si fuera un coche.

También tiene volante como si fuera un coche.

Además, las desventajas no terminan ahí. Aunque muchos lo hayan calificado como ‘coche volador’, en realidad no puede aterrizar ni despegar en las carreteras. Este vehículo sólo puede despegar en aeródromos y con pista de aterrizaje y despegue, ya que –a diferencia de un helicóptero- no puede realizar despegues verticales. Al menos, eso sí, desde la compañía señalan que necesita poco espacio para despegar (de 90 a 200 metros) y aterrizar (30 metros).

En este sentido desde Pal-V esperan que si este tipo de vehículos crece en volumen, cada vez sean más las pistas de aterrizaje y despegue construidas para así poder ser más eficaces.

Para volarlo se necesita un título de piloto.

Para volarlo se necesita un título de piloto.

A ello hay que sumar que, aunque se pueda conducir por carretera, en realidad se necesita un título de piloto para poder ‘volarlo’. Según la compañía es necesaria una licencia de giroplano que puede ser obtenida en un tiempo de ”entre 30 y 40 horas dependiendo del talento y la habilidad del piloto”.

Hasta 1.300 kilómetros de autonomía como ‘coche’

En cuanto a detalles técnicos, todavía no conocemos esta información de este nuevo modelo. Pero sí sabemos que para que sea utilizado en ‘modo vuelo’ son necesarios dos motores que ofrecen 200 CV, lo que le permite volar a una altitud de 3.500 metros y lograr una autonomía de vuelo de 500 kilómetros.

El precio es de 499.000 euros, aunque señalan que habrá una versión más accesible: 320.000 euros.

El precio es de 499.000 euros, aunque señalan que habrá una versión más accesible: 320.000 euros.

Por último, señalar que para conducción por asfalto necesita un único motor de 100 CV y logra una velocidad máxima de 100 km/h con una autonomía de 1.300 kilómetros.

En definitiva, el ‘coche’ volador ya está aquí. Al menos eso es lo que aseguran desde esta compañía de los Países Bajos. Ahora falta saber si finalmente podrán conseguir todas las licencias y regulaciones necesarias para que este artilugio finalmente pueda surcar los cielos y circular por las carreteras. ¿Será un éxito? El tiempo lo dirá.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.