Precios de coches nuevos

¿Sabías que un coche eléctrico tiene 100 millones de línea de código, mucho más que un caza F35?

Subscribirse
Un F35 frente al Seat el-born.
Un F35 frente al Seat el-born.

Los coches eléctricos están revolucionando la industria de la automoción. Y no lo decimos nosotros, sino compañías tan importantes como Seat, quién por medio de su presidente, Luca de Meo, ha dado a conocer muchísimos aspectos interesantes de la transformación que supone el coche eléctrico durante la celebración de la jornada ‘El Ágora de elEconomista’.

Así, por ejemplo, uno de los aspectos más llamativos de la proliferación de los eléctricos es el desarrollo de software que incorporan. En este sentido, Luca de Meo señala que un coche eléctrico “tiene unos 100 millones de línea de código” una cifra superior incluso a la que incorpora un “caza F35”, que tiene un precio aproximado superior a 1000 millones de euros.

Caza F 35.

Caza F 35.

Otro aspecto curioso de los coches eléctricos es que obligarán a los fabricantes a reconvertirse por completo. En este sentido, según De Meo la llegada del coche eléctrico y de la proliferación de la conducción autónoma es que se necesitará más personal especializado en todo aquello relacionado con el ‘software’, la inteligencia artificial o el big data que en la propia línea de producción montando los vehículos. En definitiva, que habrá más personal en las oficinas ‘picando código’ y tomando decisiones que personas montando piezas en las fábricas.

Seat El Born.

Seat El Born.

También Luca de Meo señaló, y en este sentido son varias las fuentes que ya lo han comentado, que la producción el coche eléctrico es “un reto porque necesita menos trabajo en mano de obra”. De ahí que según este directivo sea muy importante proteger el empleo en la producción que también hay que tener claro que “se producirán cambios”.

Al menos en este sentido, Luca de Meo abordó la responsabilidad que tienen los fabricantes de automóviles en este sentido, señalando que “tenemos que ayudar a nuestros empleados a reinventarse”.

En este sentido, de Meo recordó que sólo en formación Seat invirtió el pasado año 23 millones de euros, aproximadamente unos 1.500 euros por empleado; una cifra que a pesar de estar por encima de la media, De Meo la considera insuficiente y piensa que crecerá en los próximos años.

Asimismo, otro de los aspectos claves para De Meo es que los fabricantes tienen por delante el reto de la movilidad, puesto que según este directivo tienen que convertirse en proveedores de soluciones de movilidad.

Otro aspecto muy interesante en el encuentro mantenido con este directivo es la obligatoriedad de todos los fabricantes por ampliar su gama de eléctricos. Entre otras cosas si no quieren incurrir en cuantiosas multas por parte de la Unión Europea. Según De Meo para 2025, uno de cada cuatro coches que venda Seat tiene que ser un eléctrico, si quiere cumplir con el objetivo de reducir las emisiones un 15% respecto a los niveles de 2021.

En este sentido Seat afirma de aquí a 2021, el grupo español contará con seis modelos eléctricos e híbridos enchufables.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.