Precios de coches nuevos

¿Quiere Tesla acabar con los taxis en la próxima década? Elon Musk promete 27.000 euros a aquellos que compartan sus coches como ‘robotaxi’

Subscribirse
Tesla Model 3.
Tesla Model 3.

El mundo actual está girando muy deprisa. Demasiado pensarán algunos. Gran parte de las profesiones, oficios e incluso tradiciones están desapareciendo mucho más rápido de lo que pensamos por la imposición de la tecnología y la llegada de modelos de negocios completamente disruptivos.

Las compañías de telefonía, los medios de comunicación, las agencias de viajes… todos estos sectores están sufriendo o han sufrido una crisis brutal en su modelo de negocio con la democratización de internet, las redes sociales y la incorporación de un público cada vez más digital.

Y esta tendencia global de cambio, como no podía ser de otra manera, también está afectando al automóvil, al que le están ‘atacando’ por todos los frentes. Por ejemplo, con el motor de combustión tradicional, que ya está muy cuestionado y son muchos los políticos que incluso han puesto fecha de defunción a los motores de toda la vida, con el particular enfado de los fabricantes, algo que es lógico porque ese cambio no serán tan rápido como algunos pronostican.

A ello se suma que también está cambiando el modelo de negocio de la propiedad de un coche, con una tendencia derivada hacia el pago por uso. Y a ello añadimos la transformación de los puntos de venta, puesto que los usuarios ya no recurren a estos centros para informarse sino que ya llegan incluso a los concesionarios con el coche configurado y con una oferta en firme desde su móvil.

Y continuamos con la llegada del coche autónomo, una tecnología que prometen convertir en realidad para acabar con los accidentes en carretera y permitir personas que no pueden conducir (un invidente, por ejemplo) pueda desplazarse en un vehículo sin que el usuario intervenga en la conducción.

No obstante, con el anuncio de la conducción autónoma hemos sufrido diversos altibajos. Mientras que hace varios años, eran muchos los fabricantes que prometían que la conducción autónoma estaba a la vuelta de la esquina, el retraso a la hora de incorporar un ‘nivel 3’ por parte de Audi en su nuevo Audi A8 por ‘cuestiones legales ’(a día de hoy no hay ningún país donde legamente pueda estar funcionando un coche con nivel 3 de autonomía sobre un máximo de 5) supuso un jarro de agua fría.

Buena prueba de ello es que mientras que hace varios años todas las marcas señalaban que la conducción autónoma estaba a la vuelta de la esquina, ahora prácticamente ningún fabricante se atreve a señalar una fecha concreta para la introducción de este avance tecnológico…

Al menos, esto era así hasta que llegó Elon Musk, con Tesla. Hace sólo un par de días, el presidente ejecutivo de la compañía de vehículos eléctricos señalaba que los taxis sin conductores humanos estarán disponibles en algunos mercados a partir del próximo año 2020. «Para entonces tendremos más de un millón de taxis en las carreteras», señalaba Musk.

Y aunque este anuncio nos suene a demasiado futurista, Musk está convencido de poder cumplirlo (hay que reconocer, eso sí, que este dirigente no siempre ha cumplido todas sus promesas). Si los reglamentos legales se lo permiten, Musk quiere lanzar una aplicación mediante la cual todos los usuarios de un Tesla de última generación se puedan dar de alta en el servicio y hacer que su Tesla pase a formar parte de los ‘Robotaxi’ de Tesla.

Para ello bastará con una actualización del software, ya que las últimas novedades como el Tesla Model 3 ya incorporan cámaras interiores que graban lo que ocurre dentro del vehículo.

De esta manera, el coche cuando no está siendo utilizado por su propietario puede estar en movimiento y haciendo diferentes servicios y trayectos a otros usuarios de manera completamente autónoma. Además, el anuncio ha venido acompañado de una promesa de Elon Musk que afirmaba que los propietarios del vehículo podrán recibir dinero a cambio de prestar su coche para realizar estos servicios. Nada menos que 30.000 dólares (cerca de 27.000 euros al cambio actual) es lo que promete Musk que ingresarán aquellos usuarios que sumen sus Tesla a esta red de Robotaxi. Por su parte, Tesla también recibiría un porcentaje de dinero por cada servicio.

Además, en aquellos lugares donde no hubiera suficientes Tesla, la propia compañía señalaba que pondría a disposición de los usuarios los Model S, Model X y Model 3 que tuviera Tesla de su propiedad en esa localidad o región.

El propio Musk señalaba: «Estoy confiado para predecir que los robotaxis autónomos de Tesla llegarán el próximo año», señalaba el Día de la Autonomía de Tesla en Palo Alto, California, el pasado lunes. Es probable que no sea “en todas las jurisdicciones porque no tendremos aprobación regulatoria en todas partes, pero confío en que tendremos … aprobación reguladora en alguna parte el próximo año», afirmaba Musk.

Para llevar esto a cabo, Elon Musk ha señalado que están avanzando en el desarrollo del nuevo software basado en Inteligencia Artificial y en la recopilación de datos de cerca de 400.000 Tesla que actualmente están rodando por el mundo.

En este sentido, además, Tesla ha señalado que están desarrollando un software que es capaz de procesar 2.300 imágenes por segundo, lo que supone21 vences más que el procesador usaba Tesla con anterioridad.

Lo cierto es que con este anuncio Elon Musk parece haber iniciado una competición interna contra Waymo (Google) y Uber para ver quién consigue llevarse el gato al agua en materia de transporte de pasajeros sin conductor.

Disculpa, para poder comentar debes iniciar sesión.